Bruno Dey, ex guardia nazi.
Bruno Dey, ex guardia nazi.
AFP
Bruno Dey está acusado por complicidad en el asesinato de 5.000 personas durante el Holocausto.

Guardia de campo de concentración nazi: "Quiero olvidar"

Bruno Dey está acusado de complicidad en el asesinato de 5.000 personas en Stutthof. El jurado le preguntó si había hablado con sus hijos o nietos sobre su pasado y respondió que prefería no recordarlo.

AFP |
Published: 21.05.20 , 07:57
Bruno Dey, ex guardia de un campo de concentración nazi, declaró este miércoles que "quiere olvidar" los hechos por los cuales está siendo juzgado desde hace varios meses en Alemania
Según citó la agencia de noticias alemana DPA, el presidente del jurado le preguntó si alguna vez había hablado con sus hijos o nietos sobre su pasado como guardia del campo de Stutthof, y el hombre de 93 años respondió: "Quiero olvidar, no quiero continuar recordando el pasado."
Bruno Dey está acusado por complicidad en el asesinato de 5.000 personas durante el Holocausto. Bruno Dey está acusado por complicidad en el asesinato de 5.000 personas durante el Holocausto.
Bruno Dey está acusado por complicidad en el asesinato de 5.000 personas durante el Holocausto.
(AFP)
El acusado está siendo procesado por complicidad en el asesinato de más de 5.000 detenidos en ese campo situado a unos 40 km de la ciudad de Gdansk, actualmente Polonia. "No me siento para nada culpable por lo que sucedió en aquella época", afirmó, "no hice otra cosa que ser guardia (...) Pero, estaba obligado a hacerlo, era una orden", argumentó.
Sus abogados afirman que Dey no se había enrolado voluntariamente a las SS antes de ser destacado al campo, entre agosto de 1944 y abril de 1945, y que fue enviado allí cuando tenía 17 años debido a que su salud no le permitía ser movilizado en el frente de combate.
Bruno Dey intenta ocultar su rostro durante las audiencias judiciales. Bruno Dey intenta ocultar su rostro durante las audiencias judiciales.
Bruno Dey intenta ocultar su rostro durante las audiencias judiciales.
(AFP)
En cambio, la acusación lo considera un engranaje esencial en la máquina de exterminio puesta en marcha por los nazis en el campos de exterminio, como parte de la "solución final" que asesinó a millones de judíos.
Unas 65.000 personas murieron en Stutthof, en su mayoría mujeres judías de los países Bálticos y Polonia. Dey se habría integrado al sistema de exterminio en junio de 1944, fecha que no coincide con las brindadas por sus abogados.
Comentarios 0