Seminario de Satmar cerrado.
Sinagoga de Nueva York, Estados Unidos.
Amir Bogen
Los fondos de la legislación de alivio de coronavirus del gobierno aparentemente no pudieron evitar una crisis financiera entre algunas organizaciones judías.

La ayuda gubernamental a 1.000 instituciones judías no logró evitar los despidos

Más de 1,000 organizaciones judías recibieron préstamos federales de alivio de coronavirus por una suma que se calcula entre 540 y 1.300 millones de dólares

JTA - Adaptado por Mark Mysler |
Published: 08.07.20 , 18:11
Los beneficiarios de los préstamos otorgados por el gobierno de Donald Trump incluyeron a varias organizaciones que despidieron empleados durante o inmediatamente después del período del préstamo, lo que sugiere que la legislación de ayuda no ha evitado una crisis financiera entre las organizaciones judías.
Las cifras fueron reveladas como parte de un volcado masivo de datos el lunes por la administración Trump, que inicialmente publicó detalles sobre sus préstamos para pequeñas empresas entre 150.000 y 10 millones de dólares. Los préstamos se otorgaron como parte del programa de protección de salarios, que proporcionó dinero para la nómina y otros gastos de un fondo de ayuda de 660 mil millones de dólares.
Un análisis de datos realizado en parte por el tecnólogo judío Russel Neiss proporcionó las cifras de grupos judíos que recibieron préstamos por encima de los 150.000 dólares. Los montos de los préstamos se otorgaron en rangos de dólares en lugar de montos exactos.
Los fondos de la legislación de alivio de coronavirus del gobierno aparentemente no pudieron evitar una crisis financiera entre algunas organizaciones judías. Los fondos de la legislación de alivio de coronavirus del gobierno aparentemente no pudieron evitar una crisis financiera entre algunas organizaciones judías.
Los fondos de la legislación de alivio de coronavirus del gobierno aparentemente no pudieron evitar una crisis financiera entre algunas organizaciones judías.
(Getty Images)
Los grupos judíos se habían organizado rápidamente para solicitar los préstamos, con las Federaciones Judías de América del Norte, un organismo nacional de recaudación de fondos que brindaba orientación sobre el proceso de solicitud. La mitad de las organizaciones judías que presentaron la solicitud recibieron los préstamos, según la organización. Una fórmula determinó el tamaño de cada subvención.
El objetivo principal de los préstamos era evitar despidos en medio de la actual recesión económica al permitir que las empresas continúen pagando salarios. Las empresas que redujeron la nómina en más del 25% dentro de las ocho semanas posteriores a la recepción de los préstamos debían devolver al menos parte del dinero.
Al menos siete organizaciones judías recibieron préstamos entre 5 y 10 millones de dólares, según el análisis de Neiss. Todas menos una tienen su sede en el área metropolitana de Nueva York.
Entre los otros 1.100 grupos judíos que recibieron préstamos se encontraban cientos de sinagogas, escuelas, centros comunitarios y federaciones judías. Casi la mitad recibió préstamos por debajo de 350,000 dólares.
Varias organizaciones despidieron empleados a pesar de recibir los préstamos. La Federación Judía de América del Norte, aprobada para un préstamo de entre 2 y 5 millones de dólares el 14 de abril, despidió hasta 37 miembros del personal a principios de mayo, alrededor del 20% de su fuerza laboral.
El período de alivio terminó el 30 de junio. Con los efectos financieros de la pandemia extendiéndose en el futuro previsible, el Congreso parece estar preparándose para ofrecer una segunda ronda de préstamos a finales de este verano, probablemente con requisitos de elegibilidad más estrictos.
Comentarios 0