Captura de pantalla de expresiones antisemitas en las redes.
Captura de pantalla de expresiones antisemitas en las redes.
Ynet
Caricatura de empresarios judíos señalados como beneficiados por la crisis del coronavirus.

Coronavirus: una nueva excusa para el antisemitismo

El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí preparó un informe que recopila ataques en redes sociales contra Israel y los judíos. Teorías conspirativas, negación de la Shoá, amenazas y legislaciones permisivas.

Ynet - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 30.03.20 , 16:45
Un informe interno del Departamento de Antisemitismo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel revela un fuerte aumento de mensajes de odio en los que se acusa a los judíos de propagar el coronavirus en todo el mundo, o bien de beneficiarse de él.
El documento describe teorías conspirativas, que acusan tanto a Israel como al mundo judío de favorecerse con la propagación del virus para disminuir la población mundial y ganar dinero con el desarrollo de vacunas. La mayoría de las publicaciones se detectaron en Estados Unidos, Francia y Alemania, sitios con comunidades judías grandes que ya eran víctimas de antisemitismo antes de la pandemia, así como también en países árabes y musulmanes.
Entre ilustraciones y caricaturas difundidos en redes sociales, en los que en algunos casos de denomina al coronavirus como el “virus judío”, el contenido de los mensajes es diverso. Muchos internautas acusan a Israel de poseer una vacuna y aprovechar la necesidad de todo el planeta para amasar fortunas a costa de vidas humanas.
Caricatura de empresarios judíos señalados como beneficiados por la crisis del coronavirus. Caricatura de empresarios judíos señalados como beneficiados por la crisis del coronavirus.
Caricatura de empresarios judíos señalados como beneficiados por la crisis del coronavirus.
(Ynet)
También se difundió una teoría que vincula al coronavirus con la negación de la Shoá: a través de un cálculo sobre la cantidad de personas que murieron y los cadáveres que se incineraron en China, se manipula información para argumentar que la cifra de víctimas del Holocausto es falsa ya que los chinos en plena modernidad no pudieron quemar la misma cantidad de cuerpos que el nazismo en la década del 40.
El Ministerio de Relaciones Exteriores monitorea con preocupación estas publicaciones e instruye a sus representantes en todo el mundo para que los diferentes gobiernos respondan ante esta situación con una legislación más dura, que permita eliminar estas publicaciones de redes sociales y bloquee a los distribuidores de estos mensajes.
Un usuario de Twitter que acusa a los judíos de propagar el coronavirus de manera deliberada. Un usuario de Twitter que acusa a los judíos de propagar el coronavirus de manera deliberada.
Un usuario de Twitter que acusa a los judíos de propagar el coronavirus de manera deliberada.
(Ynet)
Ran Jacoby, director del Departamento de Antisemitismo del ministerio, aseguró que también se iniciaron contactos con Facebook, Twitter y otras redes sociales muy difundidas a nivel global. En algunos casos recibió promesas de revisar las quejas del gobierno israelí, pero otras empresas sostienen que la sobrecarga de tarea por el coronavirus les impide realizar un monitoreo eficiente.
“Nos preocupa un posible brote de antisemitismo cuando pase la crisis del coronavirus"
Además existen redes sociales clandestinas, populares entre sectores supremacistas blancos y neonazis, a las que resulta imposible contactar para denunciar estas situaciones. En uno de estos sitios se detectó a un joven estadounidense de 23 años que fue detenido en Nueva Jersey tras amenazar abiertamente con atacar a personas judías por distribuir el coronavirus.
“Nos preocupa un posible brote de antisemitismo cuando pase la crisis del coronavirus. Hay personas que recolectan información sobre grandes empresarios judíos de Estados Unidos y Europa, con el objetivo de culpar a los judíos en caso de una crisis económica”, agregó Jacoby.

Comentarios 0