El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett.
El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett.
GPO
Integrantes de Mujeres del Muro se reúnen alrededor de un rollo de la Torá que el grupo entró oculto para sus oraciones.

El gobierno israelí daría marcha atrás con la oración igualitaria en el Muro de los Lamentos

Análisis. Bennett había señalado que seguiría adelante con el sitio de oración igualitaria, pero las fricciones internas dentro del gabinete han vuelto a paralizar el proyecto.

Associated Press |
Published: 04.01.22, 11:58
Cuando el nuevo gobierno de Israel asumió el cargo en junio pasado, indicó que seguiría adelante con un sitio de oración igualitario en el Muro Occidental de Jerusalén, un lugar sagrado sensible que ha surgido como punto de fricción entre los judíos sobre cómo llevar a cabo la oración en ese lugar.
Pero el plan se enfrenta a los límites del frágil gobierno de Israel, que lucha por avanzar en el tema pese a sus propias divisiones internas. La inacción ha decepcionado tanto a los grupos israelíes que promueven el pluralismo religioso como a sus aliados judíos estadounidenses, que ven el tema como una importante prueba de reconocimiento por parte del gobierno israelí.
4 צפייה בגלריה
Integrantes de Mujeres del Muro se reúnen alrededor de un rollo de la Torá que el grupo entró oculto para sus oraciones.
Integrantes de Mujeres del Muro se reúnen alrededor de un rollo de la Torá que el grupo entró oculto para sus oraciones.
Integrantes de Mujeres del Muro se reúnen alrededor de un rollo de la Torá que el grupo entró oculto para sus oraciones.
( AP )
“Cualquiera puede derrocar al gobierno si estornuda en la dirección equivocada”, señaló Anat Hoffman, presidenta de Mujeres del Muro, un grupo que aboga por la oración pluralista en el lugar sagrado. "Son muy cautelosos con la temperatura de las papas calientes que se encuentran en su camino y el Muro es una papa caliente especial", añadió.
El Muro de los Lamentos es considerado el sitio más sagrado donde los judíos pueden rezar. Bajo una gestión ultraortodoxa, el muro está actualmente separado entre las secciones de oración de hombres y mujeres.
Bajo las corrientes conservadoras y reformistas más liberales del judaísmo, las mujeres y los hombres rezan juntos y las mujeres pueden leer la Torá, que el judaísmo ortodoxo prohíbe. Esas corrientes son una minoría en Israel, pero constituyen la mayoría de los judíos estadounidenses. La negativa de Israel a reconocer estas corrientes liberales ha sido durante mucho tiempo un punto de tensión con los judíos estadounidenses.
Bajo las corrientes conservadoras y reformistas más liberales del judaísmo, las mujeres y los hombres rezan juntos y las mujeres pueden leer la Torá, que el judaísmo ortodoxo prohíbe
Después de años de negociaciones, Israel aprobó un plan en 2016 para reconocer oficialmente un área especial de oración en el Muro de los Lamentos. El plan prometía expandir un sitio de oración igualitario y hacerlo más acogedor para la oración y los eventos religiosos llevados a cabo por judíos que no siguen las tradiciones ortodoxas.
El acuerdo fue recibido con beneplácito por los líderes judíos estadounidenses y visto como un avance significativo en la promoción del pluralismo religioso en Israel, donde las autoridades ultraortodoxas gobiernan casi todas las facetas de la vida judía. Pero el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu nunca implementó el plan debido a las objeciones de poderosos aliados ultraortodoxos que inicialmente lo respaldaron.
4 צפייה בגלריה
Mujeres del Muro participan en las oraciones de Rosh Hodesh en el Muro de los Lamentos.
Mujeres del Muro participan en las oraciones de Rosh Hodesh en el Muro de los Lamentos.
Mujeres del Muro participan en las oraciones de Rosh Hodesh en el Muro de los Lamentos.
(AP)
Dejó de lado el plan al año siguiente, lo que provocó tensiones en las relaciones con los líderes judíos estadounidenses que continuaron hasta que dejó el cargo el año pasado.
Los judíos estadounidenses han lamentado durante mucho tiempo que Israel debería aceptar tanto sus prácticas religiosas como su apoyo financiero y político.
El nuevo gobierno, encabezado por el primer ministro Naftali Bennett, hijo de inmigrantes estadounidenses, trajo esperanzas de que el plan pueda revivirse.
Como ministro de Asuntos de la Diáspora de Israel en ese momento, Bennett votó a favor del plan cuando se presentó inicialmente y expresó repetidamente la importancia que le daba a la relación con la comunidad judía de Estados Unidos. El hecho de que su coalición excluya a los partidos ultraortodoxos solo aumentó la sensación de que había llegado el momento de que el plan avanzara.
4 צפייה בגלריה
El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett.
El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett.
El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett.
(GPO)
Bajo el liderazgo de Bennett, han aumentado los contactos entre los líderes judíos liberales estadounidenses y los funcionarios del gobierno israelí. El propio Bennett se reunió con los líderes en lo que se percibió como un paso importante en la reparación de los lazos.
Pero Bennett encabeza una coalición difícil de manejar de partidos de todo el espectro político que se unieron detrás del objetivo de derrocar a Netanyahu y muy poco más. Si bien el plan del Muro de las Lamentaciones figura en los acuerdos que unieron a la coalición, sus líderes generalmente han optado por eludir los temas divisivos que podrían sacudir su estabilidad.
Bajo el liderazgo de Bennett, han aumentado los contactos entre los líderes judíos liberales estadounidenses y los funcionarios del gobierno israelí
“Debemos tener cuidado. La estructura de este gobierno es compleja ", dijo a The Associated Press el ministro de Asuntos de la Diáspora, Nachman Shai. Agregó que Bennett había decidido retrasar el plan por ahora. "Mi apuesta es que sucederá al final, pero no sucederá ni mañana ni al día siguiente", añadió.
La oficina de Bennett no respondió a una solicitud de comentarios de parte de AP. En un comunicado, el rabino del Muro de los Lamentos, Shmuel Rabinowitz, no reveló su posición sobre el acuerdo, pero dijo que el sitio "no es el lugar para participar en luchas políticas".
Las tensiones en el Muro continúan aumentando. El lunes, decenas de mujeres llegaron a orar con gorros y chales de oración, artículos reservados para los hombres bajo el judaísmo ortodoxo. En lo que se ha convertido en un ritual mensual, fueron recibidas por mujeres jóvenes que gritaban en un intento de ahogar sus oraciones.
4 צפייה בגלריה
Judíos ultraortodoxos observan cómo una integrante de Mujeres del Muro lleva un rollo de la Torá.
Judíos ultraortodoxos observan cómo una integrante de Mujeres del Muro lleva un rollo de la Torá.
Judíos ultraortodoxos observan cómo una integrante de Mujeres del Muro lleva un rollo de la Torá.
(AP)
En noviembre, miles de judíos ultraortodoxos se reunieron para protestar contra las Mujeres del Muro. Atendieron un llamado de los líderes ultraortodoxos para que no "profanaran" el sitio. Netanyahu, ahora en la oposición con sus aliados ultraortodoxos, retuiteó una de esas llamadas.
Los rabinos ultraortodoxos gobiernan estrictamente las prácticas judías en Israel, como bodas, divorcios y entierros. El establecimiento religioso ultraortodoxo se ve a sí mismo como responsable de mantener las tradiciones a través de siglos de persecución y asimilación, y se resiste a cualquier avance de los liberales que a menudo considera judíos de segunda clase que ordenan a mujeres y homosexuales y son demasiado inclusivos con los conversos y los matrimonios interreligiosos. .
El gobierno de Bennett está tomando medidas para aliviar el control ultraortodoxo. Ha aprobado una reforma en las certificaciones kosher para restaurantes y está intentando permitir conversiones al judaísmo fuera del rabinato ultraortodoxo.
Las corrientes liberales han logrado avances en Israel en los últimos años, y han establecido sinagogas, movimientos juveniles, escuelas y jardines de infantes. Un exlíder del movimiento de reforma liberal en Israel es ahora un legislador y la mayoría secular de Israel se ha vuelto más tolerante.
Las corrientes liberales han logrado avances en Israel en los últimos años, ya han establecido sinagogas, movimientos juveniles, escuelas y jardines de infantes.
Pero las autoridades en general han tendido a considerarlos como una rama algo extraña importada de América del Norte que no encaja con la forma en que la religión se practica típicamente en Israel. Eso ayuda a explicar por qué el acuerdo del Muro de los Lamentos es tan importante para ellos.
Rick Jacobs, presidente de la Unión para la Reforma del Judaísmo, opinó que, si se implementa, el acuerdo abriría la puerta a otros pasos hacia el pluralismo religioso en Israel.
"Este es un tema que no cambiará todo, pero cambiará y cambiará simbólicamente las cosas hacia un mayor respeto o legitimidad", expresó. "Espero que este gobierno encuentre la voluntad política para hacerlo".
Comentarios 0