El gran rabino de Polonia, Michael Schudrich, reza en el Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia en el Museo Yad Vashem en Jerusalem en abril.
El gran rabino de Polonia, Michael Schudrich, en el Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia del Museo Yad Vashem de Jerusalem.
AP
Un nacionalista polaco sostiene un cartel que dice "Exigimos la verdad sobre Jedwabne".

Nacionalistas polacos interrumpieron un acto en homenaje a víctimas judías de pogroms

Decenas de manifestantes nacionalistas llegaron hasta el lugar donde se realizaba el sábado una ceremonia en recuerdo de la masacre de Jedwabne, una pequeña ciudad de Polonia donde fueron asesinados 300 judíos en 1941.

JTA - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 15.07.21, 12:27
Decenas de manifestantes nacionalistas interrumpieron una ceremonia de conmemoración a las víctimas judías del pogrom de 1941 en la ciudad de Jedwabne, en Polonia, en un hecho que pone de manifiesto el tenso debate que se da en el país europeo sobre la responsabilidad por las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial.
Los nacionalistas llegaron al lugar con banderas y carteles y se manifestaron en el lugar donde rezaban las personas en conmemoración del pogrom el último sábado, en el aniversario del trágico episodio. Un grupo aún mayor, entre los que estaba presente el rabino principal de Polonia, se reunió el domingo para recordar a las víctimas.
2 צפייה בגלריה
Un nacionalista polaco sostiene un cartel que dice "Exigimos la verdad sobre Jedwabne".
Un nacionalista polaco sostiene un cartel que dice "Exigimos la verdad sobre Jedwabne".
Un nacionalista polaco sostiene un cartel que dice "Exigimos la verdad sobre Jedwabne".
(Krzysztof Bielawski)
El pogrom de Jedwabne incluyó la masacre de 300 judíos que habitaban en la pequeña ciudad
El gran rabino de Polonia, Michael Schudrich, sostuvo en diálogo con la Agencia Telegráfica Judía (JTA, por sus siglas en inglés) que algunos nacionalistas también se hicieron presentes el domingo, pero con una asistencia mucho menor.
“Fue un pequeño grupo de cinco o seis personas que no hicieron nada para interferir con la ceremonia”, señaló. Sin embargo, el rabino remarcó que el hecho se da en el marco de un “tema muy serio”, que involucra la postura del gobierno polaco sobre la memoria del Holocausto.
El pogrom de Jedwabne incluyó la masacre de 300 judíos que habitaban en la pequeña ciudad. El hecho no había sido investigado en profundidad hasta la publicación en 2001 de "Vecinos: la destrucción de la comunidad judía en Jedwabne, Polonia", del historiador polaco-estadounidense Jan Tomasz Gross.
2 צפייה בגלריה
El gran rabino polaco Michael Schudrich, de corbata azul, habla junto a los clérigos católicos en la ceremonia de conmemoración de Jedwabne.
El gran rabino polaco Michael Schudrich, de corbata azul, habla junto a los clérigos católicos en la ceremonia de conmemoración de Jedwabne.
El gran rabino polaco Michael Schudrich, de corbata azul, habla junto a los clérigos católicos en la ceremonia de conmemoración de Jedwabne.
(Krzysztof Bielawski)
“Este gran cementerio es testigo no solo de la cantidad de judíos que vivían en Jedwabne, sino del tiempo que vivieron aquí. Cientos de años”
Michael Schudrich, gran rabino de Polonia
Gross sostiene en su investigación que la masacre fue llevada a cabo por civiles polacos, no por fuerzas nazis. El libro provocó un intenso debate sobre la complicidad polaca en el Holocausto que aún continúa.
Algunos de los nacionalistas que se manifestaron atacaban en sus carteles la figura del historiador. Al frente de la protesta se encontraba Robert Bąkiewicz, que organiza cada año en noviembre una marcha nacionalista por Varsovia.
Las organizaciones vinculadas a Bąkiewicz recibieron este año fondos por 800.000 dólares del Instituto Nacional del Patrimonio del Pensamiento de Polonia, una entidad que depende del Ministerio de Cultura del gobierno.
El instituto también subvencionó la producción de una película sobre el pogrom cuyo propósito es demostrar que los alemanes son los principales responsables por la masacre.
Antes de su oración de conmemoración del domingo, el rabino Schudrich expresó: “Este gran cementerio es testigo no solo de la cantidad de judíos que vivían en Jedwabne, sino del tiempo que vivieron aquí. Cientos de años”.
Comentarios 0