Personal de salud en el Aeropuerto Ben-Gurion.
Personal de salud en el aeropuerto Ben Gurion.
Reuters
El viernes pasado ciudadanos sudafricanos quedaron varados en aeropuertos de todo el mundo.

El enojo de la comunidad judía sudafricana con Israel

Cinco judíos viajaron a consolar a la familia de un inmigrante sudafricano asesinado en un atentado, pero les impidieron ingresar al país por cuestiones sanitarias. Denuncian malos tratos y que los forzaron a profanar el Shabat. Un rabino pide una “Ley de Ingreso” para todos los judíos del mundo.

Alexandra Lukash - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 01.12.21, 17:06
Miembros de la comunidad judía de Sudáfrica viajaron a Israel para acompañar a familiares de Eliahu Kaye, asesinado el 21 de noviembre en un atentado terrorista en Jerusalem, pero no pudieron ingresar al país debido a las nuevas restricciones para evitar la propagación de la variante Ómicron de coronavirus.
El viernes pasado cinco judíos sudafricanos fueron retenidos en el aeropuerto Ben Gurion, poco después de que el gobierno israelí definió a Sudáfrica como un “país rojo” desde el cual se impide el ingreso de extranjeros. Tras un período de espera, fueron obligados a tomar un vuelo hacia Dubai y forzados a profanar las tradiciones del Shabat ya que viajaron en las últimas horas del viernes, en contra de la ley religiosa.
2 צפייה בגלריה
Sudáfrica
Sudáfrica
El viernes pasado ciudadanos sudafricanos quedaron varados en aeropuertos de todo el mundo.
(Reuters)
“Nos trataron como si fuéramos delincuentes, cuando preguntamos qué pasaba nos dijeron que nos callemos. Les dije que no podía viajar en Shabat y me dijeron que si no subía al avión me iban a arrestar”, denunció Ilana Smith, amiga de Deborah Kaye, cuyo hijo murió en el reciente atentado en la Ciudad Vieja de Jerusalem. “No comí durante 24 horas y por primera vez en mi vida profané el Shabat, en Dubai al menos nos explicaron qué estaba pasando”, agregó.
El caso provocó un gran revuelo en la comunidad judía de Sudáfrica, considerada sionista y muy conectada con Israel. “El gobierno israelí nos cerró la puerta”, lamentó Zeev Warren Goldstein, Gran Rabino de la comunidad, quien exigió que todos los judíos del mundo puedan ingresar a Israel bajo las mismas condiciones que los ciudadanos israelíes. “Es un derecho ancestral de todos los judíos del planeta”, señaló en una entrevista con Ynet.
“El Estado de Israel no es solamente de sus ciudadanos, sino también del pueblo judío en la Diáspora. Si los expertos entendieron que los israelíes pueden ingresar si cumplen una serie de requisitos, como las pruebas de COVID-19 y el aislamiento, no hay razón para no permitírselo también a todos los judíos del mundo”, argumentó Goldstein. “Los fundadores del Estado entendieron el caracter judío del país y promulgaron la Ley del Retorno, y creo que ahora debería sancionarse una Ley de Ingreso”, agregó el rabino sobre la legislación israelí que fomenta la inmigración de judíos de todo el planeta.
2 צפייה בגלריה
Rabino Goldstein Sudáfrica
Rabino Goldstein Sudáfrica
Zeev Warren Goldstein, Gran Rabino de la comunidad judía de Sudáfrica.
(Ynet)
Respecto a la situación sanitaria derivada del hallazgo de la variante Ómicron, Goldstein contó que la comunidad judía sudafricana y el país en general viven días relativamente normales. “No estoy diciendo que no haya miedo, la era del coronavirus está llena de preocupaciones, pero en las sinagogas mantenemos la distancia social y el uso de mascarillas, las escuelas y los restaurantes continúan abiertos, y el presidente aclaró que no habrá nuevas restricciones porque entienden que la situación no varió demasiado”, relató.
“El sábado pasado vino mucha gente a la sinagoga. Y no soy médico ni especialista, pero lo que vemos es que las personas vacunadas contra el COVID-19 no están siendo hospitalizadas por infectarse con esta variante”, completó.

Comentarios 0