Safari Ramat Gan
Reapertura del safari de Ramat Gan.
Moti Kimji
El safari de Ramat Gan, un destino muy popular cerca de Tel Aviv.

El safari de Ramat Gan abrió después de cuatro meses

Cientos de israelíes acudieron al lugar. Desconcierto por el cierre prolongado de un espacio amplio y al aire libre. “Los animales también están contentos”, declaró un funcionario.

Itay Blumental - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 20.11.20 , 06:33
Después de cuatro meses sin actividad por una medida sanitaria para combatir la propagación del coronavirus, el popular safari de Ramat Gan reabrió sus puertas y cientos de israelíes visitaron el lugar en el primer día de habilitación.
“Durante este tiempo cuidamos a los animales, pero no pudimos cumplir con nuestra misión de traer visitantes para que los conozcan. Es importante para nosotros porque es la esencia del sitio, pero también desde lo financiero porque nuestros ingresos provienen de la venta de entradas”, contó Oren Ben Yosef, director ejecutivo del zoológico.
Safari Ramat GanSafari Ramat Gan
El safari de Ramat Gan, un destino muy popular cerca de Tel Aviv.
(Moti Kimji)
Al igual que algunos de los visitantes que dialogaron con Ynet, Ben Yosef cuestionó la norma que impidió la apertura del safari durante tanto tiempo, considerando que se trata de un espacio abierto y ámplio. “Los animales también lo sintieron, somos parte de lo que ellos están acostumbrados a ver”, dijo.
Meir, padre de dos hijos, en cuanto se enteró de la apertura del safari no dudó en pedir un día de descanso en su trabajo y se fue hasta Ramat Gan con su esposa y dos hijos. “Realmente extrañamos el lugar, no entendemos por qué se había cerrado si aquí hay distancia y es un lugar abierto”, cuestionó.
Su esposa, Ilanit, agregó que “este es el lugar más divertido del mundo para caminar con los niños” y que notó como la mayoría de los animales se acercaron a la ventana de su automóvil. “Ellos también estaban aburridos”, percibió.
Safari Ramat GanSafari Ramat Gan
"Los animales también lo sintieron, somos parte de lo que ellos están acostumbrados a ver”, afirmó el director del lugar.
(Moti Kimji)
Aunque a simple vista el lugar lució semivacío para Rani, quien viajó con su hijo desde Tayibe, “todavía muy pocas personas saben” que el sitio volvió a abrir sus puertas. “Veníamos aquí todos los viernes y esta es la primera vez después de mucho tiempo”, celebró.
Roi Barzilai, vicealcalde de Ramat Gan y presidente del safari, se declaró aliviado: “Finalmente abrimos y los animales también están contentos por ello”, dijo. “Espero que recibamos una compensación financiera como todas las empresas de la economía”, pidió.

Comentarios 0