Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género.
Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género.
AFP
Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género.

Alarma en Tel Aviv por el acosador que corta la luz

Un nuevo método aterra a las mujeres que viven en esa ciudad israelí. Una persona manipula desde afuera los paneles eléctricos y cuando la mujer sale a revisar aprovecha para entrar en la casa.

Ynet - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 23.12.20 , 15:55
Se advirtió a las residentes de Tel Aviv que estén en alerta máxima desde la aparición de un acosador que usa la técnica de cortar la energía en el apartamento de la víctima y esperar a que salga a revisar el panel eléctrico.
Channel 12 informó esta semana que las redes sociales han estado inundadas de mensajes de mujeres petrificadas sobre hombres que están usando la última técnica para "probar suerte". Aún no está claro si los incidentes son obra de un hombre en particular o de varias personas.
Una de las mujeres, Karina, habló de su experiencia de primera mano con el presunto perpetrador. La joven había regresado de una tienda local y se lanzó a la ducha cuando la electricidad en su apartamento se cortó repentinamente. Se envolvió en una toalla y se dirigió a la puerta principal. Cuando estaba a punto de abrir, miró por la mirilla, prevenida por comentarios de otras mujeres en las redes sociales.
Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género. Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género.
Mujeres israelíes en una protesta, este año, contra la violencia de género.
(AFP)
La mujer se horrorizó al ver a un hombre toqueteando el panel eléctrico. Escuchó un movimiento al otro lado de la puerta y se dio cuenta de que la mujer lo estaba mirando a través de la mirilla, lo que lo llevó a llamar frenéticamente a su puerta y preguntarle si estaba bien.
El hombre afirmó ser un vecino que se mudó recientemente al edificio. Se presentó como "Thomas" y tenía un claro acento americano, según el testimonio de la mujer.
"Tal vez me vio unos minutos antes saliendo de la tienda sola y luego decidió seguirme al interior del edificio, realmente estaba esperando la oportunidad de que yo abriera la puerta", dijo. "Le respondí que todo estaba bien y que se había cortado la luz en mi departamento en medio de la ducha, así que no tengo intención de abrirle la puerta", agregó.
"Parecía que había hecho esto varias veces antes porque sabía cómo manejar la situación, tenía sus excusas preparadas", añadió Karina, que presentó una denuncia ante la policía y luego publicó el comentario en un grupo de Facebook, llamado "Jaffa-Tel Aviviot", donde se vio inundada de respuestas de mujeres que habían tenido experiencias similares.
Comentarios 0