La pandemia golpea duramente la economía israelí.
La pandemia golpea duramente la economía israelí.
Shutterstock
Un quinto de los israelíes manifestaron que redujeron la cantidad de alimentos consumidos durante la semana pasada.

Encuesta: el 55% de los israelíes teme no llegar a fin de mes

La Oficina Central de Estadísticas de Israel reveló que se incrementaron las preocupaciones de la población durante la segunda ola de coronavirus. Un quinto de los encuestados manifestó que redujo la cantidad de alimentos consumidos durante la semana pasada. El estudio registró, además, una significativa caída de la confianza de los ciudadanos en el gobierno.

Roi Rubinstein - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 07.26.20 , 18:50
La Oficina Central de Estadísticas publicó una encuesta este mediodía (domingo) en la que se les preguntó a muchos israelíes sobre su estado de salud física y mental, como así también acerca de su situación económica durante el período de la segunda ola de coronavirus.
Naturalmente, las preocupaciones que surgen en torno a la crisis de salud física también están relacionadas con la salud mental y el bienestar económico de los israelíes, especialmente a la luz del cierre impuesto en la primera ola de coronavirus, y la preocupación sobre un posible nuevo cierre el futuro cercano.
Más de la mitad de los israelíes temen no poder cubrir sus gastos mensuales. Este es un aumento del 9% respecto de la encuesta anterior realizada en mayo. En la sociedad árabe, el 65% de los encuestados informó que temía no poder cerrar el mes, y entre la población de 65 años o más, el porcentaje se sitúa en el 39%.
Un quinto de los israelíes manifestaron que redujeron la cantidad de alimentos consumidos durante la semana pasada.Un quinto de los israelíes manifestaron que redujeron la cantidad de alimentos consumidos durante la semana pasada.
Un quinto de los israelíes manifestaron que redujeron la cantidad de alimentos consumidos durante la semana pasada.
(Doron Golan/Imagen ilustrativa)
El 21% de los encuestados manifestó que ellos o uno de los miembros de su hogar redujeron la cantidad de alimentos o la cantidad de comidas durante la semana. El 14% de los encuestados indicaron que reciben asistencia de alguien que los ayuda a adquirir alimentos y medicinas.
El 42% de los encuestados señalaron tener sentimientos de estrés y ansiedad, un aumento del 11% en comparación con la encuesta realizada en la primera ola del virus. El 21% de la población informó sentirse deprimido, en tanto que durante el primer brote el 16% había indicado sentirse de ese modo. El sentimiento de soledad se ha mantenido en niveles similares a los de la encuesta anterior: el 19% de los encuestados.
Agravamiento de la situación económica y aumento de los temores y la depresión
Según los datos del estudio, los resultados entre las personas de 65 o más fueron significativamente más sombríos: el 24% señaló sentir soledad, el 38% informó estrés y ansiedad y el 20% depresión.
Según la encuesta, el estado de salud del 8,5% (alrededor de 478 mil personas) de 21 años o más, empeoró durante la crisis. Entre los israelíes mayores de 65 años, el porcentaje es aún mayor: 13%. Además, el estado mental del 26% (aproximadamente 1.5 millones de personas) de ciudadanos mayores de 21 años empeoró durante la crisis.
Protesta en Jerusalem contra el manejo de la crisis por parte del gobierno.Protesta en Jerusalem contra el manejo de la crisis por parte del gobierno.
Protesta en Jerusalem contra el manejo de la crisis por parte del gobierno.
(Shelo Shalom)
Además, el 42% de la población informó sentir estrés y ansiedad. Esto es alrededor de 2.4 millones de personas (15% respondieron "en gran medida" y 27% “hasta cierto punto”), en contraste con el 33% durante la ola de coronavirus anterior.
Asimismo, el 21% manifestó sentirse deprimido durante el segundo brote, en comparación con el 16% del anterior. Y el 19% informó sentirse solo, una cifra similar a la ola anterior.
El 65% de la población expresó preocupación por contraer el virus; el 33% "en gran medida" y el 32% "hasta cierto punto". El 38% manifestó temores por contraer otras enfermedades.
Además, el 41% de los encuestados aseguró que su situación económica ha empeorado debido a la crisis del coronavirus, en tanto que el 21%, que constituye aproximadamente 1.2 millones de personas, ellos o uno de los miembros de su hogar redujeron la cantidad de alimentos o comidas que consumieron durante la semana pasada. Esta tasa (21%) es más alta que la observada en la ola de coronavirus anterior: 14%.
Centro de pruebas de coronavirus en Or Yehuda.Centro de pruebas de coronavirus en Or Yehuda.
Centro de pruebas de coronavirus en Or Yehuda.
(AFP)
Respecto de las directivas de salud, la encuesta realizada por la Oficina Central de Estadísticas muestra que para el 19% del público, las pautas no son tan claras o no son para nada claras. El porcentaje de quienes confían en el gobierno para enfrentar la crisis (47%) es menor que el observado en la ola anterior (69%). Además, la mayoría del público cumple con las pautas: más del 80% respeta las directivas "en gran medida".
La confianza de los ciudadanos en las autoridades locales para enfrentar la pandemia (69%) es menor que la observada durante el brote anterior (77%).
Según la Oficina Central de Estadísticas, la primera encuesta sobre las consecuencias de la pandemia en la población israelí se realizó a fines de abril (26.4.2020 a 1.5.2020). En mayo, del 11.5.2020 al 14.5.2020, se llevó a cabo la segunda, y a mediados de julio, del 12.7 .2020 al 16.7.2020, se realizó el último estudio.
Comentarios 0