“Para cuidar la distancia entre personas, esta maquina no se puede utilizar”.
“Para cuidar la distancia entre personas, esta maquina no se puede utilizar”.
Barel Ephraim
Gimnasio en Beer Sheba.

Tras idas y vueltas reabrieron los gimnasios en Israel

Después de una decisión tomada por el comité parlamentario encargado de la lucha contra la pandemia, los israelíes pueden regresar a realizar actividad física en los gimnasios del país. La medida se opone a la determinación tomada por el gobierno apenas días atrás. Nitzan Mizrahi, clienta de un gimnasio de Tel Aviv: “Nos devolvieron la fuente de oxígeno”.

Ynet, i24NEWS - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 26.07.20 , 12:55
Los gimnasios de Israel reabrieron sus puertas hoy (domingo) tras la decisión el jueves pasado del Comité de Coronavirus de la Knesset de revocar la medida del gobierno sobre su cierre. La mayoría de los establecimientos habían sido cerrados el 17 de julio luego de una votación del gobierno sobre un paquete de medidas destinadas a frenar la propagación de COVID-19 en el país.
Gimnasio en Beer Sheba. Gimnasio en Beer Sheba.
Gimnasio en Beer Sheba.
(Barel Ephraim)
“La sensación es que nos devolvieron la fuente de oxígeno”, expresó Nitzan Mizrahi, que realiza ejercicio físico en un gimnasio de Tel Aviv. Agregó que “realmente no había razón para mantenerlos cerrados, la persona que entrena se cuida a sí misma de no contagiarse. Además los estudios demostraron que son muy pocos los que contrajeron el virus en un gimnasio”.
Bar Koren (30) de Beer Sheva, que entrena en el gimnasio de la Universidad Ben Gurion, también demostró su satisfacción. “Hago ejercicio tres o cuatro veces a la semana, y en el último tiempo me hacía mucha falta. Fue una tontería cerrarlos, porque el riesgo de contagio es bajo y la necesidad de mantenerse en forma es importante”, evaluó.
Pautas de salud en el ingreso a un gimnasio en Beer Sheva. Pautas de salud en el ingreso a un gimnasio en Beer Sheva.
Pautas de salud en el ingreso a un gimnasio en Beer Sheva.
(Barel Ephraim)
Los propietarios y ejecutivos de redes de gimnasios hicieron pública su preocupación por la posibilidad de un nuevo cierre. “Por un lado estamos entusiasmados con la reapertura, pero por el otro temo que quienes toman decisiones no hayan terminado de comprender cuán estrecho es el vínculo entre el estado físico y la salud, y que no deben cerrarnos a nosotros”, enfatizó Keren Shtevy, directora de la cadena “Holmes Place” de Tel Aviv.
La cuestión de los gimnasios estuvo en el centro de una disputa entre el gobierno y el comité de la Knesset, que insistió en la evidencia que demuestra que los establecimientos deportivos son responsables de un bajo número de contagios.
“Para cuidar la distancia entre personas, esta maquina no se puede utilizar”. “Para cuidar la distancia entre personas, esta maquina no se puede utilizar”.
“Para cuidar la distancia entre personas, esta maquina no se puede utilizar”.
(Barel Ephraim)
La cadena de mando en torno a la apertura de los gimnasios llevó al gobierno la semana pasada a impulsar la llamada “Gran Ley del Coronavirus”, para disminuir la supervisión de la Knesset sobre las restricciones en torno a la pandemia.
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, amenazó con destituir a Shasha-Biton como presidenta del Comité de Coronavirus, acusándola de insubordinación después de que ella respaldara la reapertura de los gimnasios la semana pasada. Tras las tensiones entre Netanyahu y Shasha-Biton -ambos del partido Likud-, el gobierno votó en contra, pero el jueves, una vez más, el comité lo contradijo y aprobó la medida.
Comentarios 0