El primer ministro Benjamín Netanyahu da la bienvenida a inmigrantes etíopes.
Benjamín Netanyahu recibe a nuevos inmigrantes etíopes a fines del año pasado.
GPO
Largas filas en el aeropuerto Ben Gurion dos horas antes de su cierre.

Tras el cierre del aeropuerto, cientos de etíopes deberán esperar para emigrar a Israel

Han estado aguardando durante muchos años en Etiopía, anhelando reunirse con sus familias en Israel. Sin embargo, tras la medida tomada por las autoridades con el fin de evitar la propagación de nuevas mutaciones del virus, su llegada al país, prevista para el viernes, ha sido aplazada. Sus familiares en el Estado judío sienten frustración y temor. “Allí comienza una guerra civil y sus vidas están en peligro”, expresó uno de ellos. También se demoró la inmigración desde otros seis países.

Sivan Hilai - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 26.01.21 , 12:07
Los judíos etíopes que debían llegar a Israel este viernes como parte de la operación “Tzur” tras muchos años de espera, sintieron una amarga decepción después de que se les informara que su llegada al Estado judío se había aplazado debido al cierre del aeropuerto Ben Gurion, una medida tomada con el fin de evitar el ingreso de las nuevas mutaciones del coronavirus a Israel. Aún no se sabe cuándo podrán hacer la soñada aliá (inimigración a Israel) .
Se trata de unos 300 ciudadanos de Etiopía, que así como cientos de personas de otros países, aún no podrán emigrar a Israel.
Miembros de la comunidad judía de Etiopía y sus familiares que residen en Israel llevan muchos años pidiendo al gobierno que permita la inmigración para que puedan encontrarse nuevamente en el Estado judío.
2 צפייה בגלריה
Largas filas en el aeropuerto Ben Gurion dos horas antes de su cierre.
Largas filas en el aeropuerto Ben Gurion dos horas antes de su cierre.
Largas filas en el aeropuerto Ben Gurion dos horas antes de su cierre.
(Moti Kimchi)
Anoche (lunes) se informó a los ciudadanos etíopes que el desembarco en Israel se pospuso hasta el 31 de enero. Sin embargo, la posición del Ministerio de Salud respecto de la reapertura del aeropuerto Ben Gurion aún no está clara y se estima que permanecerá cerrado durante aproximadamente un mes.
Dada la situación, la ministra de Inmigración, Pnina Tamano-Shata, trató de establecer un esquema para permitir la llegada de nuevos inmigrantes bajo un estrecho control: una prueba de coronavirus al aterrizar y luego aislamiento. Según la funcionaria, estas medidas evitarían que el virus se propague. Sin embargo, hasta el momento su esquema no ha sido tomado en cuenta por el gobierno y las personas que quieren emigrar a Israel deberán seguir esperando.
Una de las personas decepcionadas es Mantgbush Abe (60) que ha estado esperando en el campamento de Gondar durante unos 15 años con sus hijos, para reunirse con todos los miembros de su familia que han emigrado a Israel recientemente, entre los que se encuentran su madre, su hermano y sus hermanas.
2 צפייה בגלריה
Mantgbush Abe y su hijo Nagus.
Mantgbush Abe y su hijo Nagus.
Mantgbush Abe y su hijo Nagus.
Su sobrino Moket Fanta, que vive en Israel, dijo: "Tienen mucho miedo de que los políticos en Israel los utilicen como moneda de cambio. ¿Qué razón no política hay para no permitir que lleguen al país? Todos pueden aislarse inmediatamente sin poner en peligro a nadie”, indicó. Según él, su tía manifestó que su vida y la de otros judíos etíopes están en peligro por "una guerra civil que es inminente en Etiopía".
Las personas que esperan en Etiopía no son las únicas decepcionadas. Esta semana también se postergó la aliá de cientos de ciudadanos de Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Colombia, Gran Bretaña y Brasil.
Comentarios 0