"El Todopoderoso los eligió. Sus almas no me pertenecen, pertenecen a Rabí Shimon”, señaló el padre de los hermanos Elhadad, fallecidos en Merón.
"El Todopoderoso los eligió. Sus almas no me pertenecen, pertenecen a Rabí Shimon”, señaló el padre de los hermanos Elhadad, fallecidos en Merón.
Effi Sharir
Yoshua y Nathan Englard, de 12 y 14 años, fallecidos durante la tragedia de Merón.

Dos familias lamentaron una doble pérdida en la tragedia de Merón

Los hermanos Yoshua y Nathan Englard, de 12 y 14 años, intentaron escapar y murieron en la estampida. A la tragedia se sumó una falla en los sistemas de identificación que obligó al padre a reconocer dos veces los cuerpos. La familia Elhadad perdió a sus hijos Moshe y Yosef, de 12 y 18 años: “El Todopoderoso los eligió. Sus almas no me pertenecen”, expresó el padre en el funeral.

Nina Fox, Ahiya Raved, Sivan Hilaie - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 02.05.21 , 11:01
En el día nacional de duelo establecido hoy (domingo) en Israel para homenajear a las víctimas de la tragedia de Merón, dos familias de Jerusalem asistieron a un doble funeral, cada una lamentando la pérdida de dos hijos en la estampida: Yoshua (12) y Nathan (14) Englard, y Yosef (18) y Moshe (12) Elhadad.
3 צפייה בגלריה
Yoshua y Nathan Englard, de 12 y 14 años, fallecidos durante la tragedia de Merón.
Yoshua y Nathan Englard, de 12 y 14 años, fallecidos durante la tragedia de Merón.
Yoshua y Nathan Englard, de 12 y 14 años, fallecidos durante la tragedia de Merón.
"Llamamos a todos los hospitales y no aparecían en las listas de ingresados. Empezamos a comprender que lo peor había sucedido”
Miembro de la familia de las víctimas
La familia Englard viajó la semana pasada hasta la ciudad norteña de Safed para visitar la tumba del Rabino Shimon Bar Yojai, una travesía tradicional durante la celebración de la fiesta de Lag BaOmer. Tras los acontecimientos y después de una noche de búsqueda intensa dieron con la noticia de la doble pérdida.
Un miembro de la familia conversó con Ynet y contó algunos de los pormenores de una noche que terminó en la mayor tragedia civil de la historia de Israel. "Los niños estaban entre la multitud y buscaron la manera de salir a tomar aire porque había demasiada gente apretada. Los policías no los dejaron pasar y ellos pidieron por sus vidas. En ese momento se desató el infierno. El mayor, de 16 años, se salvó por milagro. Pero los dos más jóvenes no sobrevivieron", reconstruyó.
3 צפייה בגלריה
Funeral de Moshe y Yosef Elhadad, de 12 y 18 años en Merón.
Funeral de Moshe y Yosef Elhadad, de 12 y 18 años en Merón.
Funeral de Moshe y Yosef Elhadad, de 12 y 18 años en Merón.
Según el relato del familiar, el padre comenzó a correr en busca de sus hijos. “Cuando vio a su hijo mayor le volvió el alma al cuerpo. Pero empezamos a buscar a los dos pequeños y no los encontramos. El padre corrió de un estacionamiento a otro. Llamamos a todos los hospitales y no aparecían en las listas de ingresados. Empezamos a comprender que lo peor había sucedido”, relató.
El familiar contó con profundo pesar que a la tragedia debió sumarse que en el momento de identificación de los cuerpos, una falla en el sistema obligó al padre a ingresar dos veces a reconocer a sus hijos. "No sé cómo se comporta alguien que no cree en Dios en semejante desastre", afirmó.
3 צפייה בגלריה
Funeral de los hermanos Elhadad, fallecidos en la tragedia de Merón.
Funeral de los hermanos Elhadad, fallecidos en la tragedia de Merón.
Funeral de los hermanos Elhadad, fallecidos en la tragedia de Merón.
(Effi Sharir)
Desde el Ministerio de Salud se disculparon por lo sucedido y explicaron que “Merón es el mayor desastre civil en la historia del Instituto de Medicina Forense” y aclararon que “la tarea de identificación requiere una preparación especial y compleja, en la cual se ha mantenido un estricto cumplimiento de las etapas considerando al mismo tiempo la necesidad de celeridad de las familias”.
La doble tragedia de la familia Elhadad
Los hermanos Moshe (12) y Yosef (18) Elhadad de Jerusalem, fallecidos durante la estampida, fueron enterrados en Merón, cerca de la tumba de Rabi Shimon Bar Yojai que visitaban esa noche. Su padre rindió homenaje durante el funeral relatando los hechos: “Salí de la multitud con uno de mis hijos y Yosef me dijo que quería volver a acercarse a la tumba. Entre la gente no pude ver que Moshe también lo siguió. Diez minutos después el Todopoderoso los eligió. Sus almas no me pertenecen, pertenecen a Rabí Shimon”, expresó.
Comentarios 0