Gila y Moshé David Maricano.
Gila y Moshé David Maricano.
Cortesía
Gila y Moshé David Maricano.

El palestino que mató a dos israelíes y no pasó ni un día en la cárcel

Aunque Abed Al-Hamid Dandis se declaró culpable de embestir el automóvil de la pareja en 2015, se fue del tribunal con un acuerdo de culpabilidad y sin sentencia de prisión debido a "dificultades probatorias".

Elisha Ben Kimon - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 31.07.22, 12:40
Un conductor palestino, cuya imprudencia causó la muerte de una pareja israelí hace siete años, no ha pasado un solo día en prisión a pesar de declararse culpable en el tribunal y admitir haber impactado el automóvil que conducían los israelíes.
Gila y Moshe David Marciano murieron en ese incidente vial en octubre de 2015. En los procedimientos legales posteriores, el conductor que impactó el vehículo de la pareja, Abed Al-Hamid Dandis, confesó el delito y fue acusado de homicidio vehicular y desobediencia de señales de tráfico.
2 צפייה בגלריה
Gila y Moshé David Maricano.
Gila y Moshé David Maricano.
Gila y Moshé David Maricano.
(Cortesía)
Los cargos dicen que el acusado conducía su vehículo y se detuvo en un semáforo en rojo en el carril izquierdo de la carretera, mientras que la pareja se detuvo junto a él en el carril derecho.
Cuando el semáforo se puso en verde, ambos vehículos continuaron circulando en sus respectivos carriles hasta que llegaron a una intersección, donde la señal de fusión indicó al conductor del carril izquierdo que cediera el paso a los vehículos de la derecha. Dandis ignoró la señal y se estrelló contra el vehículo de la pareja, matándolos.
El proceso judicial terminó con un acuerdo de culpabilidad, y el tribunal condenó a Dandis a diez meses de libertad condicional y le ordenó pagar una compensación de 150.000 shekels (44.000 dólares) a los familiares de las víctimas.
2 צפייה בגלריה
El vehículo de la pareja tras el accidente.
El vehículo de la pareja tras el accidente.
El vehículo de la pareja tras el accidente.
(Servicios de Bomberos y Rescate de Israel)
El tribunal en ese momento dijo que el acuerdo de culpabilidad fue extremadamente indulgente y que se permitió que se hiciera debido a problemas probatorios y procedimientos negligentes por parte del Fiscal General Militar. “En su conducción negligente, el acusado dañó irrevocablemente el valor más alto de nuestra sociedad: la santidad de la vida”, dijo el tribunal en un comunicado.
Eilon Rosenbloom, el hijo de Gila, expresó: “La decisión es ridícula, ¿Esto es lo que vale la vida humana? El manejo de este caso fue indignante. ¿Eso es lo que vale la vida de mi madre?”.
Yaniv Yaakov, jefe de la Asociación Or Yarok (luz verde) para una conducción más segura en Israel, dijo: “Un conductor debe ser consciente de que si causa la muerte de otra persona, podría pagar un alto precio”.
Comentarios 0