Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.
Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.
The Media Line
Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.

Sderot, la ciudad más cercana a Gaza, donde ningún residente quiere irse

A pesar de la continua amenaza de cohetes, y de los traumas subsiguientes, sus más de 31.000 residentes apuestan a quedarse y a atraer mayor inversión comercial al lugar donde viven.

The Media Line |
Published: 02.07.22, 13:20
A pesar de la continua amenaza de ataques con cohetes y morteros desde Gaza, la ciudad de Sderot, en el Negev occidental de Israel, está creciendo, atrayendo una mayor inversión comercial y encontrando nuevas formas de superar su continuo estado de bombardeo.
El alcalde Alon Davidi dijo que el trauma es un desafío constante para los más de 31.000 residentes de la ciudad. "La situación en Sderot no es post-trauma, es continua. Nunca se detiene", explicó.
6 צפייה בגלריה
Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.
Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.
Escultura hecha de restos de cohetes y misiles lanzados desde Gaza.
(The Media Line)
Sin embargo, según una encuesta realizada por la oficina del alcalde, los habitantes de Sderot permanecen imperturbables y continúan viviendo felices en la frontera de Gaza.
"Cuando realizo una encuesta cada año y verifico cuántas personas abandonarían la ciudad si tuvieran la oportunidad, la mayoría de las personas, más del 82%, dicen que se quedarían en Sderot", señaló Davidi.
El alcalde comentó que gran parte de esto se debe al fuerte sentido de solidaridad que la vida bajo el fuego de cohetes produce entre los residentes, que se consolida con cada ola de ataques.
"A pesar de que muchos de nosotros sufrimos de TEPT, muchas personas encuentran su coraje y descubren que tienen habilidades dentro de sí mismas que no sabían que tenían", explicó Davidi.
6 צפייה בגלריה
Esta foto de archivo muestra al sistema Cúpula de Hierra interceptando un misil sobre la ciudad de Sderot.
Esta foto de archivo muestra al sistema Cúpula de Hierra interceptando un misil sobre la ciudad de Sderot.
Esta foto de archivo muestra al sistema Cúpula de Hierra interceptando un misil sobre la ciudad de Sderot.
(Reuters)
Sderot también está muy bien provista para proporcionar asesoramiento sobre traumas a sus habitantes. Cuando el reportero de The Media Line llegó al Centro de Resiliencia Roklen, los pintores estaban ocupados dando los toques finales al vestíbulo.
El Centro de Resiliencia de última generación, financiado por el Instituto Nacional de Seguros, la agencia de seguridad social de Israel, y el Fondo Nacional Judío Keren Kayement, alberga a 50 terapeutas, psicólogos y psiquiatras, y brinda tratamiento en persona a cualquier residente de Sderot que lo desee.
Ephraim Rosenfeld, un terapeuta asistente de animales y residente local, explicó que el centro es totalmente inclusivo, totalmente financiado y abierto a todos los habitantes de la ciudad. "Cada persona en Sderot que sienta que necesita ayuda puede venir aquí y obtener ayuda del Centro de Resiliencia", señaló Rosenfeld.
"Los niños reciben 24 sesiones; los adultos obtienen 12 como un comienzo. Si necesitan más, obtienen más", agregó. Davidi agregó que la comunidad puede financiar instituciones como el Centro de Resiliencia debido al fuerte apoyo financiero del estado.
"Tenemos un gran presupuesto y trabajamos con el gobierno para desarrollar muchos programas. El gobierno nos da un gran presupuesto para traer sicólogos", dijo.
6 צפייה בגלריה
Alon Davidi, alcalde de Sderot.
Alon Davidi, alcalde de Sderot.
Alon Davidi, alcalde de Sderot.
(The Media Line)
"Tenemos algunos proyectos. Uno está en las escuelas; el segundo está en la comunidad; la tercera es con la familia; el cuarto es con el liderazgo", continuó Davidi.
Hoy en día, la existencia del sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro hace que vivir en Sderot sea más seguro de lo que era en 2001, cuando Hamas y la Jihad Islámica dispararon los primeros cohetes Qassam desde la Franja de Gaza, a menos de una milla de distancia.
Las capacidades de protección de la Cúpula de Hierro no son infalibles, interceptando con éxito alrededor del 90% de los cohetes de Gaza que se dirigen a áreas pobladas.
Por lo tanto, se aconseja a los residentes que se dirijan inmediatamente al refugio antiaéreo más cercano al escuchar las sirenas de advertencia. Tienen entre 10 y 15 segundos para hacerlo.
Mientras que algunas personas han llegado a ignorar las advertencias, confiando en la Cúpula de Hierro para protegerlos, muchos sienten un miedo abrumador cada vez que escuchan las sirenas.
6 צפייה בגלריה
El Centro de Resiliencia Roklen en Sderot brinda asesoramiento sobre trauma a cualquier residente que sienta que necesita ayuda.
El Centro de Resiliencia Roklen en Sderot brinda asesoramiento sobre trauma a cualquier residente que sienta que necesita ayuda.
El Centro de Resiliencia Roklen en Sderot brinda asesoramiento sobre trauma a cualquier residente que sienta que necesita ayuda.
(The Media Line)
Davidi explicó los terribles impactos a largo plazo de este miedo y trauma, comparando las experiencias de los habitantes de Sderot con las de un oficial típico de las Fuerzas de Defensa de Israel.
"La mayoría de las personas [en la ciudad] sufren de trastorno de estrés postraumático o algo así. Muchas veces, el post-trauma es muy bajo, pero otras veces es muy alto", dijo el alcalde.
"Si vas a Bahad [base de entrenamiento], el lugar de los oficiales en el ejército, y preguntas quién ha estado bajo el ataque de morteros o disparos, la mayoría de ellos dirán que nunca lo han hecho. Pero si le preguntas a la familia Davidi, a mi familia, a mis siete hijos, a mi vecindario, te explicarán cómo se siente, la sensación de que alguien quiere matarte", dijo.
Davidi dijo que para una ciudad como Sderot, cerrar no es una opción. Más bien, continuar prosperando y mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos es la forma más efectiva de combatir la situación.
6 צפייה בגלריה
Ephraim Rosenfeld, un terapeuta asistente de animales y residente de Sderot, que trabaja en el Centro de Resiliencia Roklen.
Ephraim Rosenfeld, un terapeuta asistente de animales y residente de Sderot, que trabaja en el Centro de Resiliencia Roklen.
Ephraim Rosenfeld, un terapeuta asistente de animales y residente de Sderot, que trabaja en el Centro de Resiliencia Roklen.
(The Media Line)
"Después de que entiendas que ésta es la realidad, que ésta es la situación, puedes comenzar a actuar. Tienes dos opciones con el post-trauma. Una es detenerse y hablar con la gente e ir a algún tratamiento. Eso es bueno para las personas, pero una ciudad debe seguir adelante y continuar desarrollándose", dijo.
Y desarrollarlo sin duda lo ha hecho. A pesar de las condiciones aparentemente inhóspitas, varias empresas de alta tecnología tienen oficinas en Sderot, con empleados que disfrutan de ventajas fiscales y empresas que tienen acceso a un gran grupo de talentos de escuelas cercanas como Sapir College, ubicado en las afueras de la ciudad, y la Universidad Ben-Gurion del Negev en Be'er Sheva.
Una de esas empresas es Amdocs, una compañía multinacional de alta tecnología fundada en Israel en 1982, que se especializa en software y servicios para comunicaciones, medios y proveedores de servicios financieros y empresas digitales. Los ingresos globales de la firma el año pasado fueron de 4.200 millones de dólares.
Yan Davidovsky, jefe de ingeniería de software en Amdocs, dijo que la firma emplea a 700 personas en Sderot y ejecuta programas en la Universidad Ben-Gurion para estudiantes, con el objetivo de eventualmente reclutarlos.
"Estamos trabajando con académicos de la Universidad Ben-Gurion. Tenemos un par de programas funcionando ahora con los estudiantes, y después de un cierto período los reclutamos para que se unan a nuestros empleados", dijo.
6 צפייה בגלריה
Uno de los hermosos lugares públicos de Sderot.
Uno de los hermosos lugares públicos de Sderot.
Uno de los hermosos lugares públicos de Sderot.
(The Media Line)
Si bien puede haber habido incentivos gubernamentales para que Amdocs estableciera su oficina de Sderot hace 20 años, Davidovsky dijo que la decisión de la compañía de continuar operando en la ciudad fue parte de un esfuerzo para apoyar a la comunidad.
"En general, Amdocs está haciendo mucho por la población de aquí. Tenemos mucha relación con la comunidad, y una de las razones para estar aquí es permitir que los jóvenes no huyan de la ciudad y de esta zona", añadió.
Si esto suena bastante idealista, Davidovsky enfatizó que "ésta es una de las cosas que hace que Amdocs sea especial", y que "no se trata sólo de Israel y Sderot. Esta es la opinión de la empresa".
En cuanto al aumento constante de la población de la ciudad, parece que, por la razón que sea, la gente realmente quiere vivir aquí.

"Tenemos mucha relación con la comunidad, y una de las razones para estar aquí es permitir que los jóvenes no huyan de la ciudad y de esta zona"
Yan Davidovsky, de Amdocs
La Yeshivá Hesder de Sderot, por ejemplo, fundada en 1994, sigue siendo la más grande de todo Israel. El rabino Ari Katz, director de relaciones públicas de la yeshivá, se refirió a este sorprendente fenómeno.
"La ciudad de Sderot hoy tiene más de 30.000 personas, que es un número increíble. La gente no se da cuenta de lo que eso significa. Hace unos años, si le hubieras dicho a la gente que éramos 30.000, habrían pensado que estabas loco, por los cohetes y todo lo que pasa. La gente se está moviendo, y están construyendo y construyendo y construyendo", agregó.
Comentarios 0