Predio donde funcionará el "Restaurante y cafetería Al-Sairafi Nablus de la aerolínea palestino-jordana”.
Predio donde funcionará el "Restaurante y cafetería Al-Sairafi Nablus de la aerolínea palestino-jordana”.
AFP
El Boeing 707 devenido restaurante.

Dos gemelos palestinos convierten un Boeing 707 en un restaurante

Los hermanos, de 60 años, compraron el avión a Israel en 1999 y trabajaron incansablemente durante veinte años para convertir el fuselaje de la aeronave en un restaurante muy particular para los residentes de Cisjordania.

AFP - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 08.07.21, 13:49
Los trabajadores palestinos en Cisjordania están dando los toques finales a un avión Boeing 707 fuera de servicio que se prepara para un nuevo tipo de despegue, esta vez como restaurante.
Sus propietarios, los hermanos gemelos Ata y Khamis al-Sairafi, de 60 años, esperan recibir a sus primeros clientes dentro de unas semanas.
Dentro de la cabina del viejo avión se quitaron los asientos y los cristales de las ventanas y próximamente se instalarán las mesas.
3 צפייה בגלריה
El Boeing 707 devenido restaurante.
El Boeing 707 devenido restaurante.
El Boeing 707 devenido restaurante.
(AFP)
Los hermanos Sairafi compraron el avión a su propietario israelí por 100.000 dólares en 1999
Los hermanos planean llamar a su restaurante, de temática aeronáutica y decorado con banderas palestinas y jordanas, "Restaurante y cafetería Al-Sairafi Nablus de la aerolínea palestino-jordana”.
"Comenzaremos ofreciendo narguiles", dijo Khamis, para las personas que disfrutan de fumar tabaco en pipas de agua, antes de expandir el negocio a un salón de eventos. "La cabina será el lugar adecuado para cualquiera que quiera festejar aquí su casamiento”.
Los hermanos Sairafi, gemelos idénticos que además se visten igual, son conocidos por su interés en iniciativas inusuales. Ata contó que él y su hermano trabajaban como comerciantes de chatarra hace veinte años cuando se enteraron que había un avión de pasajeros de la década de 1980 abandonado cerca de Kiryat Shmona en el norte de Israel.
3 צפייה בגלריה
Los hermanos gemelos palestinos Ata y Khamis al-Sairafi.
Los hermanos gemelos palestinos Ata y Khamis al-Sairafi.
Los hermanos gemelos palestinos Ata y Khamis al-Sairafi.
(AFP)
Los hermanos negociaron con el propietario israelí, que se los vendió por 100.000 dólares y se le retiraron los motores. "Después de que lo compramos, lo tuvimos que mover desde Israel, que fue un proceso complicado", explicó Ata.
Los Sairafi contaron que su plan era tener el restaurante ya funcionado en el año 2000, pero el proyecto debió esperar cuando comenzó la segunda intifada palestina.
Los hermanos dijeron que el transporte de 13 horas fue coordinado entre las partes israelí y palestina y representó un costo adicional de 20.000 dólares. Para el traslado debieron cerrar carreteras principales mientras una grúa gigante llevaba el avión, sin sus alas, hasta su ubicación actual.
"Muchos medios de comunicación cubrieron el evento y la policía israelí intervino para organizar el traslado", recordó Khamis. “Recibimos el avión sin equipos que le permitiera volar", agregó Ata.
Los Sairafi contaron que su plan era tener un restaurante ya funcionado en el año 2000, pero el proyecto debió esperar cuando comenzó la segunda intifada palestina. "Los eventos en ese momento obstaculizaron la finalización del proyecto. Hace dos años tuvimos la iniciativa de retomarlo, pero el coronavirus interrumpió una vez más los planes”, dijo Khamis.
3 צפייה בגלריה
Un técnico reacondiciona la cabina del Boeing 707.
Un técnico reacondiciona la cabina del Boeing 707.
Un técnico reacondiciona la cabina del Boeing 707.
(AFP)
"Tener un avión en los territorios palestinos es una idea tan extraña que estoy seguro de que el proyecto será un éxito"
Khamis Sairafi, propietario del avión
El proyecto se enfrenta ahora, antes de comenzar a carretear, a un desafío de tipo medioambiental. El avión se encuentra próximo a una estación de clasificación de desechos. Los gemelos trabajan por estos días para negociar con las autoridades locales un traslado de la planta de residuos.
Los hermanos contaron que tienen la esperanza, en última instancia, de que su proyecto finalmente despegue después de estar en tierra durante casi un cuarto de siglo. Khamis concluyó: "Tener un avión en los territorios palestinos es una idea tan extraña que estoy seguro de que el proyecto será un éxito".
Comentarios 0