Atención de pacientes con coronavirus en el Centro Médico Hadassah.
Atención de pacientes con coronavirus en el Centro Médico Hadassah.
AJN
Osnat Ben Shitrit tenía 32 años y un embarazo de 30 semanas. Antes había dado a luz a otros 4 hijos, sin complicaciones.

Coronavirus: conmueve a Israel la muerte de una mujer embarazada

Osnat Ben Shitrit, de 32 años, no se había vacunado. Algunos integrantes de su familia eran activistas anti vacunas, que ahora ante la tragedia revisan y lamentan su postura.

AJN |
Published: 22.02.21 , 11:23
Una mujer embarazada de 32 años falleció a causa del COVID-19 en una sala de terapia intensiva del Hospital Hadassah, en la ciudad de Jerusalem. Los médicos intentaron sin éxito salvar al feto de 30 semanas que no estaba infectado, pero no sobrevivió a la cesárea de urgencia.
Osnat Ben Shitrit, residente de Jerusalem, estaba sana hasta que contrajo coronavirus. Anteriormente había tenido cuatro embarazos que terminaron en partos sin complicaciones, según informó una portavoz del Centro Médico Hadassah. La mujer no había sido vacunada, según informó el centro médico. Había sido internada de urgencia el pasado martes por complicaciones respiratorias.
2 צפייה בגלריה
Osnat Ben Shitrit tenía 32 años y un embarazo de 30 semanas. Antes había dado a luz a otros 4 hijos, sin complicaciones.
Osnat Ben Shitrit tenía 32 años y un embarazo de 30 semanas. Antes había dado a luz a otros 4 hijos, sin complicaciones.
Osnat Ben Shitrit tenía 32 años y un embarazo de 30 semanas. Antes había dado a luz a otros 4 hijos, sin complicaciones.
(Gentileza)
El cuñado de Osnat contó a la prensa: “Abrí uno de los grupos más populares en Facebook contra las vacunas, después de este caso lo desactivé. Cuando te toca de cerca, entiendes que tienes que pensar diferente. Ahora entendemos el precio del coronavirus”.
Por su parte, las hermanas de la mujer fallecida añadieron: “Su situación fue grave varios días y rechazó internarse por miedo a estar en un hospital. Cuando finalmente llegó al centro de salud su condición era crítica. Pedimos a la gente que vayan a vacunarse”.
En Israel hay internadas en estos momentos 50 mujeres que dieron a luz o están embarazadas, 19 de ellas de gravedad, ocho en condiciones críticas, de las cuales siete están con respirador artificial y una conectada a un aparato ECMO, que es un sistema de oxigenación extra corpórea.
2 צפייה בגלריה
Atención de pacientes con coronavirus en el Centro Médico Hadassah.
Atención de pacientes con coronavirus en el Centro Médico Hadassah.
Atención de pacientes con coronavirus en el Centro Médico Hadassah.
(AJN)
Autoridades médicas llamaron a las mujeres embarazadas a vacunarse y agregaron que “hasta donde se sabe, en el país no hay mujeres embarazadas que hayan recibido las dos dosis” de la vacuna de Pfizer.
La noticia proveniente de Hadassah resonó en todo el sistema sanitario israelí, y los médicos advirtieron que ilustraba el creciente peligro que la variante británica –que ahora representa casi todos los casos de COVID-19 en Israel– supone para las mujeres embarazadas y sus fetos.
“Las nuevas variantes, la británica y tal vez la sudafricana, parecen ser más peligrosas para las mujeres embarazadas, y deberíamos animarlas a vacunarse."
(Doctora Galia Grisaru-Soen, del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv)
Aunque la preocupación relacionada con la mutación británica se centraba últimamente en su transmisibilidad y no en su virulencia, se cree que afecta a las mujeres embarazadas con mayor intensidad que la cepa original. El mes pasado, ante la propagación de la variante británica, Israel aprobó las vacunas para las embarazadas y empezó a animar a las mujeres a vacunarse.
“Las nuevas variantes, la británica y tal vez la sudafricana, parecen ser más peligrosas para las mujeres embarazadas, y deberíamos animarlas a vacunarse, al menos después del primer trimestre”, señaló la profesora Galia Grisaru-Soen, directora del Departamento de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Centro Médico Sourasky (Ichilov) de Tel Aviv. El martes pasado se descubrió que un feto nacido muerto de una mujer infectada por el coronavirus en la ciudad de Ashdod era portador del virus, al haberse infectado a través de la placenta.
Comentarios 0