Ilustración de Netta Haim de la serie "Begalui".
Ilustración de Netta Haim de la serie "Begalui".
Netta Haim
La creadora israelí Netta Haim.

Creadora israelí trabaja para normalizar el discurso sobre orgasmos y sexualidad

Netta Haim, una ilustradora que creció en un hogar secular dentro de un barrio de Jerusalem, habla de su próxima serie de televisión que espera que inspire a la gente a abrirse más sobre sus experiencias sexuales.

Lori Schtetmaor |
Published: 01.10.22, 14:13
Kiryat Yovel, el barrio de Jerusalem donde creció la ilustradora Netta Haim, de 31 años, se ha vuelto mucho más religioso con los años.
Pasar su infancia en un barrio haredí le ayudó a comprender la importancia de la exposición frente a la ocultación y la represión. "En la puerta de al lado vivía una familia haredí con ocho o diez hijos, ni siquiera recuerdo cuántos. Mis hermanas y yo hablábamos con ellos desde nuestros balcones y les fascinaban nuestras historias sobre los scouts y las películas de Disney", cuenta.
6 צפייה בגלריה
La creadora israelí Netta Haim.
La creadora israelí Netta Haim.
La creadora israelí Netta Haim.
(Yonatan Bloom)
"En algún momento, los niños nos dijeron que sus padres ya no les dejaban hablar con nosotras, así que dejamos de hacerlo, algo extraño para los niños que jugaban en los jardines de al lado. La familia tenía un niño de la misma edad que mis hermanas y yo. Al acercarse a la adolescencia, empezó a mirar hacia otro lado cuando se cruzaba con nosotros. A veces se daba la vuelta y volvía a entrar en el edificio", aseguró Netta.
"La familia haredí de al lado podía asomarse a nuestra casa y ver nuestra televisión. Mientras hablábamos, los niños haredíes nos dijeron que les gustaba espiar mientras mis hermanas y yo veíamos dibujos animados. A veces incluso los veíamos acurrucados, espiando en nuestra casa. Su curiosidad me parecía encantadora", añadió.
Un día me di cuenta de que sus padres habían tapado la ventana que daba a nuestra casa con clavos y tablas de madera. Me dolió mucho que se aplastara la curiosidad de esos niños, su deseo de descubrir cosas nuevas".
Al aire libre
La primera serie de Kan Digital de Netta se llama Begalui (al aire libre). Netta cree que para disfrutar de una sexualidad sana tenemos que permitirnos hablar de ella libre y abiertamente: hay que normalizarla, no ocultarla. "Creo que el hecho de haber crecido secularmente junto a los haredim, que desde pequeños se ven obligados a reprimir todos sus sanos deseos y su curiosidad, me hizo hacer exactamente lo contrario en mi propia vida. Comprendí lo importante que era no reprimir cosas para el cuerpo y el alma. Al final todo desemboca en nuestra sexualidad", considera.
La nueva serie cuenta con tres episodios de diez minutos, en los que se muestran testimonios de jóvenes de 20 a 35 años junto a ilustraciones animadas creadas por Netta. El primer episodio trata del orgasmo femenino y muestra a tres mujeres de entre 20 y 30 años sentadas en una gran silla en un entorno natural al aire libre. Una tras otra se enfrentan a la cámara y, sin ningún tipo de pudor, nos hablan de su primer orgasmo, o de lo que creen que fue un orgasmo, y nos cuentan cómo se sienten ante esta escurridiza y maravillosa sensación.
6 צפייה בגלריה
Una escena de "Begalui".
Una escena de "Begalui".
Una escena de "Begalui".
(Maor Altars)
"Un orgasmo es algo flexible. Es dinámico", dice la primera. "A veces siento que el orgasmo es rápido y potente, y a veces siento que es más bien tranquilo". La segunda dice: "Cada uno es único y especial a su manera. A medida que he aprendido a estar en el momento, he descubierto que mi cuerpo puede soportar mucho más placer del que pensaba."
El segundo episodio trata de los sueños eróticos y su efecto en la relación con nuestras parejas. El tercer episodio conecta los dos, abordando la sexualidad y la creatividad. "Escogí tres temas en los que sentí que podía implicarme plenamente. Están conectados. Aunque cada uno de ellos está por separado, juntos cuentan una historia, funcionando como una sola obra". Netta subraya que la serie no pretende dar consejos a los oyentes, sino que busca presentar la sexualidad abiertamente, para que la gente pueda por fin hablar de ella.
–¿Siente que en el Israel de 2022 la sexualidad sigue siendo silenciada?
–Sin duda. Después de mi servicio militar trabajé como consejera de un campamento en Estados Unidos y me hice amiga de algunos británicos. Me sorprendieron mucho sus conversaciones sobre la sexualidad. Me sorprendió lo abiertos que eran. Realmente no sabía cómo tomarlo. Israel es muy conservador. Incluso mis amigos del trabajo, muy creativos, me dicen que les da demasiada vergüenza compartir sus experiencias de orgasmo en Internet. Israel no es lo suficientemente abierto. Esto quedó claro cuando se publicó el teaser de la serie. Hubo muchas respuestas ignorantes. La gente simplemente no está abierta a ello. Nos escribió que éramos "pervertidos", y nos decían: "¿Por qué tenemos que oír hablar de vuestros orgasmos?" Pero al fin y al cabo, a todos nos gusta el sexo. Es como la comida. También siento que les toca en un lugar personalmente doloroso. Por eso me alegró tanto ver que otras personas respondían con ideas más positivas.
"El desglose de las respuestas también es interesante –añade Netta–: nuestro contenido sube a TikTok, Instagram, YouTube y Facebook y realmente se puede ver cómo cada plataforma tiene un público diferente. En Instagram, los millennials y la generación Z son los que más nos apoyan. En Facebook, las respuestas son muy diferentes. El teaser de la serie fue retirado. Probablemente fue la foto de la modelo desnuda la que lo provocó. La foto estaba tomada de lado y, de todas formas, no se veía nada. Sé que son muy cuidadosos. Si no quieres que te quiten el contenido, no puedes escribir 'sexo', así que ves a gente que escribe 'segs' con un error ortográfico deliberado. Yo escribo s**x con dos asteriscos."
"Creo que tiene sentido. Estamos rodeados de una sobrecarga de estímulos –considera–, incluidos los contenidos sexuales, y por eso lo hacemos menos. Es un poco como si la gente leyera menos ahora porque hay mucho Netflix para ver. Hay que concentrarse un poco para llegar a la sexualidad. Conocí a mi pareja antes de que existiera Tinder. No tenía opciones. Sólo lo tenía a él. Hoy es diferente. La gente no llega a un lugar donde pueda ser ella misma y espero que cuando tenga hijos pueda educarlos de otra manera. Los padres tienen una enorme responsabilidad sobre cómo perciben sus hijos la sexualidad cuando crecen. Estoy muy agradecida a mi madre por cómo trató el asunto: como si fuera la cosa más natural del mundo."
–¿Qué tipo de educación sexual recibiste en casa?
–No es que se hablara abiertamente de sexo, pero mi madre nunca me dijo que hubiera nada malo en el sexo. Cuando tuve mi primera menstruación, llamé para decírselo a mi madre. Ella saltó de alegría y me compró una pulsera de regalo. También le conté a mi madre mi primer beso. Se lo contaba todo a mi madre. No tener novio hasta los 21 años fue muy duro para mí. Era tímida. Cada vez que le decía a mi madre que no tenía novio, lloraba conmigo. Creo que es terrible que a algunas chicas se les haga sentir culpables por su sexualidad. No recuerdo si hablé con mi madre de lo que era un orgasmo, pero nunca me dio la impresión de que estuviera haciendo algo malo.
6 צפייה בגלריה
Netta Haim.
Netta Haim.
Netta Haim.
(Yonatan Bloom)
–Tal vez fue fácil compartirlo con su madre porque no la juzgaba...
–Sí. Esto es lo que compartí en la serie: que no juzgo cuando entrevisto. Todo el mundo ha pasado por muchas cosas en la vida, así que ¿qué sentido tiene juzgar? La gente que escribe comentarios negativos sobre la serie, no sé de dónde viene ni cuáles son sus experiencias vitales, así que no juzgo.
Netta nos cuenta que se armó de valor para escribir una serie sobre la sexualidad tras una visita a su psicólogo. "Hablé mucho con mi psicólogo sobre mi sueño de crear contenidos sobre sexualidad, pero al principio no me parecía realista. Pensé '¿qué posibilidades hay? Soy diseñadora, no productora, y nunca he entrevistado a nadie".
Y añadió: "Había tantos obstáculos. Y entonces me dijo 'Sólo escribe. Empieza a escribir por ti misma y verás lo que pasa'. Así que eso es lo que hice. Me gustó mucho y empezó a fluir. Vi algunas charlas TED y leí algunos artículos. Incluso encontré cuadros relacionados con el tema. Sabía que quería entrevistar a personas que desnudaran su alma y compartieran cosas personales, no cosas que ya hubiéramos visto".
"La idea de la silla también se inspiró en mis sesiones con el psicólogo. Cada episodio tiene una silla. Los entrevistados interactúan con ella. La patean y la utilizan. La idea es que durante las sesiones de tratamiento psicológico la silla es un objeto muy importante. En cada visita al psicólogo, me siento en la silla, siento los reposabrazos y el tapizado. Es como sentarse en un confesionario. Puedes empezar a abrirte."
Nació hace 31 años en Jerusalem, hija mayor de un padre director de los servicios penitenciarios de Israel y de una madre artista. Lleva dibujando desde que tiene uso de razón. Se licenció en Artes Visuales en la Academia de Arte y Diseño Bezalel de Jerusalén y trabaja desde hace cuatro años como diseñadora y animadora en los estudios Kan Digital.
6 צפייה בגלריה
Ilustración de Netta Haim de la serie "Begalui".
Ilustración de Netta Haim de la serie "Begalui".
Ilustración de Netta Haim de la serie "Begalui".
(Netta Haim)
"Ayer celebramos nuestro tercer aniversario de boda", dice, y sus ojos se iluminan cuando empieza a hablar de su propio marido.
"Nos presentó mi primo. Yo era muy tímida y de repente me animé, igual que ahora me animé a hacer la serie, así que empecé a preguntar a la gente si tenían a alguien a quien conocer. Un día estuve en casa de mi primo. Es mayor que yo. Me enseñó una foto de un chico que estudiaba con él en la universidad. En ese mismo momento, simplemente me enamoré de la foto.
"Le envió a Dan una foto mía, con todo el pelo rojo. Dan se entusiasmó de inmediato. Empezamos a escribirnos en Facebook y enseguida me di cuenta de que era demasiado tímido para pedirme el número de teléfono. Me cansé de esperar, le di mi número y... han pasado diez años. "
–Te casaste con tu primer novio serio. También fue el primer chico con el que te mudaste. ¿Tenías alguna experiencia sexual antes de él?
–Nada serio. La sexualidad ha sido muy importante en mi vida y descubrí el orgasmo a una edad muy temprana, pero sólo me di cuenta con una pareja cuando conocí a Dan. Tuve todas mis experiencias significativas con él, incluida la pérdida de mi virginidad. Me parece increíble que siga funcionando diez años después. La monogamia es muy compleja y por mucho que dude de las cosas que veo, la monogamia es el camino para mí. Escucho muchos podcasts sobre el poliamor y las relaciones abiertas y a veces hablamos de ello, pero al final somos monógamos. Así que sí, no es la magia que se siente al principio. Llevamos dos años de embriaguez de sentidos. Todavía me emociono y seguimos descubriendo cosas nuevas.
–¿Qué ha aprendido trabajando en la serie?
Creía que sabía lo suficiente sobre el orgasmo femenino y suponía que las experiencias de las mujeres entrevistadas serían más o menos como las mías. Me sorprendió saber lo diferente que es la experiencia de las mujeres. Realmente me abrió un mundo nuevo. Me alegró darme cuenta de que tengo mucho más que aprender sobre mi propia sexualidad. Por ejemplo, estaba segura de que todo el mundo fantasea con lo mismo cuando se masturba: con alguien conocido. Pero descubrí que eso no es cierto. Me sorprendieron las respuestas, especialmente la de Oliana, que dice que no fantasea con nadie que conozca y su historia sobre las monjas me dejó alucinada. O cuando habló de masturbarse en el baño... y yo nunca... No sé por qué... simplemente no lo he hecho.
6 צפייה בגלריה
Escena de la serie "Begalui".
Escena de la serie "Begalui".
Escena de la serie "Begalui".
(Maor Altars)
"El equipo que trabaja en la serie también tuvo conversaciones muy abiertas. Una mujer nos contó que una vez tuvo un orgasmo inesperado en el gimnasio. Otro miembro de nuestro equipo se dio cuenta, durante las entrevistas, de que no estaba segura de haber tenido un orgasmo alguna vez. Fue fascinante y divertido porque sentí que las entrevistas funcionaban. Para mí, el orgasmo es la cura para el cuerpo y el alma. Es mi meditación. Es la cura para mi dolor de cabeza, mi insomnio, mi ansiedad y mis problemas de concentración. Mi cerebro es como un montón de monos trabajando juntos, y en el momento del orgasmo, ningún pensamiento puede entrar en mi cabeza, o como uno de los entrevistados en la serie lo llamó "un minuto de silencio". No sé qué haría sin él. "
–¿Cómo es esto para usted como mujer? ¿Siempre te ha resultado fácil llegar al orgasmo?
–Para mí ha sido fácil desde que era una niña. Creo que simplemente me di cuenta de que me ocurría algo que me divertía sentir. Lo recuerdo de pequeña, luego no sé qué pasó durante unos años, y luego ya de adulta.
–Su segundo programa trata de los sueños eróticos. ¿Es algo personal para usted?
–Definitivamente. Sabía que quería encontrar a tres personas que compartieran un sueño erótico que les haya afectado, porque yo también tengo sueños que me han afectado y me han enseñado cosas sobre mí misma.
–¿Algo que puedas compartir?
–Solía tener sueños eróticos y me di cuenta de que había alguien que me atraía, pero era mi jefe. Al principio, no entendía por qué soñaba con mi jefe, y luego me di cuenta de que debía haber algo en él que me impresionaba. Después de eso, no puedes mirar a esas personas de la misma manera. Algo en tu energía hacia ellos cambia después del sueño. Es fascinante. No debemos ignorarlo. Un sueño es un mundo propio y es maravilloso, incluso más que la vida cuando estás despierto.
6 צפייה בגלריה
Ilustración.
Ilustración.
"Un sueño es un mundo propio y es maravilloso", dice Netta.
(Adobestock)
–Usted muestra el lado positivo de los sueños eróticos: las mujeres entrevistadas dicen que los sueños crearon más intimidad entre ellas y sus parejas, pero hay un lado más amenazante en los sueños eróticos, como cuando estás casado y sueñas con tu vecino o tu jefe. Es probable que eso te haga sentir ansioso o culpable.
–Creo que un sueño es un lugar que facilita las cosas. Es otro espacio para el placer y la realización de pasiones, que quizá en tu vida despierta no puedes cumplir.
–Los investigadores hablan de un efecto negativo de la pornografía de perder la capacidad de imaginar cosas
–Siempre elegiré la fantasía antes que el porno. ¿Qué puede ser más divertido que tomarse un momento para uno mismo, tumbarse en el sofá y crear una historia en la cabeza? Es mucho más satisfactorio. Incluso sientes que has hecho un poco de trabajo. Recuerdo que en octavo curso un niño puso una película porno y todos los chicos se quedaron mirando. Yo era muy ingenua. Ni siquiera sabía lo que era un 'beso francés' hasta mucho después. Pensaba que era un beso de Francia. Cuando vi a los otros niños viendo la película, pregunté qué era. No entendía lo que estaba viendo, pero me intrigaba. Todo el mundo es curioso, y aunque el porno tiene sobre todo aspectos negativos, no hay casi nadie que no haya tenido un desliz...
–¿Y ahora qué?
–No me gusta imaginar el futuro. Solía estar muy ansiosa por saber qué pasaría después. Ya tuve suficiente. Llevo tres años casada. La gente ya me habla de hijos. No planeé que me entrevistaran, y aquí, está sucediendo y es maravilloso. No estoy haciendo planes.
Comentarios 0