Jerusalem Este.
Jerusalem Este.
AFP
Los acusados se hicieron pasar por miembros del Shin Bet.

Dos acusados de chantaje se hicieron pasar por miembros del Shin Bet

Un palestino de Jerusalem Este fue obligado a pagar miles de shekels esde que haber amenazado, supuestamente, con difundir rumores falsos de que trabajaba para los servicios de inteligencia de Israel.

Haim Goldich - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 19.08.21, 17:02
Dos residentes de Jerusalem fueron acusados de chantajear a una pareja con que les entregara grandes sumas de dinero, luego de fingir que trabajaban para la agencia de seguridad doméstica Shin Bet y chantajear a una pareja por grandes sumas de dinero.
Las víctimas son un residente de Jerusalem Este, una parte de la capital que está habitada principalmente por árabes palestinos que se niegan a aceptar la ciudadanía israelí completa, y su esposa palestina, que es oriunda de Cisjordania.
2 צפייה בגלריה
Los acusados se hicieron pasar por miembros del Shin Bet.
Los acusados se hicieron pasar por miembros del Shin Bet.
Los acusados se hicieron pasar por miembros del Shin Bet.
(Shutterstock)
Según el proyecto de ley de acusación, la mujer fue arrestada en Israel en 2014 y acusada de permanecer ilegalmente en el país. También fue acusada de suplantación de identidad.
Antes de la fecha de la corte de la mujer, su esposo se reunió con uno de los sospechosos, Nasser Karaki, que también lo conoce y le contó sobre el arresto de su esposa. Karaki le dijo entonces que conocía gente que se aseguraría de que su esposa no fuera a la cárcel.
Más tarde se informó a la pareja que se habían retirado los cargos en su contra; sin embargo, Karaki no estuvo involucrado de ninguna manera en la mudanza.
Aproximadamente dos años después, Karaki llamó a la víctima y le dijo que Israel tenía la intención de arrestar a su primo y le pidió que lo mantuviera informado sobre la situación.
2 צפייה בגלריה
Jerusalem Este.
Jerusalem Este.
Jerusalem Este, una zona disputada de la capital, donde residen muchos árabes palestinos.
(AFP)
En junio de 2019, Karaki volvió a llamar a la víctima y le señaló que una persona, que supuestamente se llamaba Capitán Yaron, del Shin Bet, estaba interesada en hablar con él.
Moshe Zabag, de 53 años, fingió ser un agente operativo del Shin Bet y le ordenó a A que tomara fotos del interior de la casa de su primo. Zabag lo amenazó con que si no cumplía tendría que pagar por la eliminación de los antecedentes penales de su esposa cinco años antes.
La víctima se negó a cumplir con el pedido y, en respuesta, Zabag exigió que le pagara 40.000 shekels o, de lo contrario, lo delataría como informante del Shin Bet a sus amigos y familiares.
Zabag exigió que le pagara 40.000 shekels o, de lo contrario, lo delataría como informante del Shin Bet a sus amigos y familiares
Tras la presión de Zabag y Karaki sobre la supuesta víctima, los tres se reunieron en junio de 2019 en un café en Jerusalem, donde A les dio a los dos 8.000 shekels en efectivo que dividieron entre ellos, según se desprende de la información contenida en el proyecto de ley de acusación.
Zabag luego le entregó a la víctima un documento en el que decía que todavía les debía 32.000 shekels que pagaría a plazos. Unos días después, Zabag lo llamó a A, presentándose nuevamente como el Capitán Yaron, del Shin Bet, y lo instó a transferir el resto del dinero mientras amenazaba con contarle a su familia sobre su cooperación con Israel, respaldada por cintas de sus conversaciones.
Comentarios 0