Abraham Weintraub
Abraham Weintraub
Ynet
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con su ministro de Educación, Abraham Weintraub.

La embajada de Israel en Brasil le contestó al ministro de Educación: “Que el Holocausto quede al margen de la política”

El ministro de Jair Bolsonaro había dicho el miércoles 27 de mayo, vía Twitter, que ese día sería recordado como “La noche de los cristales brasileña”, haciendo un paralelo con lo que la historia conoce como “La noche de los cristales rotos” en Alemania

EFE |
Published: 05.31.20 , 01:45
La embajada de Israel en Brasil decidió contestar las declaraciones del ministro de Educación, Abraham Weintraub, quien había comparado un proceso judicial en su país, contra miembros del gobierno que integra, con "La noche de los cristales rotos" en Alemania, considerado históricamente como el inicio del Holocausto que acabó con la vida de seis millones de judíos.
Conocidas las declaraciones, hubo diferentes reacciones del mundo judío, y la Embajada de Israel en Brasil no se hizo esperar y pidió que las alusiones al Holocausto sean dejadas de lado en las disputas políticas internas
"Hubo un aumento de la frecuencia del uso del Holocausto en el discurso público –señala el comunicado de la embajada en su cuenta de Twitter–, que de forma no intencional banaliza su memoria y la tragedia del pueblo judío."
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con su ministro de Educación, Abraham Weintraub. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con su ministro de Educación, Abraham Weintraub.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con su ministro de Educación, Abraham Weintraub.
"Por la amistad fuerte de 72 años entre nuestros países, pedimos que la cuestión del Holocausto quede al margen de la política y las ideologías", añade la declaración israelí.
En la violenta jornada de 1938 en Alemania cientos de judíos fueron asesinados, en tanto que unos 30.000 fueron llevados a campos de concentración por los nazis, que además esa misma noche destruyeron sus propiedades.
La investigación que motivó la pesquisa judicial a la que alude Weintraub nada tiene que ver con discriminación o persecución racial, sino con una denuncia judicial que intenta dilucidar si Bolsonaro incurrió o no en abuso de autoridad.
En el caso del ministro de Educación brasileño, la Justicia lo citó para que explique una crítica que habría hecho en una reunión de ministros durante la cual habría calificado de “vagabundos” a los jueces de la Corte Suprema y que habría que “llevarlos a la cárcel”.
Un día después, ante las críticas recibidas, Weintraub escribió otro tweet ratificando lo dicho.
“Tengo derecho a hablar del Holocausto”, señaló luego de contar que familiares suyos eran sobrevivientes de los campos de concentración. “No preciso más gente atentando contra mi libertad”, escribió en el mismo tweet.
Se desconoce si, hasta el momento, el polémico ministro de Educación brasileño contestará o dejará pasar la respuesta de la embajada de Israel.

Comentarios 0