Asamblea de elección de autoridades del CJL.
Asamblea plenaria y electoral del Congreso Judío Latinoamericano.
Congreso Judío Latinoamericano
Yael Bendel, asesora general tutelar del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.

“La comunidad siempre fue pionera en generar las condiciones de inclusión de los jóvenes”

Yael Bendel, flamante secretaria del Congreso Judío Latinoamericano, dialogó en exclusiva con Ynet Español y sostuvo que a la misión de tender puentes se suma también el compromiso de corregir las desigualdades de género en la comunidad. Habló además del derecho a la identidad, la lucha contra la discriminación, el rol de la juventud y el escenario actual frente al coronavirus de las comunidades, chicas y grandes, de Latinoamérica.

Adrián Olstein |
Published: 11.11.20 , 10:44
Yael Bendel es asesora general al frente del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, en Argentina, y desde el 15 de octubre pasado, secretaria del Congreso Judío Latinoamericano (CJL). Afirma que su trabajo en ambas entidades es el continuo de una misma tarea que consiste en luchar por “el acceso a una vida saludable, a un desarrollo en comunidad y al derecho a la identidad y a la cultura”.
Sostiene que el odio es “una semilla plantada que lamentablemente alguna gente riega” y que es “fundamental que haya mujeres que puedan imprimirle perspectiva de género” a los temas que abordan las comunidades, así también como una perspectiva de infancia.
Yael Bende, asesora general tutelar del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires. Yael Bende, asesora general tutelar del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.
Yael Bendel, asesora general tutelar del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.
(Congreso Judío Latinoamericano)
En el diverso mapa de las comunidades judías latinoamericanas, Bendel señala que hay “comunidades pequeñas por la cantidad de miembros, pero no son pequeños sus objetivos” y agrega que la lucha contra la desigualdad de género es una deuda comunitaria y de la sociedad en su conjunto.
En diálogo exclusivo con Ynet Español, Bendel ofrece algunas definiciones y ejes de lo que será su tarea al interior de la nueva junta directiva del CJL.
- ¿Cómo fue tu designación en el Congreso judío latinoamericano?
- Venía trabajando ya hace varios años con los distintos directivos para mejorar las condiciones de la comunidad. A partir de este trabajo conjunto, me propusieron si quería conformar el equipo para abordar desde adentro todas estas temáticas y dije que sí al enorme desafío y el honor de formar parte de esta institución.
- ¿Cuáles son esos desafíos y temáticas?
- El CJL viene desarrollando un trabajo continuo para integrar a toda la juventud en la toma de decisiones y en su participación en las organizaciones internacionales, para que los jóvenes también se involucren en la construcción de la identidad judía. También venimos trabajando en cuestiones de género. La igualdad de género es una deuda de toda la sociedad, no solamente de la comunidad judía.
- ¿En qué consiste tu rol al interior de la junta directiva del CJL?
- A mi me gusta la expresión de "construir puentes” que acerquen a las distintas comunidades, que permitan hacer causas comunes, debatir y construir juntos. El objetivo es consolidar nuestra identidad y combatir la discriminación. No solamente el antisemitismo, sino la discriminación en sí.
Asamblea de elección de autoridades del CJL. Asamblea de elección de autoridades del CJL.
Asamblea de elección de autoridades del CJL.
(Congreso Judío Latinoamericano)
- ¿Con qué escenario se encuentran en la actualidad?
- Hoy el desafío más importante es evaluar cómo queda la sociedad y las comunidades a partir de esta crisis mundial que trajo el coronavirus. El CJL ha tenido un importantísimo lugar en sostener y apoyar a todas las comunidades de Latinoamérica y el desafío es seguir haciendo tareas que fortalezcan a las comunidades y les permitan salir adelante después de la enorme crisis que dejó y va a dejar la pandemia.
Por otra parte, el germen del odio es una semilla que está plantada y hay gente que lamentablemente la riega y hace que crezca. Solamente trabajando en conjunto con el Estado de Israel, interreligiosamente y con los lideres mundiales se va a poder combatir la discriminación y el terrorismo que atraviesan sistemáticamente a nuestra sociedad.
¿Hay algo nuevo hoy en los discursos del odio?
Hay nuevas formas de denominarlo, pero el odio es siempre el mismo. Si bien la integración, la inclusión y la igualdad son objetivos que parecen estar cerca, siempre hay personas que los quiebran. El desafío es poder involucrar e incluir a los jóvenes, a los chicos y a toda la sociedad para trabajar juntos en eliminar esa semilla que se implanta y que muchos riegan, pero que otros podemos sacar de raíz.
- ¿Qué programa de trabajo tienen a futuro?
- Estuvimos reunidos los miembros del congreso. El coronavirus nos da la desventaja de que no podemos reunirnos físicamente pero la ventaja de acercarnos muy rápido a través de la tecnología a todos los países. Establecimos ya los lineamientos con los cuales vamos a trabajar en los próximos años y arrancamos. O mejor dicho, continuamos.
- ¿Cuáles son esos lineamientos?
Dar continuidad al trabajo que se hace con los jóvenes, fomentar su participación en los diversos foros internacionales, prepararlos para que puedan ser líderes comunitarios. Trabajar mucho y profundamente en la igualdad de género dentro de la comunidad, que las mujeres puedan ocupar lugares de dirección, de decisión. Esto no es un problema de la comunidad, es un problema de toda la sociedad.
Además, seguir combatiendo el terrorismo y la discriminación; tejer más puentes con Israel, con organizaciones israelíes con las cuales tenemos muchas causas comunes; fortalecer el vinculo con las comunidades de Latinoamérica, hay comunidades que son pequeñas porque son pocos miembros, pero no son pequeñas en sus objetivos.
Claudio Epelman, director ejecutivo, Jack Terpins, presidente, Jorge Knoblovits, secretario general y Diego Sonnenschein, tesorero del CJL. Claudio Epelman, director ejecutivo, Jack Terpins, presidente, Jorge Knoblovits, secretario general y Diego Sonnenschein, tesorero del CJL.
Claudio Epelman, director ejecutivo, Jack Terpins, presidente, Jorge Knoblovits, secretario general y Diego Sonnenschein, tesorero del CJL.
(Congreso Judío Latinoamericano)
- ¿Qué representa la designación de una mujer como secretaria del CJL?
- Significa ir en línea con los cambios que se producen a nivel social y que son absolutamente fundamentales: terminar con esta desigualdad histórica respecto del género. Significa que haya mujeres que puedan imprimirle perspectiva de género a las distintas cuestiones que se trabajan
También es fundamental sumar a los marcos comunitarios una perspectiva de infancia. En definitiva, las instituciones tienen que velar tanto por la igualdad de género, como por la inclusión y participación de los chicos y los jóvenes en las decisiones que se toman y que los afectan.
- ¿Conviven las responsabilidades de tu tarea al frente del Ministerio Público Tutelar y en el CJL?
- El trabajo que hacemos en el Ministerio es con respecto a los derechos de las personas mas vulnerables que son los niños y adolescentes. Trabajar en el CJL y en las comunidades, también implica trabajar en el acceso a los derechos: a una vida saludable, a un desarrollo en familia, en comunidad, el derecho a la identidad, a la cultura. Se trata de una misma tarea.
- ¿Tiene algo de particular la comunidad judía en materia de acceso a los derechos para los jóvenes?
- La comunidad siempre brinda condiciones que hacen posible la integración. Los movimientos juveniles, tanto políticos o civiles, hacen que los chicos puedan sentirse incluidos y desarrollar su derecho a la recreación. La comunidad siempre fue pionera en generar las condiciones de inclusión e integración de los jóvenes.
- ¿Cuál es la agenda de trabajo de la nueva gestión del CJL?
- Yo siempre hablo, también en el Ministerio Público Tutelar, del derecho a la identidad. La identidad no es solo tener un nombre, un apellido y un documento. Es todo lo que hace a tu cultura, a tus creencias, a tu familia y a tu entorno. Para mi es un honor trabajar en el CJL con el objetivo de fortalecer esta identidad judía que tenemos todos los que formamos parte de la comunidad. Eso es lo que más me motiva a trabajar y a poner todo de mi para lograr ese objetivo.
Comentarios 0