Januca Herzog
Celebración de Januca en la residencia presidencial.
Olivia Fitoussi
La Janukia en Bariloche, en el sur de Argentina, ante un paisaje imponente.

América Latina y el mundo despiden Januca

En la casa del presidente Herzog, en un estadio del fútbol argentino o en Bolivia, a 5 mil metros de altura, la festividad judía llevó su luz a diferentes partes del planeta.

Ynet - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 06.12.21, 15:03
Transcurren las últimas horas de la festividad de Januca y las celebraciones se multiplican en Israel y en el mundo de maneras diversas: judíos de la diáspora se reunieron con el presidente israelí y en América Latina la luz de la festividad llegó a los rincones más inéditos del planeta.
En Argentina un grupo de rabinos organizó una gira por el extenso país, en el que viven cientos de miles de judíos. Así fue como por ejemplo Boaz Klein, rabino de Jabad Lubavitch en Bariloche, en el sur del país, encendió la octava vela en medio de un imponente paisaje cordillerano.
3 צפייה בגלריה
Januca Bariloche
Januca Bariloche
La Janukia en Bariloche, en el sur de Argentina, ante un paisaje imponente.
(Jabad Lubavitch)
“Nuestro objetivo fue iluminar Argentina, no dejar ni un solo judío en la oscuridad durante la fiesta”, afirmó el rabino Tzvi Grunblatt, director de Jabad Lubavitch Argentina. “Partimos en cientos de vehículos hacia las ciudades más remotas del país y cada judío recibió un kit de Januca con velas y una janukiá”, contó.
Miles de personas asistieron al evento principal organizado en Buenos Aires, la capital del país, incluidos importantes funcionarios del gobierno nacional. Y hasta el equipo de fútbol River Plate posó con una bandera alusiva a la festividad, en ocasión del partido que lo consagró como campeón de la liga nacional. “En el país del fútbol era imposible no llevar la luz de la alegría y el judaísmo a un estadio lleno, frente a millones de televidentes”, agregó Grunblatt.
3 צפייה בגלריה
Januca River
Januca River
El equipo de River Plate, campeón del fútbol argentino, convocando a la celebración de Januca.
(Jabad Lubavitch)
El rabino Yossef Itzjak Kopchuk, emisario de Jabad en Bolivia, realizó una ceremonia menos multitudinaria pero con un gran valor simbólico: viajó con sus hijos al Camino de la Muerte, a 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Se trata posiblemente del lugar más alto en el que se encendieron velas de Januca, una tarea que no fue sencilla debido a la falta de oxígeno que demoró el encendido.
“Convertimos al Camino de la Muerte en el Camino de la Vida”, reflexionó el rabino sobre el ritual que realizó en un camino que suelen recorrer en bicicleta cientos de turistas a diario, entre ellos numerosos israelíes.
3 צפייה בגלריה
Januca Bolivia
Januca Bolivia
Januca Bolivia
(Jabad Lubavitch)
La conexión del judaísmo de la diáspora con la festividad también se expresó en Israel: ocho hombres y mujeres que realizan programas de voluntariado en el país encendieron la octava vela junto al presidente israelí Yitzhak Herzog y su esposa Mijal.
Entre los asistentes había jóvenes procedentes de Estados Unidos, Rusia, Argentina y Sudáfrica. En sus discurso durante el acto Herzog rindió homenaje a Elyahu Kay, inmigrante sudafricano asesinado recientemente en un atentado terrorista en Jerusalem.
Comentarios 0