Agricultores israelíes protestan contra el embargo frente a la casa del ministro de Defensa, Naftali Bennett
Agricultores israelíes protestan contra el embargo frente a la casa del ministro de Defensa, Naftali Bennett
Reuters
Agricultores palestinos recogen berenjenas en la aldea de Al-Jiftlik

Los agricultores israelíes y palestinos pagan el precio de las tensiones

Los embargos que han decidido ambos gobiernos afectan los bolsillos de los agricultores y dañan las relaciones comerciales puestas en práctica desde 1990.

Ynet - Adaptado por Alejo Sanzo |
Published: 07.02.20 , 18:45
Israel y la Autoridad Palestina han abierto un nuevo frente en su conflicto de décadas de duración al verse atrapados en una disputa comercial, y los agricultores de ambos lados de la frontera están pagando el precio.
El palestino Mowafak Hashim, que cultiva frutas y verduras en Jericó, dentro de Judea y Samaria, afirma que apoya las medidas de la Autoridad Palestina para poner fin a las importaciones de productos agrícolas israelíes.

Agricultores palestinos recogen berenjenas en la aldea de Al-JiftlikAgricultores palestinos recogen berenjenas en la aldea de Al-Jiftlik
Agricultores palestinos recogen berenjenas en la aldea de Al-Jiftlik
(Reuters)
Pero Hashim también teme que el colapso de una relación comercial transfronteriza arruine su negocio.
"No encontraré mercados alternativos, ya que la ocupación controla los puntos de control", sostiene el hombre de 51 años, refiriéndose al control de Israel sobre los cruces fronterizos de Judea y Samaria.
La AP anunció un boicot a los terneros israelíes en octubre. El fin de semana pasado, el ministro de Defensa, Naftali Bennett, comentó que detendría todas las importaciones agrícolas de la AP, lo que a su vez provocó una respuesta que implica el fin las importaciones de productos agrícolas israelíes, jugo de frutas y agua embotellada.
Esos movimientos de ojo por ojo han debilitado los vínculos comerciales que generalmente se han mantenido fuertes desde que las dos partes firmaron acuerdos de paz provisionales en la década de 1990, incluso a pesar del colapso en 2014 de las negociaciones de paz.

Agricultores israelíes protestan contra el embargo frente a la casa del ministro de Defensa, Naftali BennettAgricultores israelíes protestan contra el embargo frente a la casa del ministro de Defensa, Naftali Bennett
Agricultores israelíes protestan contra el embargo frente a la casa del ministro de Defensa, Naftali Bennett
(Reuters)
Las acciones de la AP, cuya base de poder se encuentra en Judea y Samaria, en parte reflejan mayores esfuerzos para poner fin a lo que sus líderes, incluido el nuevo primer ministro palestino, Mohammed Shtayyeh, ven como una dependencia excesiva de los mercados israelíes.
Un segundo agricultor palestino, Hisham Qutaishat, de 54 años, está de acuerdo con ese enfoque.
"La AP debe comenzar un plan nacional y estratégico integral para conectar las necesidades del mercado palestino con lo que producen los agricultores palestinos", explicó .
"De esa manera, no seremos víctimas de ninguna decisión [israelí] como esta en el futuro", sentenció.
Pero mientras tanto, con el anuncio del plan de paz en el Medio Oriente del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que alimenta aún más las tensiones bilaterales, los productores de ambos lados están sufriendo.
El granjero israelí Guy Golan atiende a una vaca en su granja en Beer Tuvia El granjero israelí Guy Golan atiende a una vaca en su granja en Beer Tuvia
El granjero israelí Guy Golan atiende a una vaca en su granja en Beer Tuvia
(Reuters)
Actualmente, Judea y Samaria envía más de dos tercios de sus exportaciones agrícolas a Israel, mientras que el Ministerio de Agricultura israelí aseguró que el boicot de terneros ha afectado a unos 400 criadores de ganado israelíes, y les ha costado un total de US$ 70 millones desde octubre.
En Moshav Be'er Tuvia, el ganadero Guy Golan aseguró que vende alrededor de 400 terneros anualmente al mercado palestino, lo que le genera 2,5 millones de shekels (US$ 725.000).
"Este boicot perjudica mucho nuestro negocio. Las vacas crecen y dan a luz, y las crías no pueden ir a ninguna parte", explicó Golan. "No podemos comprar y no podemos vender, todo está estancado".
Comentarios 0