Nitzan Horowitz, ministro de Salud, visita el centro de pruebas de COVID-19 del Aeropuerto Ben Gurion.
Nitzan Horowitz, ministro de Salud, visita el centro de pruebas de COVID-19 del Aeropuerto Ben Gurion.
Tal Shahar
Niños israelíes en clase.

Pese a la variante Delta, Israel se prepara para un nuevo año escolar

El ministro de Salud presentó las pautas para el inicio de las clases en septiembre. Se buscará testear masivamente y evitar restricciones. Evalúan la aplicación de cápsulas con grupos de estudiantes más pequeños.

Itamar Eichner, Adir Yanko - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 21.07.21, 17:22
Este miércoles el ministro de Salud de Israel, Nitzan Horowitz, aseguró que estaba trabajando en un esquema para la apertura del próximo año escolar, que comenzará el 1 de septiembre. Las autoridades evalúan las posibles complicaciones que podría ocasionar el último aumento de casos de coronavirus en el país, derivados principalmente de la propagación de la variante Delta del virus.
El ministro brindó una rueda de prensa en la que se le preguntó sobre el "aprendizaje en capsula", un esquema de clases que dividiría a los estudiantes en grupos pequeños y combinarían el aprendizaje presencial con el virtual. Además, aseguró que el esquema priorizará las pruebas por sobre las restricciones.
3 צפייה בגלריה
Niños en clase, usando mascarilla de protección.
Niños en clase, usando mascarilla de protección.
Niños israelíes en clase.
( Amit Huber )
Horowitz destacó la importancia de un sistema reforzado de pruebas rápidas para los estudiantes que aún no han podido vacunarse contra el COVID-19. También confirmó que el Estado de Israel pagará las pruebas para los estudiantes menores de 12 años, un grupo etario que todavía no tiene aprobada la vacunación.
Además, el Ministerio de Salud autorizará la venta de kits de pruebas rápidas y asequibles en farmacias de todo el país, junto con la apertura de varias estaciones de pruebas que comenzarán a operar en todo el país esta semana.
Horowitz se mostró en contra de cerrar el Aeropuerto Internacional Ben Gurion, la puerta de entrada principal de Israel. A su vez, exigió el aislamiento para todos los viajeros que lleguen del extranjero, con el objetivo de importar nuevas variantes del virus.
3 צפייה בגלריה
Nitzan Horowitz, ministro de Salud, en los estudios de Ynet.
Nitzan Horowitz, ministro de Salud, en los estudios de Ynet.
Nitzan Horowitz, ministro de Salud, en los estudios de Ynet.
(Kobi Koankas)
"Quiero dejar en claro que no tenemos ninguna intención de cerrar Ben Gurion", afirmó. Y continuó: "Es un servicio crucial que debe permanecer abierto, aunque con cautela. Lo que estamos pidiendo es más pruebas de coronavirus en el aeropuerto".
En mayo, ante la caída de los casos de coronavirus y una rápida campaña de vacunación, Israel había levantado casi todas las restricciones sanitarias. Sin embargo, con la propagación de la variante Delta, que ha provocado nuevas infecciones, las autoridades reestablecieron algunas medidas.
3 צפייה בגלריה
Centro de pruebas de coronavirus en el Aeropuerto Ben Gurion.
Centro de pruebas de coronavirus en el Aeropuerto Ben Gurion.
Centro de pruebas de coronavirus en el Aeropuerto Ben Gurion.
(Tal Shahar)
El director general del Ministerio de Salud, el profesor Nachman Ash, dijo que apoya la recuperación de medidas más estrictas para combatir el aumento de casos, incluido el "aprendizaje en capsula" en las escuelas y la cuarentena obligatoria para todos los viajeros que regresan del extranjero. "Mi postura profesional es tomar medidas inmediatamente. Creemos que no es correcto esperar, porque será más difícil detener el aluvión de contagios", declaró.
Mientras tanto, Israel informó el miércoles que 1.400 personas dieron positivo por COVID-19 en las últimas 24 horas. Del total de las personas contagiadas, unas 150, que representan un poco más del 10% de los casos, vinieron del extranjero. El Ministerio de Salud dijo que se realizaron más de 80.038 pruebas, por lo que la tasa de positividad es del 1,76%.
Comentarios 0