Largas colas en Tel Aviv en los centros de detección de COVID-19.
Largas colas en Tel Aviv en los centros de detección de COVID-19.
AP
Primer Ministro Naftalí Bennett.

Bennett: "Millones de israelíes están destinados a contagiarse con la variante Ómicron"

En declaraciones a la prensa antes de la reunión del gabinete sobre el avance del coronavirus, el primer ministro aseguró que Israel está gestionando el brote mejor que casi todos los países del mundo. "Las próximas semanas serán difíciles, pero saldremos adelante", afirmó.

Roi Rubinstein - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 11.01.22, 17:07
Israel alcanzará millones de nuevos casos de coronavirus, aseguró este martes por la noche el primer ministro, Naftali Bennett, ya que el país se enfrenta a una explosión sin precedentes de casos, alimentadas por la variante Ómicron, altamente infecciosa.
"Nos enfrentamos a una ola de infecciones que afectó a todo el mundo. Estamos viendo cifras como nunca antes", explicó en una conferencia de prensa en su oficina de Jerusalem antes de asistir a una reunión del gabinete sobre la pandemia del COVID-19. "La morbilidad en todo el mundo se mide en millones, y aquí también alcanzaremos varios millones de casos", remarcó.
3 צפייה בגלריה
Primer Ministro Naftalí Bennett.
Primer Ministro Naftalí Bennett.
Primer Ministro Naftalí Bennett.
(El canal de la Knesset)
Bennett también enumeró los tres principios que guían la respuesta de su gobierno a la pandemia: mantener la economía abierta en la medida de lo posible, proteger a los más vulnerables y mantener el sistema educativo en funcionamiento.
"Todos los trabajadores de la economía cobrarán desde el primer día de aislamiento y también habrá una solución para los autónomos"
Naftali Bennett, primer ministro de Israel
Se comprometió a compensar a los trabajadores que pierdan días de trabajo tras contraer el virus o estar expuestos a un contacto estrecho.
"No quiero que la gente pierda su trabajo. Despedir a alguien es fácil. Lo sé, yo gestioné empresas", contó, evocando sus días como empresario de alta tecnología. "Todavía nos acordamos de los negocios desiertos de las oleadas anteriores. No dejaremos a los ciudadanos a su suerte. Todos los trabajadores de la economía cobrarán desde el primer día de aislamiento y también habrá una solución para los autónomos", agregó.
Las declaraciones del primer ministro se producen después de que el ministro de Economía, Avigdor Liberman, se enfrentara a una reacción pública tras su declaración del mes pasado de que el Tesoro no compensará a los israelíes por los días de trabajo perdidos debido a los últimos casos. Más tarde se retractó de sus palabras.
3 צפייה בגלריה
El ministro de Economía, Avigdor Liberman.
El ministro de Economía, Avigdor Liberman.
El ministro de Economía, Avigdor Liberman.
(Alex Kolomoisky)
"Las próximas semanas serán difíciles, pero saldremos adelante. Cada uno de nosotros debe asumir su responsabilidad y no congregarse innecesariamente. No hay lugar para el pánico ni para la histeria. El tsunami viene y se va", concluyó Bennett en su intervención.
Los medios de comunicación preguntaron al primer ministro por las declaraciones que el ministro de Cooperación Regional, Esawi Frej, hizo a Ynet el último martes, en las que afirmaba que el gobierno debería admitir abiertamente ante la opinión pública que adoptó una estrategia de infecciones masivas con el objetivo de alcanzar la inmunidad de rebaño.
3 צפייה בגלריה
Una larga fila frente a un centro de testeo en Petah Tikva.
Una larga fila frente a un centro de testeo en Petah Tikva.
Una larga fila frente a un centro de testeo en Petah Tikva.
( Yariv Katz)
A eso, Bennett respondió que Israel estaba gestionando su brote de coronavirus mejor que casi cualquier otro lugar del mundo.
"Vamos hacia una ola inminente. No hay un solo país democrático en el mundo que pueda evitar esta ola", respondió. "La abuela en la residencia de ancianos sólo podrá ver una visita en las próximas semanas. La situación en Israel se gestiona mejor que en casi todo el mundo", finalizó.
Comentarios 0