Bennett, Lapid y Netanyahu.

Según un sondeo, ningún bloque del parlamento israelí obtiene la mayoría para formar un gobierno estable

La encuesta predice 55 escaños para el bloque Bennett-Lapid, mientras que los partidos de derecha liderados por Benjamin Netanyahu obtienen 59 escaños. La encuesta también muestra un mayor apoyo al Partido Sionista Religioso con 10 escaños.

i24NEWS - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 21.06.22, 15:03
Un primer sondeo de opinión publicado este martes arrojó que ninguno de los bloques rivales en el parlamento israelí, la Knesset, obtendrá una mayoría de 61 escaños para formar un gobierno estable.
El sondeo fue realizado por la emisora 103FM, tras el anuncio hecho por la coalición gobernante de votar la disolución de la Knesset la próxima semana, con el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, sustituyendo a Naftali Bennett como primer ministro.
2 צפייה בגלריה
Bennett Lapid Netanyahu
Bennett Lapid Netanyahu
Bennett, Lapid y Netanyahu.
(Ynet)
El bloque Bennett-Lapid puede contar con 55 escaños, según el sondeo, mientras que el bloque de derecha, liderado por Benjamin Netanyahu, obtendría 59 escaños en la Knesset de 120 plazas.
Se espera que el partido Likud de Netanyahu obtenga 36 escaños, seguido del Yesh Atid de Lapid, que se prevé que obtenga 20. Por su parte, el partido Yamina de Bennett podría recuperar escaños, aumentando su número a siete.
La encuesta también mostró un mayor apoyo al Partido Sionista Religioso, dirigido por Bezalel Smotrich e Itamar Ben-Gvir, con 10 escaños previstos. El partido Azul y Blanco, dirigido por el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, mantendría sus ocho escaños, mientras que el partido Yisrael Beytenu, del ministro de Finanzas de Israel, Avigdor Liberman, perdería se quedaría con sólo cinco.
2 צפייה בגלריה
Lapid Netanyahu
Lapid Netanyahu
Lapid y Netanyahu.
(AFP)
Según la encuesta, el Partido Laborista y la Lista Conjunta obtendrían siete y seis escaños respectivamente. Ra'am y Nueva Esperanza recibirían un mínimo de cuatro cada uno.
El lunes por la noche, el primer ministro saliente, Bennett, y su aliado, Lapid, anunciaron que la Knesset votaría su disolución la próxima semana, tras días de intentos por asegurar la mayoría para la frágil coalición de gobierno.
Por eso, Lapid se convertirá en primer ministro interino si el parlamento se disuelve hasta que se celebren nuevas elecciones en octubre.
El líder de la oposición, Benjamín Netanyahu, que fue el primer ministro más longevo de Israel, aseguró que tenía la intención de formar un gobierno alternativo "fuerte y contundente", pero que también se estaba preparando para las elecciones.
Comentarios 0