El primer ministro Naftalí Bennett y el ministro de Justicia Gideon Sa'ar.

El gobierno podría desmoronarse en la votación sobre el estatus legal de los colonos

La coalición gobernante enfrenta un nuevo debate que podría llevar a su colapso en la votación sobre la renovación del estatus legal de los colonos judíos en Judea y Samaria, próximo a vencerse. “Se cancelará toda la base legal de lo que sucede hoy con los colonos", sostiene un analista.

Reuters - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 06.06.22, 09:29
El proyecto de ley para renovar el marco legal que rige sobre los colonos judíos en Judea y Samaria, que se someterá a votación plenaria hoy (lunes), amenaza con desintegrar aún más la ya inestable coalición de gobierno.
Las regulaciones de emergencia establecidas en 1967 y vigentes durante décadas crearon un sistema legal separado para los colonos judíos en Cisjordania, aplicándoles partes de la ley israelí, a pesar de que viven en un territorio en disputa.
4 צפייה בגלריה
El primer ministro Naftalí Bennett y el ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
El primer ministro Naftalí Bennett y el ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
El primer ministro Naftalí Bennett y el ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
(AFP)
Estas normas expiran a fin de mes y, si no se renuevan, ese sistema legal que Israel estableció para sus residentes en Judea y Samaria desde que capturó el territorio a Jordania en 1967, quedará en entredicho. También podría cambiar el estatus legal de los 500.000 colonos que viven allí.
Los defensores de extender la ley dicen que simplemente buscan mantener el statu quo y preservar la vida útil del gobierno. Los opositores sostienen que extender las regulaciones profundizaría un sistema injusto que enfrenta a israelíes y palestinos en el mismo territorio bajo sistemas legales separados.
La coalición, compuesta por ocho partidos ideológicamente distintos, se unió el año pasado y se comprometió a eludir los temas divisivos que podrían amenazar su supervivencia. Ahora, uno de esos mismos temas, la presencia de Israel en Cisjordania, corre el riesgo de derrocarlo.
4 צפייה בגלריה
Líder de Tikva Hadasha y ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
Líder de Tikva Hadasha y ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
Líder de Tikva Hadasha y ministro de Justicia Gideon Sa'ar.
(Amit Shabi)
Uno de los miembros de la coalición, el partido nacionalista Tikva Hadasha (Nueva esperanza), amenazó con retirarse si la coalición no logra aprobar la medida. Los legisladores y los líderes de los partidos se apresuraron a reunir votos e incluso se esperaba que los partidos que apoyan la independencia palestina y critican el establecimiento de asentamientos de Israel votaran a favor, solo para salvar a la coalición.
"No es fácil para nosotros, pero entendemos que hay un objetivo general que es la supervivencia de este gobierno", expresó Yair Golan, del partido de izquierda Meretz, a la radio del Ejército. Agregó que si se permitía que la ley caducara, causaría caos en Cisjordania e instó a todos los miembros de la coalición a votar a favor por el bien de la coalición, incluso si desafía su ideología.
Uno de los partidos que delibera sobre su voto es Ra'am, un grupo islamista árabe que hizo historia como el primer partido árabe en unirse a una coalición israelí. Votar a favor de extender la ley probablemente enojará a sus electores.
4 צפייה בגלריה
Bennett y el líder de Ra'am, Mansour Abbas.
Bennett y el líder de Ra'am, Mansour Abbas.
Bennett y el líder de Ra'am, Mansour Abbas.
(AFP)
La oposición, por su parte, compuesta principalmente por partidos nacionalistas, parece dispuesta a abandonar su ideología y votará en contra de ampliar la normativa para intentar derribar la coalición.
Dado que Israel nunca ha anexado el territorio, técnicamente permanece bajo un gobierno militar, lo que crea una realidad legal difusa. Para los colonos judíos en Cisjordania, se aplican la mayoría de las leyes penales y civiles de Israel. Votan en las elecciones israelíes, se alistan para el servicio militar obligatorio y pagan sus impuestos al estado.
Pero estas leyes fundamentales se aplican a nivel personal y no geográfico, lo que significa que se aplican a los israelíes debido a su ciudadanía e independientemente de su ubicación. Para eludir las acusaciones de anexión de facto, la aplicación de la ley en los territorios se da a través de decretos militares, y no del Parlamento. La Corte Suprema de Israel interviene cuando surgen lagunas en ese sistema.
4 צפייה בגלריה
El ministro de Defensa Benny Gantz, el canciller Yair Lapid y Bennett en la Knesset.
El ministro de Defensa Benny Gantz, el canciller Yair Lapid y Bennett en la Knesset.
El ministro de Defensa Benny Gantz, el canciller Yair Lapid y Bennett en la Knesset.
(Rafi Kotz)
Mientras tanto, los palestinos están sujetos a un conjunto diferente de leyes. Este estatus legal se mantendrá si el lunes se aprueba la ley en cuestión. Si no se aprueba, los colonos caerán automáticamente bajo el gobierno militar, al igual que los palestinos en Cisjordania, según Emmanuel Gross, un experto israelí en derecho penal e internacional y ex juez militar.
Las relaciones básicas y cotidianas entre los colonos y el Estado se derrumbarán: Israel no podrá recaudar impuestos y la policía no podrá investigar delitos penales, entre otras cosas, explicó Gross.
“Se cancelará toda la base legal de lo que sucede hoy con los colonos. Esto puede causar caos”, dijo, y agregó que esperaba que el gobierno encontrara una manera de garantizar que se extendieran las regulaciones.
Comentarios 0