Fosa común en Motigin, un pueblo cercano a Bucha.

Ucrania denuncia el hallazgo de fosas comunes

Rusia sigue negando responsabilidad en la matanza de civiles, en tanto el presidente ucraniano insiste en establecer un embargo petrolero total contra Rusia.

Reuters |
Published: 10.04.22, 14:28
Las sombras de la guerra continúan amenazando el este de Ucrania, con algunas noticias más horribles, incluido el hallazgo de fosas comunes; en tanto funcionarios de la comunidad internacional que hacen esfuerzos para ayudar.
Una tumba con al menos dos cuerpos civiles ha sido encontrada en la aldea de Buzova, cerca de Kiev, informó un funcionario ucraniano, la última tumba reportada descubierta después de que las fuerzas rusas se retiraron de las áreas al norte de la capital para centrar su asalto en el este.
5 צפייה בגלריה
Fosa común en Motigin, un pueblo cercano a Bucha.
Fosa común en Motigin, un pueblo cercano a Bucha.
Fosa común en Motigin, un pueblo cercano a Bucha.
(Reuters)
Taras Didych, jefe de la comunidad Dmytrivka que incluye a Buzova, dijo a la televisión ucraniana que se había encontrado una tumba con docenas de cuerpos en una zanja cerca de una gasolinera.
"En este momento, mientras hablamos, estamos desenterrando dos cuerpos de aldeanos, que fueron asesinados. Otros detalles no puedo revelarlos", comentó Didych por teléfono.
"Hay otras personas que no podemos encontrar. Podrían estar en diferentes lugares, pero esto no disminuye el dolor de la pérdida de seres queridos", añadió.
El aumento de las víctimas civiles ha provocado una condena internacional generalizada y nuevas sanciones, en particular por cientos de muertes en la ciudad de Bucha, al noroeste de Kiev, que hasta hace poco más de una semana estaba ocupada por las fuerzas rusas.
5 צפייה בגלריה
Cuerpos de ucranianos muertos en Bucha tras retirada rusa.
Cuerpos de ucranianos muertos en Bucha tras retirada rusa.
Cuerpos de ucranianos muertos en Bucha tras retirada rusa.
(AP)
Moscú ha rechazado las acusaciones de crímenes de guerra por parte de Ucrania y los países occidentales. Ha negado haber atacado a civiles en lo que llama una "operación especial" para desmilitarizar y "desnazificar" a su vecino del sur. Ucrania y las naciones occidentales han descartado esto como un pretexto infundado para la guerra.
Rusia no ha tomado ninguna ciudad importante desde que invadió el 24 de febrero, pero Ucrania dice que Rusia está reuniendo sus fuerzas en el este para un gran asalto y ha instado a la gente a huir.
Rusia está tratando de establecer un corredor terrestre desde Crimea, que anexó en 2014, y la región oriental de Donbas, que está en parte en manos de separatistas respaldados por Moscú, informó el Ministerio de Defensa británico.
Las fuerzas armadas rusas también están buscando fortalecer el número de tropas con personal dado de baja del servicio militar desde 2012, dijo en una actualización regular de inteligencia el domingo.
5 צפייה בגלריה
Imagen satelital publicada por Maxar Technologies el 4 de abril de 2022 que muestra casas y vehículos destruidos en Bucha.
Imagen satelital publicada por Maxar Technologies el 4 de abril de 2022 que muestra casas y vehículos destruidos en Bucha.
Imagen satelital publicada por Maxar Technologies el 4 de abril de 2022 que muestra casas y vehículos destruidos en Bucha.
(AFP)
Las imágenes satelitales publicadas por la firma privada estadounidense Maxar, con fecha del 8 de abril, mostraron vehículos blindados y camiones en un convoy militar que se movía desde el sur hacia Donbas a través de una ciudad ubicada unos 100 kilómetros al este de Jarkov.
Algunas ciudades en el este están bajo fuertes bombardeos, con decenas de miles de personas que no pueden evacuar.
El presidente Volodimir Zelensky dijo en un discurso el sábado por la noche que el uso de la fuerza por parte de Rusia era "una catástrofe que inevitablemente golpeará a todos".
Ucrania estaba lista para luchar por la victoria mientras buscaba un final diplomático de la guerra, dijo Zelenski, y renovó su llamamiento a los aliados occidentales para una prohibición total de los productos energéticos rusos y más armas para Ucrania.
5 צפייה בגלריה
El presidente ucraniano Zelenski en Bucha.
El presidente ucraniano Zelenski en Bucha.
El presidente ucraniano Zelenski en Bucha.
(AFP)
El primer ministro británico, Boris Johnson, se reunió con Zelenski en Kiev el sábado y prometió vehículos blindados y sistemas de misiles antibuque, junto con el apoyo a los préstamos del Banco Mundial y el compromiso de Gran Bretaña de alejarse del uso de combustibles fósiles rusos.
La Unión Europea, que el viernes prohibió las importaciones de carbón ruso entre otros productos, aún no ha tocado las importaciones de petróleo y gas de Rusia.
La propia Ucrania anunció el sábado por la noche una prohibición total de las importaciones de Rusia, su socio comercial clave antes de la guerra, con unos 6.000 millones de dólares en importaciones anuales.
"El presupuesto del enemigo no recibirá estos fondos, lo que reducirá su potencial para financiar la guerra", escribió la ministra de Economía, Yulia Svyrydenko, en Facebook.
Johnson fue el último líder extranjero en visitar Kiev después de que las fuerzas rusas se retiraron de la zona, marcando un retorno a cierto grado de normalidad para la capital. Italia dijo que planeaba reabrir su embajada este mes.
5 צפייה בגלריה
El primer ministro británico, Boris Johnson.
El primer ministro británico, Boris Johnson.
El primer ministro británico, Boris Johnson.
(Reuters)
Pero en el este los llamados de los funcionarios ucranianos para que los civiles huyeran ganaron más urgencia después de que un misil impactó en una estación de tren en la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, llena de mujeres, niños y ancianos que intentaban salir.
Funcionarios ucranianos dijeron que más de 50 personas murieron en el ataque del viernes.
Rusia ha negado su responsabilidad, diciendo que los misiles utilizados en el ataque sólo son utilizados por el ejército de Ucrania. Estados Unidos sigue afirmando que las fuerzas rusas fueron responsables de ese ataque.
Los residentes de la región de Lugansk tendrían nueve trenes el domingo para salir, escribió el gobernador de la región, Serhiy Gaidai, en el servicio de mensajes Telegram.
La invasión de Rusia ha obligado a abandonar a sus hogares a aproximadamente una cuarta parte de los 44 millones de habitantes de Ucrania. Más de cuatro millones huyeron al extranjero, dejando atrás ciudades en escombros, con varios muertos y heridos.
Comentarios 0