Netanyahu
Netanyahu: "No permitiremos que Irán obtenga armas nucleares"
Ynet
Planta nuclear de Irán en Fordo

La reanudación de la actividad nuclear en Fordo aumenta los riesgos de una confrontación más amplia

Análisis: La República Islámica intenta ejercer presión sobre las potencias europeas para aliviar las sanciones económicas de Trump. La medida del régimen iraní preocupa especialmente a los israelíes, que podrían bombardear el reactor nuclear ahora que Obama no está allí para detenerlos.

Associated Press - Adaptado por Leandro Fleischer |
Updated: 07.11.19 , 11:52
Hace diez años, mientras estaba flaqueado por los líderes de Gran Bretaña y Francia, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reveló al mundo que Irán había construido una "instalación encubierta de enriquecimiento de uranio" en medio de las tensiones con la República Islámica por su programa nuclear.
Una década después, las instalaciones de Fordo en Irán vuelven a ser noticia debido a que la República Islámica comenzó a enriquecer uranio nuevamente en las más de mil centrifugadoras que se encuentran allí, con el fin de presionar al mundo después de que el presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del acuerdo nuclear.
La reanudación de la actividad nuclear en Fordo aumenta aún más el riesgo de una confrontación más amplia en la que Irán se verá envuelto después de meses de una serie de ataques en todo el Medio Oriente que Estados Unidos atribuye a Teherán.
Planta nuclear de Irán en FordoPlanta nuclear de Irán en Fordo
Planta nuclear de Irán en Fordo
(Ynet)
Israel, que ha llevado a cabo bombardeos preventivos contra los programas nucleares de sus enemigos en el pasado, advirtió de que no permitirá que Irán tenga armas atómicas.
Teherán, que sostiene que su programa tiene fines pacíficos, está apostando a que su campaña de presión lleve a que Europa le permita exportar petróleo a pesar de las sanciones de Estados Unidos.
La actividad en Fordo, justo al norte de la ciudad sagrada chiíta de Qom, sigue siendo una gran preocupación para los expertos en no proliferación nuclear. Enterrado debajo de una montaña y protegido por baterías antiaéreas, Fordo parece diseñado para resistir ofensivas desde el aire. Su construcción comenzó al menos en 2007, según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), aunque Irán sólo informó al organismo de control nuclear de la ONU sobre la instalación en 2009.
"Como resultado del aumento de las amenazas de ataques militares contra Irán, la República Islámica ha decidido establecer centros de contingencia para diversas organizaciones y actividades", escribió Irán en una carta al OIEA.
Personal del OIEA en una instalación nuclear iraníPersonal del OIEA en una instalación nuclear iraní
Personal del OIEA en una instalación nuclear iraní
(AFP)
Las imágenes de satélite sugieren la construcción en el sitio de Fordo entre 2002 y 2004, señaló el OIEA. En agosto de 2002, los servicios de inteligencia occidentales y un grupo de oposición iraní revelaron otro sitio nuclear encubierto en la ciudad central de Natanz. Irán también "llevó a cabo actividades relevantes para el desarrollo de un dispositivo nuclear explosivo" en un "programa estructurado" hasta finales de 2003, indicó el OIEA.
Si bien Natanz es lo suficientemente grande como para enriquecer a escala industrial, Fordo es más pequeño y sólo puede contener 3.000 centrifugadoras. Eso llevó a los analistas a sospechar que Fordo podría usarse como una instalación para desviar y enriquecer rápidamente uranio de bajo grado, aunque el mayor enriquecimiento reportado alcanzado fue del 20%.
"El tamaño y la configuración de esta instalación es incompatible con un programa pacífico", afirmó Obama en una reunión del G20 de 2009 celebrada en Pittsburgh para revelar la instalación al mundo.
Rouhani, durante una visita a una instalación nuclear iraní. Rouhani, durante una visita a una instalación nuclear iraní.
Rouhani, durante una visita a una instalación nuclear iraní
(AFP)
En el acuerdo nuclear de Irán en 2015 con las potencias mundiales, el país acordó detener el enriquecimiento en Fordo y convertirlo en una instalación de investigación. Sin embargo, el hecho de que la República Islámica reanudara el enriquecimiento de uranio allí lo convierte en un sitio nuclear activo.
 El OIEA continúa monitoreando el programa nuclear de Irán a través de cámaras de vigilancia y visitas al sitio. Teherán también insiste en que seguirá enriqueciendo hasta un 4,5%, que se mantiene muy por debajo de los niveles de grado de armas del 90%.
 Reanudar el trabajo en Fordo ha preocupado a Israel. "Nunca dejaremos que Irán desarrolle armas nucleares", expresó el primer ministro, Benjamin Netanyahu, en un discurso pronunciado el martes por la noche. “Esto no es sólo para nuestra seguridad y nuestro futuro; es para el futuro del Medio Oriente y el mundo ", afirmó.
Israel, que tiene su propio programa de armas nucleares no declarado, ha atacado primero en el pasado para evitar que sus enemigos obtuvieran armas atómicas. En 1981, aviones de combate israelíes bombardearon un reactor nuclear que estaba construyendo el dictador iraquí Saddam Hussein. Una ofensiva aérea israelí destruyó de manera similar un reactor nuclear sirio secreto en 2007.
El gobierno de Obama convenció a Israel antes del acuerdo nuclear de 2015 para que no realizara un bombardeo de este tipo contra Irán. No está claro cómo respondería Trump a un plan israelí similar, pero el presidente de Estados Unidos ha apoyado rotundamente a Netanyahu en el pasado.
First published: 11:52 , 07.11.19
Comentarios 0