Netanyahu: "La gente quería un gobierno de unidad".
Primer ministro Benjamín Netanyahu. Las posibles anexiones en Cisjordania, en el centro del conflicto entre israelíes y palestinos
Adina Walman/Portavoz de la Knesset
La amenaza de Abbas ya se escuchó otras veces, aunque una posible anexión israelí cruzaría un límite en las relaciones entre Israel y la AP.

El discurso de Abbas: tarjeta amarilla para Israel

Análisis. Aunque otras veces Ramallah también amenazó con romper los Jerusalem y no ocurrió, una anexión en Cisjordania implicaría cruzar un límite. ¿Cómo afectaría a Israel, a los palestinos y a los funcionarios de la AP?

Elior Levy - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 20.05.20 , 14:55
"La coordinación de seguridad en todas sus formas se suspenderá ante el incumplimiento de Israel de los acuerdos firmados. Como potencia ocupante, Israel es totalmente responsable del pueblo palestino dentro del Estado palestino ocupado, según establece el derecho internacional.”
Muchos podrían pensar que se trata de un extracto del discurso pronunciado por Mahmoud Abbas ayer en Ramallah, pero la cita corresponde a las conclusiones de una reunión que celebró el Consejo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en marzo de 2015. ¿En ese momento se terminó la coordinación de seguridad con la Autoridad Palestina? No. ¿Israel debió asumir responsabilidades sobre los habitantes de la AP? Tampoco.
Este tipo de amenazas se escucharon varias veces, por lo que probablemente no provocó un gran impacto entre los palestinos que viven bajo la AP. Pero la gran diferencia es que en 2015 la administración de la Casa Blanca implicaba una situación más cómoda para los palestinos, mientras que actualmente la palabra anexión es lanzada al aire como una pelota de ping pong que viaja entre Jerusalem y Washington.
La amenaza de Abbas ya se escuchó otras veces, aunque una posible israelí cruzaría un límite en las relaciones entre Israel y la AP. La amenaza de Abbas ya se escuchó otras veces, aunque una posible israelí cruzaría un límite en las relaciones entre Israel y la AP.
La amenaza de Abbas ya se escuchó otras veces, aunque una posible anexión israelí cruzaría un límite en las relaciones entre Israel y la AP.
(AFP)
El liderazgo palestino advirtió en varias oportunidades que una anexión israelí en Cisjordania sería el cruce de una línea, y que si el gobierno israelí concreta sus intenciones la AP cancelará de inmediato todos los acuerdos firmados con Israel y Estados Unidos. La ruptura completa de estos acuerdos implica, entre otras cosas, la cancelación de la coordinación entre las partes en materia de seguridad. Y también suprime la existencia legal de la Autoridad Palestina establecida por los Acuerdos de Oslo, cuyo desmantelamiento restauraría a Israel la responsabilidad sobre todo el territorio hoy gobernado por los palestinos.
Se trata de un recurso desafiante de Ramallah hacia Israel: ¿Quieren anexar? Entonces que asuman la responsabilidad sobre la vida y el bienestar de 2,5 millones de palestinos. Esto implica procurar la educación de los niños de Beitunia, cuidar la salud de los adultos mayores de Ur Al Fauqa, garantizar los medios de vida de los habitantes de Yata, limpiar los contenedores de basura desde Ramallah hasta Einabus, o mantener el sistema de cloacas de Nablus a Burin.
Pero este tipo de estrategias puede tener consecuencias devastadoras en ambos lados del conflicto. El desmantelamiento de la AP también significaría una pérdida de los medios de vida para cientos de miles de funcionarios palestinos que viven cómodos. Además obligaría a Abbas a refugiarse o un exilio forzoso, y se presume que no querrá vivir el resto de su vida como lo hizo su predecesor Arafat. A su vez, la desaparición de la AP fortalecería significativamente el poder de Hamas sobre Cisjordania y Gaza, a expensas del Fatah.
Más allá del discurso de Abbas, las fuerzas de seguridad palestinas continúan trabajando en coordinación con Israel y EE.UU.Más allá del discurso de Abbas, las fuerzas de seguridad palestinas continúan trabajando en coordinación con Israel y EE.UU.
Más allá del discurso de Abbas, las fuerzas de seguridad palestinas continúan trabajando en coordinación con Israel y EE.UU.
(AFP)
Por eso ayer Mahmud Abbas eligió cuidadosamente sus palabras y dejó una ventana abierta para maniobrar. “Ya no estamos obligados a cumplir con los acuerdos firmados”, dijo, y el significado literal de la frase es que los palestinos pueden seguir respetando esos acuerdos pero ya no se consideran comprometidos con ellos. Por eso la mañana del miércoles no fue diferente a otras en relación a la seguridad y la coordinación civil con Israel, y todavía existe el trabajo conjunto entre las fuerzas de seguridad palestinas y la CIA de Estados Unidos.
Abbas le sacó tarjeta amarilla a Israel y es inevitable que la coordinación de seguridad entre las partes sea menos intensa e íntima que hasta ayer. Pero la conclusión es que los palestinos esperan ver qué sucederá realmente. Algunos creen que la anexión israelí finalmente no se concretará debido a las implicancias que tendría para Israel ante el mundo. Y si la anexión ocurre, esa amarilla podrá convertirse en tarjeta roja. La advertencia se realizó anoche.
(Foto de lado archivo Netanyahu anexiones: "Las posibles anexiones en Cisjordania, en el centro del conflicto entre israelíes y palestinos")

Comentarios 0