Oded Revivi.
Oded Revivi.
Presentación del Acuerdo del Siglo.

La "visión para la paz" de Trump asegura el futuro de Israel

Opinión. Independientemente de si este plan particular de EE.UU. para el Medio Oriente logre resolver el conflicto con los palestinos, es justo afirmar que cuando la solución llegue, se basará en este marco.

Oded Revivi - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 28.06.20 , 09:55
El Israel del año 2020 sería irreconocible para un israelí en 1948. Cuando el Estado judío declaró su independencia por primera vez, su supervivencia, y mucho menos su prosperidad, estaban aseguradas.
En aquellos primeros días, la coalición de países árabes estaba convencida de que arrojaría a Israel al mar.
Ahora, de los países árabes que no han alcanzado la paz formal con Israel, muchos están avanzando en relaciones diplomáticas inimaginables hace una década.
Presentación del Acuerdo del SigloPresentación del Acuerdo del Siglo
Presentación del Acuerdo del Siglo.
(Reuters)
Durante todo ese tiempo, la fórmula aceptada para la paz fue a través de la creación de un Estado palestino.
Y a pesar del rechazo de los palestinos a tener un Estado cuando tuvieron la oportunidad en la ONU en 1947, su negativa a crear un Estado cuando Jordania controlaba Cisjordania hasta 1967, y su negativa a negociar de buena fe en los años subsiguientes, el modelo nunca fue alterado.
El enfoque de la paz se ha mantenido estático mientras que la región no.
La “visión para la paz” del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, eligió observar la realidad de la vida en los territorios en disputa de hoy.
Eso significó reconocer que el medio millón de israelíes que viven en Judea y Samaria lo hacen legalmente (según la Doctrina Pompeo, Estados Unidos "ya no reconoce los asentamientos israelíes como incompatibles con el derecho internacional") y no son obstáculos para la paz.
Y es por eso que la visión de Trump representa un camino hacia el reconocimiento de los Estados Unidos de la soberanía israelí sobre los asentamientos israelíes en Judea y Samaria.
La verdad, que fue ignorada en décadas anteriores, es que Israel había sido presionado para negociar con un adversario que continuó creando un ambiente inhóspito para la paz.
AsentamientosAsentamientos
Para Estados Unidos, los asentamientos en Judea y Samaria no representan un obstáculo para la paz.
(Ynet)
No es que haya una falta de conciencia sobre la corrupción, la incitación, las violaciones a los derechos humanos, los incentivos financieros al terrorismo y más, pero cuando el objetivo final era crear un Estado palestino (y no una paz genuina), todos esos pecados fueron pasados ​​por alto.
Ahora que la visión de Trump ha recalibrado el proceso para lograr realmente la paz, se ha vuelto obvio que la lista anterior es venenosa para ese objetivo.
Por lo tanto, la visión de Trump requiere que, para comenzar las negociaciones, los palestinos deben renunciar a todo lo anterior y más, para crear un ambiente genuino donde la paz pueda florecer incluso después de una firma en la Casa Blanca.
Independientemente de lo improbable que sea que los palestinos cumplan, es difícil negar la verdad: el único escenario imaginable en el que se puede lograr una paz genuina es cuando hay un socio motivado que rechaza el terrorismo y la incitación y respeta los derechos humanos.
Los críticos de la visión de paz de Trump han planteado las siguientes preocupaciones:
Esta visión supuestamente le permite a Israel cambiar unilateralmente los hechos sobre el terreno, asegurando que un Estado palestino no sea contiguo ni viable. En realidad, el plan no impone hechos sobre el terreno; sólo los refleja. Nuevamente, el objetivo aquí es lograr la paz, que no necesariamente equivale a crear un Estado palestino.
La ministra Miri Regev visita la mezquita Sheikh Zayed en los Emiratos Árabes Unidos en 2018.La ministra Miri Regev visita la mezquita Sheikh Zayed en los Emiratos Árabes Unidos en 2018.
La ministra Miri Regev visita la mezquita Sheikh Zayed en los Emiratos Árabes Unidos en 2018.
(Chen Kedem Maktubi)
Una vez que Israel aplique la soberanía en los municipios israelíes en Judea y Samaria, el territorio restante (alrededor del 70% del total) se convertiría en un Estado palestino, incluso si sus líderes no cambian su postura hostil.
Más de una docena de ciudades israelíes podrían quedar como enclaves vulnerables e indefendibles rodeados por un Estado palestino hostil. Sin embargo, según el plan, un Estado palestino sólo podría crearse a través de negociaciones con Israel, sería desmilitarizado y no controlaría sus propias fronteras.
Así es esencialmente cómo funciona la Autoridad Palestina hoy. Los palestinos ya no represantarían una amenaza, y la presencia militar de Israel, si fuera necesario, sería igual de sólida.
Décadas de negociación de Israel desde la debilidad han hecho imposible a los críticos creer en una solución. Conocer la historia no es lo mismo que repetir la historia. La diferencia es aprender de ella. Este plan hace exactamente eso.
El plan de Trump supuestamente es "unilateral". No, refleja la realidad. ¿Puede uno honestamente sugerir que este plan no llevará a la paz? Por supuesto que lo hará.
Aquí es donde está la mayor divergencia de intentos anteriores, que estaban diseñados sólo para crear un Estado palestino. Pero en todos esos casos, es difícil imaginar cómo ese Estado realmente hubiera derivado en una solución del conflicto y no en un peligro mortal para Israel.
Los avances de Israel con los países del Golfo podrían revertirse. El acercamiento entre el Estado judío y esas naciones árabes lleva muchos años en desarrollo y se basa en cuestiones geopolíticas independientes del conflicto israelí-palestino.
Los palestinos protestan en Ramallah contra el plan de paz de Trump Los palestinos protestan en Ramallah contra el plan de paz de Trump
Palestinos protestan en Ramallah contra el plan de paz de Trump.
(AFP)
De hecho, si no fuera por el conflicto con los palestinos, probablemente ya se habrían establecido relaciones más profundas. El conflicto podría representar una amenaza significativa a largo plazo para la mejora de estas relaciones. Al aclarar las intenciones de Israel en el territorio en disputa, abordamos el asunto de inmediato.
Dado que Israel no tiene la intención de quitar a cientos de miles de israelíes de sus hogares, lo mejor es eliminar la duda lo antes posible. Habrá algunos retrocesos, pero el acercamiento es de un interés mutuo significativo, y los países árabes ya no les darán a los palestinos poder de veto sobre sus relaciones diplomáticas.
Israel está listo para este paso. Después de tres elecciones, los israelíes eligieron un gobierno de unidad comprometido a implementar la visión de paz de Trump. Esto incluso está escrito en el acuerdo de coalición del gobierno.
La demostración de un amplio apoyo israelí para el plan, combinado con un gobierno de los Estados Unidos comprometido a flexibilizar su peso diplomático, presenta a Israel las circunstancias ideales para avanzar en este camino y avanzar hacia la resolución del conflicto de una vez por todas.
Independientemente de si esta visión de Trump en particular tiene éxito en la resolución del conflicto, cuando éste finalmente se resuelva, puede apostar que se basará en este marco.
Necesitamos un plan basado en la realidad, no en un espejismo que parezca atractivo pero que, a fin de cuentas, siga siendo difícil de alcanzar. Este plan se basa en la realidad y puede funcionar si se le da la oportunidad.
Oded Revivi es el alcalde del asentamiento Efrat y ha sido el principal enviado al extranjero en representación de los alcaldes israelíes de Judea y Samaria.
Comentarios 0