Ron Ben Yishai
Ron Ben Yishai.
Ynet
Descubrimiento de un túnel terrorista de Hamás el mes pasado.

El mensaje de advertencia de Israel a Hamás y Yihad Islámica

Análisis. Mientras en Cisjordania y Gaza se preparan para conmemorar la muerte, hace un año, de Baha Abu al-Ata, un líder de la Yihad Islámica eliminado por Israel, el Estado judío tiene lista una dura respuesta, militar y civil, que podría poner en peligro el liderazgo de Hamás frente a su población.

Ron Ben Yishai - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 12.11.20 , 12:05
Según los informes, Israel envió un mensaje a Hamás y a la Yihad Islámica advirtiendo de una respuesta severa, tanto de fuego como de medidas relacionadas con la ayuda humanitaria que recibe el enclave, si se lanzan cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, o se intentan llevar a cabo ataques que provengan desde allí o de Cisjordania.
Es posible que el trasfondo de la advertencia sean las declaraciones de algunos miembros extremistas de la Yihad Islámica que quieren conmemorar el primer aniversario de la eliminación de un alto comandante de la organización en Gaza, Baha Abu al-Ata. A través de las redes sociales, miembros de la organización terrorista expresaron que su facción en Gaza quiere vengarse de Israel.
Abu al-Ata era el jefe del Consejo Militar de la Yihad y comandante de la Brigada Norte en Gaza. Fue eliminado en su casa el 12 de noviembre de 2019 en un ataque atribuido a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), luego de disparar cohetes contra Israel en múltiples oportunidades y de perpetrar ataques terroristas. Su muerte fue un duro golpe moral para la Yihad, no solo en Gaza, sino también en Cisjordania y en el liderazgo de la organización en Líbano.
Descubrimiento de un túnel terrorista de Hamás el mes pasado. Descubrimiento de un túnel terrorista de Hamás el mes pasado.
Descubrimiento de un túnel terrorista de Hamás el mes pasado.
(Portavoz de las FDI)
Las FDI tienen lista una respuesta militar y civil contundente que resultará en un alto costo para los residentes de Gaza. La respuesta consiste en daños severos a las instalaciones y capacidades militares de Hamás y la Yihad, y la abolición de las concesiones económicas que Israel otorgó y tiene intención de seguir otorgando al gobierno de Hamás para brindar asistencia durante la compleja situación que afrontan sus residentes.
El escenario de fondo es la complicada situación de la población palestina con sus problemas económicos y sanitarios que empeoran día a día. Gaza presenta tasas de desempleo que ascienden al 49%, más de 3.000 pacientes con coronavirus y 43 muertos por la pandemia. El número de infecciones es de entre 250 y 300 personas diarias, con un porcentaje de pruebas positivas del 10%. El número de suicidios, adicción a las drogas y divorcios aumenta drásticamente. Hamás teme por un estallido de su población y busca las formas de aliviar la crisis económica para evitar que la situación se salga de control.
Abu al-AtaAbu al-Ata
Abu al-Ata.
(AFP)
Desde mayo de este año, Hamás disparó solo cuatro cohetes y trabaja para contener a su pueblo y a los elementos rebeldes de la Yihad. Las FDI atribuyen esto al temor al precio que deban pagar si hay una escalada grave de violencia con Israel.
Además, Israel está llevando a cabo negociaciones con Egipto y Catar que tienen la mira puesta en el largo plazo y podrían llevar alivio a la población gazatí, como son la construcción de un gran hospital y un gasoducto. Israel utiliza sus vínculos en Catar a través de la Oficina del Primer Ministro para ampliar la subvención mensual en aproximadamente 30 millones de dólares a la Franja de Gaza.
Actualmente, la ampliación de la asistencia catarí está garantizada solo hasta fin de año e Israel trabaja para extender el plazo. Todo eso lleva a que Hamás no tenga actualmente un interés en intensificar la confrontación con Israel. Más aún después de los resultados de las elecciones en los Estados Unidos y los acuerdos de normalización, que están haciendo que los líderes palestinos tanto en Gaza como en Cisjordania reconsideren su estrategia respecto de Israel.
Los líderes palestinos tienen la esperanza de mejorar su relación con Estados Unidos durante la administración de Biden, y al mismo tiempo temen a un aislamiento dentro del mundo árabe debido al establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y algunos países de la región.
Si a todo esto se suma la proximidad de las elecciones para el liderazgo de Hamás, en las que Yahya Sinwar, su líder en Gaza, quiere evitar quedar retratado como quien condujo al desastre de su población, es posible suponer que la organización Hamás, factor soberano y responsable de la Franja de Gaza y la Autoridad Palestina, tenga buenos motivos para evitar una escalada de violencia.
Líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar.Líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar.
Líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar.
(AP)
En la Yihad Islámica, que no es responsable de la situación económica y sanitaria de la población, estas consideraciones no son prioritarias. La advertencia israelí a Hamás, que se transmite a través de varios canales, tiene como objetivo dejar en claro que la situación de los palestinos se agravará si permiten que los extremistas yihadistas actúen a su antojo. Las advertencias parecen estar llegando, por el momento, a oídos atentos.
Por si acaso, para evitar sorpresas de la Yihad, Israel desplegó varias baterías del sistema de defensa Cúpula de Hierro en algunos puntos críticos, y las FDI están preparadas para asestar un duro golpe a las organizaciones terroristas en la Franja de Gaza.
Comentarios 0