Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.
Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.
GPO
Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.

Los juicios de Benjamín Netanyahu

Opinión. Con algunos de sus aliados que comienzan a soltarle la mano, el crecimiento de su archienemigo Naftali Bennett y el juicio penal en su contra que comenzará pronto, las preocupaciones del primer ministro van en aumento.

Limor Livnat - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 17.10.20 , 16:09
En estos días, el primer ministro Benjamín Netanyahu se encuentra abrumado por diferentes preocupaciones. Incluso si dejamos de lado su manejo fallido de la pandemia de coronavirus y la posterior debacle económica, todavía enfrenta graves problemas.
Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.
Benjamín Netanyahu, a principios de este año, en la apertura de su juicio penal en Jerusalem.
(GPO)
Su juicio por cargos de corrupción está programado para comenzar en unos meses y eso lo ha mantenido despierto por las noches. Aún no hay indicios sobre sus planes para evitar que los procedimientos sigan adelante.
Gran parte del público israelí ha perdido la fe en el gobierno de Netanyahu. Esta desconfianza se debe, en cierto sentido, a las repetidas violaciones por parte de los propios funcionarios de las normas de salud. Restricciones que ellos mismo impusieron y a su vez exigen a la sociedad.
Para la comida de Pascua de este año, el mismo primer ministro recibió a su hijo menor en su casa, violando las medidas correspondientes al primer cierre general. Recientemente, la ministra de Protección Ambiental, Gila Gamliel, no solo violó las restricciones sobre Yom Kipur, sino que también mintió al respecto.
La ministra de Protección Ambiental, Gila Gamliel, fue atrapada violando el cierre a principios de este mes.La ministra de Protección Ambiental, Gila Gamliel, fue atrapada violando el cierre a principios de este mes.
La ministra de Protección Ambiental, Gila Gamliel, fue atrapada violando el cierre a principios de este mes.
(GPO)
No es de extrañar que los israelíes ya no crean ni una palabra pronunciada por sus líderes. El público es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que las decisiones se toman por consideraciones políticas o personales. No había ninguna razón para obligar a las pequeñas empresas a cerrar como parte del bloqueo impuesto el mes pasado. Detrás estaba el intento de Netanyahu de impedir que un creciente número de manifestantes se movilizaran frente a su residencia.
Cuando se dio cuenta de que no podía detener las protestas, dio marcha atrás, pero aun así no permitió que las empresas volvieran a abrir. Ciego ante el sufrimiento de los israelíes que ven sus medios de vida en ruinas, Netanyahu vive en un mundo de lujosas casas, jets privados y deslumbrantes ceremonias en la Casa Blanca.
Protesta en contra del primer ministro en Jerusalem.Protesta en contra del primer ministro en Jerusalem.
Protesta en contra del primer ministro en Jerusalem.
(Shalev Shalom)
De este modo, y ante la molestia de gran parte de la sociedad, hasta integrantes de su propio gobierno comienzan a jugarle en contra. El ministro de Finanzas de Israel, Yisrael Katz, pide descaradamente la reapertura de las pequeñas empresas.
Por su parte, Gideon Sa'ar renunció al comité de la Knesset encargado de lidiar con la crisis de salud debido a su desacuerdo con las decisiones del gabinete. Y Haim Bibas, el hombre del Likud que encabeza la Federación de Autoridades Locales en Israel, también se ha pronunciado públicamente en contra.
Netanyahu seguramente debe estar preguntándose quién será el próximo en oponerse a él. Pero lo peor de todo son las encuestas de opinión, que para horror del primer ministro, muestran que sus números disminuyen mientras su archienemigo, el líder de Yamina, Naftali Bennett, recibe un apoyo creciente y por primera vez amenaza con presentar una alternativa real a su liderazgo.
Benjamín Netanyahu y su asistente convertido en rival Naftali Bennett.Benjamín Netanyahu y su asistente convertido en rival Naftali Bennett.
Benjamín Netanyahu y su asistente convertido en rival Naftali Bennett.
(AP)
Netanyahu está en un aprieto. ¿Debería convocar a elecciones anticipadas en diciembre con el estado de la economía en ruinas? Bennett está ganando popularidad todos los días mientras recorre el país recibiendo una cálida bienvenida donde quiera que vaya.
El líder de Yamina está siendo inteligente. Probablemente presentará el liderazgo de su partido sin miembros de extrema derecha como Bezalel Smotrich, que podrían desanimar a los votantes. Bennett sabe que para ganar debe prometer que, pase lo que pase, no se unirá a un gobierno liderado por Netanyahu ni recomendará al primer ministro por un período adicional.
Comentarios 0