Ron Ben Yishai
Ron Ben-Yishai
Ynet
Tropas israelíes y palestinos se enfrentan en Beit Jala.

Las FDI son la clave para combatir la violencia en Judea y Samaria

Análisis: el plan de paz de Trump provocó un aumento considerable de los hechos violentos, pero Israel aún tiene los medios para evitar que empeoren los enfrentamientos de los últimos dos días.

Ron Ben-Yishai - Adaptado por Iñaki Landivar |
Updated: 06.02.20 , 20:05
La última escalada de tensiones entre Israel y los palestinos ha dejado un saldo de cuatro palestinos muertos y 16 israelíes heridos en un lapso de menos de 48 horas.
Esta situación todavía está lejos de los enfrentamientos vistos en el pasado de la región, y definitivamente no es el comienzo de una nueva intifada (levantamiento), ya que los recientes ataques terroristas han sido perpetrados por lobos solitarios y las fuerzas de seguridad tienen la capacidad para evitarlos.
Además, el hecho de que estos enfrentamientos sean de naturaleza sociopolítica más que religiosa indica un final rápido en los próximos días, si ambas partes lo desean.
Por el momento, el presidente palestino Mahmoud Abbas y su partido Fatah parecen estar dispuestos a continuar con la agitación, la cual denominaron "plan de resistencia a la paz", ya que sirve para su lucha contra el plan del presidente de Donald Trump para Medio Oriente.
Se podría suponer que las duras declaraciones hechas en las últimas semanas por Abbas y otras organizaciones palestinas, como Hamás, contra el esquema de paz han sido un factor directo en las crecientes tensiones en las calles palestinas.
Tropas israelíes y palestinos se enfrentan en Beit Jala. Tropas israelíes y palestinos se enfrentan en Beit Jala.
Tropas israelíes y palestinos se enfrentan en Beit Jala.
(Reuters)
Aunque sus llamados han reunido a los jóvenes palestinos en las calles de Hebrón y el área alrededor del Monte del Templo en Jerusalem, esta tensión no nació únicamente debido al plan de paz de Estados Unidos, sino también por varios factores económicos y sociales.
El estallido en Judea y Samaria era cuestión de tiempo, con declaraciones de legisladores israelíes con respecto a la anexión de territorios, agregando más combustible al fuego.
Tanto las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) como el servicio de seguridad Shin Bet han advertido al gobierno, en el pasado, de una posible erupción en las tensiones.
Las oraciones de los viernes en las mezquitas de Judea y Samaria serán una señal de hacia dónde se dirige esta escalada.
Las FDI poseen varios medios para sofocar las llamas de la resistencia:
1- La recopilación de inteligencia rápida y precisa en las redes sociales para rastrear a cualquier persona o grupo que incite a la violencia y el uso de esa inteligencia para frustrar cualquier intento terrorista.
Israel debe mantener su cooperación con las fuerzas de seguridad palestinas para evitar más derramamiento de sangre, ya que la muerte de un oficial de seguridad palestino por disparos de las FDI el jueves representa un gran obstáculo para la acción mutua continua.
FDI JeninFDI Jenin
Las FDI se enfrentaron con grupos terroristas en Jenín.
(FDI)
2- El refuerzo de fuerzas ya estacionadas en Judea y Samaria, con énfasis en los puntos de tensiones donde residen los colonos que son potenciales objetivos de ataques terroristas, como el bloque de asentamientos de Gush Etzion o el Concejo Regional de Binyamin, donde un soldado de las FDI resultó levemente herido en un ataque el Jueves.
Debe tenerse en cuenta que cualquier tropa adicional podría representar un objetivo para nuevos ataques, con directrices y regulaciones aclaradas en el terreno.
3- La abstención de cualquier interrupción adicional de la vida cotidiana palestina, principalmente para evitar que quienes se sientan al margen de los enfrentamientos actuales se unan también.
Las oraciones del viernes en la mezquita Al-Aqsa y en lugares de Judea y Samaria deben observarse, ya que cualquier acción posterior a las oraciones podría conducir a una disminución o un aumento de la violencia.
Globos explosivos lanzados desde Gaza. Globos explosivos lanzados desde Gaza.
Globos explosivos lanzados desde Gaza.
Los grupos terroristas de Gaza, como Hamás y la Yihad Islámica, han guardado bastante silencio, con pocos ataques con cohetes o globos explosivos, posiblemente para evitar más daños en el enclave costero.
Sin embargo, los eventos en Judea y Samaria podrían conducir a un cambio en su rutina, para lo cual Israel debería estar preparado.
Con informes de un ataque nocturno de la Fuerza Aérea el miércoles contra una base en Siria, que supuestamente causó 23 muertes, incluidas las de algunos iraníes, Israel debe estar al tanto de cualquier intento de la República Islámica de avivar aún más las tensiones.
Una situación en la que Israel enfrenta violencia en tres frentes separados, mientras el país se ve envuelto en su tercer ciclo electoral en 12 meses, es su peor escenario, y las fuerzas de seguridad deben hacer todo lo posible para evitar tal eventualidad.
First published: 19:52 , 06.02.20
Comentarios 0