El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, con los Adelson en la cumbre del Consejo Israel-América en diciembre de 2019.
El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, con los Adelson en la cumbre del Consejo Israel-América en diciembre de 2019.
AP
Sheldon Adelson con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Con la muerte de Adelson, Netanyahu pierde un aliado clave

Análisis: Adelson era un partidario incondicional de Netanyahu y un fuerte impulsor de la agenda pro-Israel del presidente Donald Trump, incluida la controvertida mudanza de la embajada estadounidense de Jerusalem.

Associated Press - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 12.01.21 , 18:32
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, lamentó el martes el fallecimiento del magnate estadounidense de los casinos Sheldon Adelson, uno de los partidarios estadounidenses más acérrimos de Netanyahu, y elogió sus esfuerzos por reforzar los lazos entre Estados Unidos e Israel que ayudaron a impulsar la política pro-Israel bajo la administración Trump.
Con la muerte de Adelson, Netanyahu pierde a un patrocinador estadounidense clave, que durante los últimos cuatro años escuchó al presidente estadounidense y trabajó incansablemente para impulsar las prioridades de Israel en la Casa Blanca y en el Congreso.
Sheldon Adelson con el primer ministro Benjamin Netanyahu. Sheldon Adelson con el primer ministro Benjamin Netanyahu.
Sheldon Adelson con el primer ministro Benjamin Netanyahu.
(AP)
También se despide de un importante actor secreto de la política israelí que financió un influyente diario gratuito que sirvió como portavoz no oficial de Netanyahu.
"Las grandes acciones de Sheldon para fortalecer la posición de Israel en los Estados Unidos y fortalecer los lazos entre Israel y la diáspora serán recordadas por generaciones", dijo Netanyahu en un comunicado, agregando que había recibido la noticia de la muerte de Adelson con "profundo dolor y angustia". "Siempre recordaremos a Sheldon y su gran contribución a Israel y al pueblo judío", añadió.
En una declaración posterior, más personal, en inglés, Netanyahu dijo que Adelson era "un amigo maravilloso para nosotros", y agregó que "la calidez de su corazón, la claridad de su pensamiento y la decisión de sus acciones fueron realmente excepcionales".
Los legisladores israelíes de todo el espectro político, así como otras figuras públicas, se apresuraron a elogiar a Adelson y su apoyo a Israel y las causas judías.
Sheldon Adelson con su esposa Miriam en un mitin de Trump en Las Vegas, el pasado febrero. Sheldon Adelson con su esposa Miriam en un mitin de Trump en Las Vegas, el pasado febrero.
Sheldon Adelson con su esposa Miriam en un mitin de Trump en Las Vegas, el pasado febrero.
(AFP)
Gideon Saar, quien desafía a Netanyahu en las próximas elecciones, dijo que Adelson "dedicó su tiempo y energía a hablar por Israel, presentar el caso de Israel a los tomadores de decisiones estadounidenses y fortalecer los lazos entre nuestro país y Estados Unidos".
Isaac Herzog, un exlíder de la oposición y ahora director de la Agencia Judía, una organización que trabaja para fortalecer los vínculos entre Israel y la diáspora, llamó a Adelson “uno de los líderes del pueblo judío en nuestra generación, uno de los pilares del educación en el mundo".
Adelson era un firme partidario de Netanyahu y un impulsor de la fuerte agenda pro-Israel del presidente Donald Trump, incluida la controvertida mudanza de la embajada estadounidense de Tel Aviv a la disputada Jerusalem.
Adelson se sentó en la primera fila cuando la administración Trump inauguró la embajada de Jerusalem en mayo de 2018 y asistió a la presentación del plan de Trump para el Medio Oriente, que favorecía a Israel sobre los palestinos, en la Casa Blanca, en enero del 2020.
Presentación del Acuerdo del SigloPresentación del Acuerdo del Siglo
Presentación del Acuerdo del Siglo, en la Casa Blanca, por parte de Donald Trump y Benjamín Netanyahu.
(Reuters)
Más recientemente, según los informes, compró la residencia oficial del embajador de Estados Unidos cerca de Tel Aviv por unos 67 millones de dólares el año pasado, en una medida que se consideró que ayudaba a evitar que la embajada se mudara nuevamente a Tel Aviv después de que Trump dejara el cargo.
Hace apenas unas semanas, Adelson proporcionó un avión privado a Jonathan Pollard, un ex analista de inteligencia de Estados Unidos que pasó 30 años en prisión por espiar para Israel, para que se mudara a Israel después de que terminara su libertad condicional.
Adelson también participó activamente en la política israelí, lanzando un periódico gratuito llamado Israel Hayom, que sirvió como portavoz no oficial de Netanyahu. El periódico ha jugado un papel central en la política israelí, promoviendo exclusivas y filtraciones desde su oficina e incluso ayudando a desencadenar las elecciones nacionales en 2015 cuando un rival de Netanyahu intentó aprobar una ley que limitaría su influencia.
Jonathan Pollard besa el suelo de Israel cuando sale del jet privado de Sheldon Adelson. Jonathan Pollard besa el suelo de Israel cuando sale del jet privado de Sheldon Adelson.
Jonathan Pollard besa el suelo de Israel cuando sale del jet privado de Sheldon Adelson.
(Gentileza)
También está relacionado con uno de los escándalos de corrupción por los que Netanyahu está siendo juzgado. Netanyahu está acusado de prometer al editor de un periódico rival que limitaría la influencia de Israel Hayom a cambio de una cobertura más positiva en el diario Yediot Ahronot. Netanyahu niega haber actuado de esa forma.
Después de que se anunciara la muerte de Adelson, el sitio web de Israel Hayom estaba lleno de fotos de Adelson. El sitio publicó cuatro artículos sobre él, incluido un obituario escrito por su esposa.
Adelson apoyó algunas causas vinculadas con el movimiento de asentamientos israelíes, incluida la Universidad Ariel, la única universidad de Israel en el territorio ocupado, así como la Ciudad de David, un polémico parque arqueológico situado en un barrio árabe del este de Jerusalem.
Adelson también fue importante donante de numerosas causas, y su fundación fue un donante prolífico a grupos judíos e israelíes, incluido el monumento nacional del Holocausto de Israel, Yad Vashem.
El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, con los Adelson en la cumbre del Consejo Israel-América en diciembre de 2019. El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, con los Adelson en la cumbre del Consejo Israel-América en diciembre de 2019.
El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, con los Adelson en la cumbre del Consejo Israel-América en diciembre de 2019.
(AP)
La declaración de impuestos de su fundación familiar para 2018 mostró donaciones de u$d 34 millones a la Birthright Israel Foundation en Nueva York, un programa que lleva a jóvenes judíos de todo el mundo en viajes gratuitos a Israel. También enumera una donación de u$d 10,7 millones a la Maccabbee Task Force Foundation. El grupo dice en su sitio web que está dedicado a combatir el antisemitismo en general, y al movimiento liderado por palestinos que promueve boicots y sanciones contra Israel específicamente, en los campus universitarios. Adelson también hizo contribuciones más modestas, como u$d 10.000 a la Comunidad Judía del Caribe, entre otras.
Comentarios 0