El presidente palestino Mahmoud Abbas deposita su voto en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006 en Ramallah.
El presidente palestino Mahmoud Abbas deposita su voto en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006 en Ramallah.
AP
Un miembro de la Comisión Electoral palestina registra votantes para las próximas elecciones.

Los lideres palestinos evalúan el costo político de retrasar una votación esperada durante 15 años

Análisis. Mahmoud Abbas presidirá una reunión hoy por la noche para decidir si las primeras elecciones en 15 años deben celebrarse o cancelarse debido a la supuesta negativa de Israel a permitir la votación en Jerusalem Oriental.

AFP |
Published: 29.04.21 , 14:52
Los líderes palestinos debían decidir el jueves si celebrar elecciones el próximo mes, según lo programado, o pedir un retraso que podría desencadenar más frustración en una sociedad dividida que votó por última vez en el año 2006.
Los palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza han expresado su esperanza de que las elecciones puedan ayudar a restaurar la credibilidad y sanar las divisiones.
El Fatah, que controla la Autoridad Palestina con sede en Cisjordania, llegó a un acuerdo con su rival Hamas, los islamistas que controlan Gaza, para celebrar elecciones legislativas el 22 de mayo y una votación presidencial el 31 de julio.
4 צפייה בגלריה
Un miembro de la Comisión Electoral palestina registra votantes para las próximas elecciones.
Un miembro de la Comisión Electoral palestina registra votantes para las próximas elecciones.
Un miembro de la Comisión Electoral palestina registra votantes para las próximas elecciones.
(AFP)
La agencia oficial de noticias Wafa informó que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, también líder de Fatah, presidirá una reunión "en Ramallah que incluye a todas las facciones políticas, para discutir lo último sobre las elecciones y si deben celebrarse o cancelarse". "Una decisión final" se tomaría antes del viernes, añadió Wafa.
Hamas, por su parte, ya adelantó el miércoles que "rechaza cualquier intento de posponer las elecciones". Hamas obtuvo una victoria sorpresa en las elecciones de 2006, pero Abbas no lo reconoció. Los islamistas tomaron el poder en Gaza al año siguiente, en una semana de sangrientos enfrentamientos.
Los críticos de Abbas lo acusan de que busca ganar tiempo ya que las perspectivas de Fatah se han visto amenazadas por facciones disidentes, incluida una dirigida por un sobrino del icónico líder palestino Yasser Arafat y otra por un poderoso exjefe de seguridad de Fatah exiliado, Mohammed Dahlan.
4 צפייה בגלריה
Mohammed Dahlan.
Mohammed Dahlan.
Mohammed Dahlan, exjefe de Seguridad de la AP, exiliado en los Emiratos.
(AP)
"Si Abbas retrasa las elecciones, comenzaremos con manifestaciones", dijo a la AFP Daoud Abu Libdeh, candidato de la facción Futuro, que apoya a Dahlan, en Jerusalem.
El "problema" Jerusalem Oriental
Los palestinos insisten en que tienen derecho a celebrar elecciones en Jerusalem Este, que los palestinos reclaman como la capital de su futuro estado.
Durante las últimas elecciones palestinas, los residentes de Jerusalem Oriental votaron en las afueras de la ciudad y miles votaron en las oficinas de correos, una medida simbólica acordada por Israel.
Israel, que ahora prohíbe toda actividad política palestina en Jerusalem, no ha comentado si permitiría votar en la ciudad.
En una reunión con diplomáticos de la Unión Europea esta semana, el director político del Ministerio de Relaciones Exteriores, Alon Bar, señaló que las elecciones eran "un problema interno palestino, y que Israel no tiene intención de intervenir en ellas ni de impedirlas".
4 צפייה בגלריה
El presidente palestino Mahmoud Abbas deposita su voto en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006 en Ramallah.
El presidente palestino Mahmoud Abbas deposita su voto en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006 en Ramallah.
El presidente palestino Mahmoud Abbas deposita su voto en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006 en Ramallah.
(AP)
Wafa citó al alto funcionario Fatah Mahmoud Aloul diciendo que la celebración de elecciones que excluyeran a Jerusalem sería una "traición".
Nadia Harhash, periodista palestina y crítica de Abbas –candidata de la lista electoral Juntos Podemos– señaló que usar Jerusalem como excusa para el aplazamiento "definitivamente no es una movida inteligente para la AP". Harhash argumentó que le daría a Israel poder de veto de facto sobre el derecho de voto palestino.
Hamas dijo que una demora equivale a rendirse al "veto de la ocupación (israelí)".
Las tensiones en Jerusalem aumentaron el fin de semana, cuando los palestinos se enfrentaron con la policía israelí por el derecho a reunirse en una plaza de la Ciudad Vieja después de las oraciones vespertinas del Ramadán. Tras varios días de disturbios, que dejaron decenas de heridos, la policía israelí retiró las barricadas que bloqueaban la Puerta de Damasco, lo que permitió a los palestinos reanudar sus reuniones.
Hamas dijo que tales "victorias heroicas" deberían alentar a los palestinos a seguir adelante con la votación de Jerusalem.
4 צפייה בגלריה
Jerusalem Violencia
Jerusalem Violencia
Una de las escenas de violencia vistas en Jerusalem los últimos días.
(Reuters)
Facciones
Las elecciones se ven, en parte, como un esfuerzo unificado de Hamas y Fatah para reforzar la fe internacional en el gobierno palestino antes de un posible cambió de timón en la diplomacia de Estados Unidos bajo el mandato de Joe Biden. En los cuatro años anteriores, durante la presidencia de Donald Trump, Washington respaldó sin contradicciones ni criticas los objetivos clave de Israel.
Harhash argumentó que Abbas había esperado que las elecciones permitieran a Fatah y Hamas continuar compartiendo el poder, pero se sentía amenazado por el surgimiento de fuertes facciones disidentes y el surgimiento de nuevos grupos políticos críticos con su liderazgo.
Uno de los principales desafíos para Abbas incluye a la Lista de la Libertad, encabezada por el sobrino de Arafat, Nasser al-Kidwa, que ha sido respaldada por Marwan Barghouti, quien cumple múltiples cadenas perpetuas en una prisión de Israel.
A Dahlan, que representa otra amenaza, se le atribuye haber llevado vacunas contra el coronavirus a Gaza y distribuir ayuda financiera en todo el enclave, así como en Cisjordania.
Comentarios 0