Tropas del cuerpo de artillería entrenan en el norte de Israel.
Tropas del cuerpo de artillería entrenan en el norte de Israel.
Unidad Portavoz de las FDI
Fuerzas del ejército de Israel en la frontera con la Franja de Gaza.

El inminente desastre en la industria de defensa de Israel

Opinión. Las industrias de defensa se vieron fuertemente afectadas por la crisis del coronavirus. Sin embargo, el gobierno, preocupado por sobrevivir día a día, no ejecutó los planes que el sector le propuso en un área estratégica para la política de seguridad del país.

Alex Fishman - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 13.09.20 , 09:36
Semanas atrás el Ministerio de Defensa propuso al primer ministro, Benjamín Netanyahu, y al ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, un plan que reactivaría el crecimiento económico a través de la industria de defensa.
El plan sugiere que el Estado transfiera, durante los próximos tres años, 1.500 millones de dólares a las industrias de defensa. Eso permitiría al establecimiento de defensa ordenar las municiones que requiere el ejército para aumentar su fuerza.
Fuerzas del ejército de Israel en la frontera con la Franja de Gaza. Fuerzas del ejército de Israel en la frontera con la Franja de Gaza.
Fuerzas del ejército de Israel en la frontera con la Franja de Gaza.
(AFP)
El plan tiene como objetivo promover las adquisiciones por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y ayudar a las industrias de defensa a superar la crisis del coronavirus, un sector que asistió a una drástica reducción del mercado de armas a nivel mundial, sin que pierda impulso la competitividad global ni la inversión en innovación.
Un ingreso de esa cuantía permitirá a las empresas de tecnología de defensa Elbit Systems y Raphael abrir tres nuevas fábricas, creando 1.000 puestos de trabajo y proporcionando empleo a cientos de empresas más pequeñas que trabajan en conjunto con la industria.
Tanto el Ministerio de Finanzas como la Oficina del Primer Ministro aplaudieron el plan, pero luego de una breve emoción inicial, no pasó nada.
Entrenamiento en el norte de Israel. Entrenamiento en el norte de Israel.
Entrenamiento en el norte de Israel.
(Yoav Zitun)
Con el propósito de aumentar la competitividad de las industrias de defensa, el Ministerio de Defensa evalúa flexibilizar los criterios de exportación de equipos de defensa israelí. Esto significa reexaminar si se otorgan permisos de exportación para equipos que hasta ahora son definidos como “clasificados”, “no exportables” o limitados a un pequeño número de países.
Al mismo tiempo se discute si abrir el mercado a países que Israel se abstuvo hasta el momento de vender ciertas tecnologías. Estas discusiones suceden en paralelo con la mejora en las relaciones con los países del Golfo Pérsico, África y el sudeste asiático.
Soldados de élite de la Unidad Multidimensional de las FDI. Soldados de élite de la Unidad Multidimensional de las FDI.
Soldados de élite de la Unidad Multidimensional de las FDI.
(Unidad Portavoz de las FDI)
Tales ampliaciones en los permisos de exportación deberían provenir de la órbita del gabinete de ministros. Sin embargo, hoy la agenda del gobierno está ocupada en sobrevivir día a día. Un gabinete especializado debía reunirse para aprobar, según acuerdos de asistencia en seguridad firmados hace dos años, una lista de compras a Estados Unidos para la próxima década. Tal reunión no sucedió desde la formación del nuevo gobierno.
Se supone que la misma lista debe ser enviada este mes a la Knesset, pero ¿a quién exactamente? Este estancamiento político está empezando a afectar directamente al sistema de defensa. Meses atrás, Netanyahu anunció que el sistema de defensa recibiría 870 millones de dólares para que el ejército se mantenga preparado hasta finales de año. Desde el anuncio, el sistema de defensa no recibió ni un solo dolar.
Primer ministro, Benjamín Netanyahu. Primer ministro, Benjamín Netanyahu.
Primer ministro, Benjamín Netanyahu.
(Oficina de Prensa de Israel)
El déficit del ejército sigue ahí y en consecuencia en los últimos meses se han cancelado entrenamientos. Si el estancamiento político continúa, el déficit aumentará. El gobierno podrá argumentar que el ejército puede esperar, que la situación de defensa es buena porque se hicieron las paces con los Emiratos Árabes Unidos.
Israel ocupa el décimo lugar en el mundo en exportaciones de defensa. Para las FDI y las industrias de defensa israelíes, las exportaciones son un salvavidas. A diferencia de las principales industrias de defensa del mundo, Israel debe exportar entre el 70 y el 80 por ciento de sus productos de defensa para sobrevivir y mantener la ventaja cualitativa de las FDI.
El hecho de que el gobierno ignore estos planes es nada menos que un desastre inminente.
Comentarios 0