Michael Milstein
Michael Milstein
Globos explosivos cerca de Ashkelon.

El dilema de Israel ante la guerra entre guerras de Hamás

Opinión: aunque es percibido como un aliado en el mantenimiento de la calma en la frontera con Gaza, el grupo terrorista emplea un nuevo método de agresión en la forma de globos explosivos.

Michael Milstein - Adaptado por Iñaki Landivar |
Published: 09.02.20 , 14:50
Una realidad extraña ha surgido en Gaza durante el último mes. A medida que Israel implementa nuevas políticas destinadas a aliviar algunas de las dificultades de los civiles en la Franja, otorgando más permisos de trabajo para los residentes y eliminando las restricciones a la importación de algunos bienes, una nueva forma de terrorismo ha aparecido: dispositivos explosivos transportados por globos a través de la frontera en Israel.
Globos explosivos cerca de Ashkelon. Globos explosivos cerca de Ashkelon.
Globos explosivos cerca de Ashkelon.
(Policía Israel)
Hamás, que es considerada la fuerza capaz de mantener la calma y un socio de Israel en los esfuerzos por alcanzar un acuerdo a largo plazo, está detrás de esto.
Esta realidad insoportable requiere una inspección minuciosa de las suposiciones hechas por el gobierno israelí, la primera siendo la percepción de que Hamás está a favor de un acuerdo a largo plazo para calmar la frontera y mejorar las vidas de la población civil en Gaza.
La segunda es una creencia adoptada tras la eliminación del comandante de la Yihad Islámica Abu al-Ata de que su muerte avanzaría el acuerdo estratégico.
Un video en el Hamás amenaza con enviar más globos explosivos. Un video en el Hamás amenaza con enviar más globos explosivos.
Un video en el Hamás amenaza con enviar más globos explosivos.
También se cree que Hamás tiene problemas en contener a las facciones más pequeñas que operan en la Franja.
El aumento en lanzamientos de cohetes y globos explosivos deberían destacar a los líderes en Jerusalem que Hamás puede pero no quiere detener la última agresión. Al menos no todavía.
La situación en Gaza ilustra la brecha en las percepciones. Lo que Israel consideró mejoras importantes en la vida de los civiles fue de hecho una respuesta menor a las duras condiciones de vida en el enclave sitiado. El líder de Hamás, Yahya Sinwar, indicó que estos gestos no son suficientes.
También puede haber una disparidad en cómo Israel percibe la "calma". En Jerusalem, se espera que la calma implique una completa falta de violencia, mientras que la interpretación de Hamás lo ve como un período sin batallas ni bombardeos.
Zapadores de la policía se preparan para desmantelar bombas. Zapadores de la policía se preparan para desmantelar bombas.
Zapadores de la policía se preparan para desmantelar bombas.
(Concejo Regional de Eshkol)
Mientras Israel se aferra a su visión binaria de ataques completamente abiertos o totalmente silenciosos contra Israel, los gobernantes de Gaza, con un considerable grado de sofisticación, eligieron una tercera área gris que incluye incidentes de bajo grado. Esta sería una guerra entre guerras, dejando a Israel incapaz de responder con fuerza.
Debido a la expectativa promovida por los líderes israelíes de un acuerdo inminente con Hamás que lleve a un período de no violencia, el gobierno sería prudente si explica al público que esto es poco probable.
Quizás con el tiempo, y después de las elecciones del 2 de marzo, se pueda llegar a un mayor entendimiento.
El público israelí debe ser consciente de que no hay solución al problema de Gaza, al menos en el futuro previsible.
Proyectiles de mortero disparados desde Gaza. Proyectiles de mortero disparados desde Gaza.
Proyectiles de mortero disparados desde Gaza.
Se puede esperar un alivio de las tensiones, junto con el levantamiento de algunas restricciones y ciertos períodos de calma, pero nada de esto cambiará los problemas fundamentales a los que se enfrenta la Franja de Gaza, algo que continúa afectando la seguridad de los israelíes.
A menos de un mes de las elecciones israelíes, hay una posibilidad muy pequeña de que haya un giro dramático en la política que pueda provocar un cambio real para los civiles en Gaza.
Una opción un poco menos improbable sería un ataque total contra Hamás.
Envíos de neumáticos desde Israel hacia Gaza. Envíos de neumáticos desde Israel hacia Gaza.
Envíos de neumáticos desde Israel hacia Gaza.
El gobierno que pronto será elegido deberá tomar decisiones estratégicas que generen resoluciones claras, y tendrán que tomarlas rápidamente.
Debe proceder hacia un acuerdo con Hamás, el cual debe incluir el regreso de los cuerpos de dos soldados israelíes que se presumen muertos y los dos civiles retenidos en la Franja, o adoptar una opción militar que signifique un asalto total contra el liderazgo de Gaza, el cual por ahora parece insustituible, con la intención de crear condiciones más favorables como parte de un acuerdo.
Michael Milstein
Jefe del Foro de Estudios Palestinos en el Centro Moshe Dayan para Estudios del Medio Oriente y África en la Universidad de Tel Aviv.
Comentarios 0