Equipo de fútbol saudí.
Equipo de fútbol saudí.
AFP
El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud.

Las conversaciones entre Irán y Arabia Saudita ponen en peligro los Acuerdos de Abraham según expertos

Análisis. La relajación de medidas de Estados Unidos sobre Oriente Medio llevó a Arabia Saudita a explorar sus opciones. Irán ve a los saudíes como socios para la cooperación económica y la estabilidad diplomática en la volátil región.

TheMediaLine - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 30.04.22, 11:15
Representantes iraníes y saudíes se reunieron una vez más en Bagdad para una quinta ronda de conversaciones, algo que despertó preocupación en expertos sobre el futuro del proceso de normalización en Medio Oriente.
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, calificó este lunes de positivas las recientes reuniones.
6 צפייה בגלריה
El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud.
El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud.
El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan al-Saud.
(AP)
"Los saudíes están preocupados porque ven que Estados Unidos está abandonando la región y disminuyendo su presencia"
Yossi Kuperwasser, politologo israelí
Arabia Saudita e Irán fueron rivales regionales desde que los ayatolás llegaron al poder en la Revolución Islámica de 1979 y Teherán pasó de ser un aliado de Israel a buscar su destrucción.
Estados Unidos paso a ser un país muy activo en la región durante las últimas décadas. Sin embargo, la administración del presidente Joe Biden tomó muchas medidas que demuestran su intención de reducir el papel en Oriente Medio, lo que provocó un cambio en la dinámica geopolítica.
Uzi Rabi, director del Centro Dayan de Estudios sobre Oriente Medio y África de la Universidad de Tel Aviv, aseguró que la reunión tenía que ver con el "dominio estadounidense menos penetrante".
El general de brigada Yossi Kuperwasser, director del Proyecto sobre Desarrollos Regionales de Oriente Medio del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalem, está de acuerdo.
"Los saudíes están preocupados porque ven que Estados Unidos está abandonando la región y disminuyendo su presencia", explicó Kuperwasser.
6 צפייה בגלריה
El presidente Joe Biden se dirige a los miembros del servicio estadounidense en la RAF Mildenhall en Suffolk, Inglaterra.
El presidente Joe Biden se dirige a los miembros del servicio estadounidense en la RAF Mildenhall en Suffolk, Inglaterra.
El presidente Joe Biden se dirige a los miembros del servicio estadounidense en la RAF Mildenhall en Suffolk, Inglaterra.
(AP)
"A Arabia Saudita le preocupa que Irán tenga influencia sobre Yemen, y ese es el mayor incentivo para que los saudíes se reúnan con los iraníes"
Yossi Kuperwasser, politologo israelí
"Ven el afán estadounidense por reanudar el acuerdo nuclear iraní, y eso les dice que tienen que buscar otros socios", agregó.
Israel es el amigo más obvio para Arabia Saudita en este contexto porque los dos países comparten intereses genuinos, explicó Kuperwasser. "A nosotros [Israel] nos gustaría que se acercaran", contó. "Pero ellos optan por comprobar todas las opciones", remarcó.
Los expertos creen que estas reuniones saudíes-iraníes tienen que ver sobre todo con la situación en Yemen, al menos para Rabi.
Rabi explicó que los saudíes se encuentran en una posición muy complicada en Yemen y que están buscando una alternativa a su actual y fuerte implicación en la guerra civil en ese país.
"Los saudíes fueron derrotados en Yemen y les gustaría conseguir un compromiso para compensar sus pérdidas y crear una situación en la que los Houthis [que son apoyados por Irán], no se hagan fuertes", manifestó.
"Básicamente, lo que podemos ver aquí es un intento saudí de conseguir que Irán se comprometa en la cuestión de Yemen", recalcó.
6 צפייה בגלריה
Un soldado yemení aliado del gobierno del país reconocido internacionalmente desenfunda su ametralladora en las afueras de Sanaa, Yemen.
Un soldado yemení aliado del gobierno del país reconocido internacionalmente desenfunda su ametralladora en las afueras de Sanaa, Yemen.
Un soldado yemení aliado del gobierno del país reconocido internacionalmente desenfunda su ametralladora en las afueras de Sanaa, Yemen.
(AP)
"Si las relaciones entre saudíes e iraníes siguen mejorando, eso podría poner en peligro los Acuerdos de Abraham más adelante, y eso es algo que preocupa a Israel"
Yossi Kuperwasser, politologo israelí
Kuperwasser añadió: "A Arabia Saudita le preocupa que Irán tenga influencia sobre Yemen, y ese es el mayor incentivo para que los saudíes se reúnan con los iraníes, ya que pueden controlar a los houthis y ellos [los saudíes] quieren asegurarse de que no empezarán a disparar [más] misiles".
En cuanto a Israel y los demás países de los Acuerdos de Abraham que también son rivales de Irán, Rabi cree que Arabia Saudita coordinó con ellos las conversaciones con Irán.
Los firmantes árabes de los Acuerdos de Abraham, prosiguió, "están bien en la foto, y a algunos de ellos incluso les gustaría ver una especie de alineamiento en Yemen porque se está convirtiendo en un asunto muy molesto y abrió la puerta a Irán para conseguir una fortaleza en el flanco sureste de la Península Arábiga, lo que no es cómodo para nadie".
Kuperwasser, por su parte, no es tan optimista respecto a la situación de Israel en este asunto.
"Nos preocupa porque los iraníes pueden obtener sólo gestos y sonrisas de los saudíes, lo que no contribuirá en nada a la estabilidad de Oriente Medio", dijo.
"Si las relaciones entre saudíes e iraníes siguen mejorando, eso podría poner en peligro los Acuerdos de Abraham más adelante, y eso es algo que preocupa a Israel", aseveró.
6 צפייה בגלריה
Las armas ilícitas incautadas en un buque pesquero apátrida en el Mar de Arabia del Norte, que navegaba desde Irán y probablemente se dirigía a un Yemen asolado por la guerra, se disponen para su inventario a bordo de la cubierta de vuelo del destructor de misiles guiados USS O'Kane.
Las armas ilícitas incautadas en un buque pesquero apátrida en el Mar de Arabia del Norte, que navegaba desde Irán y probablemente se dirigía a un Yemen asolado por la guerra, se disponen para su inventario a bordo de la cubierta de vuelo del destructor de misiles guiados USS O'Kane.
Las armas ilícitas incautadas en un buque pesquero apátrida en el Mar de Arabia del Norte, que navegaba desde Irán y probablemente se dirigía a un Yemen asolado por la guerra, se disponen para su inventario a bordo de la cubierta de vuelo del destructor de misiles guiados USS O'Kane.
(AP)
"Lo que Irán está tratando de hacer es debilitar a los Estados más pragmáticos y moderados del mundo árabe y aprovechar el hecho de que tienen relaciones tensas con Estados Unidos en este momento"
Yossi Kuperwasser, politologo israelí
Kuperwasser añadió, sin embargo, que muchos de los temas discutidos en Bagdad no tenían nada que ver directamente con Israel.
"Lo que Irán está tratando de hacer es debilitar a los Estados más pragmáticos y moderados del mundo árabe y aprovechar el hecho de que tienen relaciones tensas con Estados Unidos en este momento", subrayó Kuperwasser.
Aunque Seyyed Javad Mousavi zare, un iraní doctorado en geografía política y geopolítica, está de acuerdo en que uno de los principales problemas es la situación en Yemen, describió otras posibles razones por las que Teherán podría reunirse con los saudíes.
La primera, dijo, tiene que ver con el turismo religioso. A Teherán le interesa lograr el envío de peregrinos iraníes en el Hajj a La Meca, pero más aún reactivar el turismo chiíta desde el Golfo hacia Irán, dada la maltrecha economía de la República Islámica.
"La tumba de nuestro octavo imán chiíta [Ali al-Ridha] se encuentra en la ciudad de Mashhad. Por ello, muchos chiíes de los países del Golfo Pérsico, especialmente de Kuwait, Bahréin y Arabia Saudita, viajan a esta ciudad para peregrinar. Por supuesto, tras la ruptura de relaciones entre los dos países, estos viajes también se cancelaron", afirmó Mousavi zare.
6 צפייה בגלריה
Delegados emiratíes e israelíes firmando un acuerdo en la primera Cumbre Empresarial de los Acuerdos de Abraham en Abu Dhabi el 19 de octubre de 2020 en presencia del exsecretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin.
Delegados emiratíes e israelíes firmando un acuerdo en la primera Cumbre Empresarial de los Acuerdos de Abraham en Abu Dhabi el 19 de octubre de 2020 en presencia del exsecretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin.
Delegados emiratíes e israelíes firmando un acuerdo en la primera Cumbre Empresarial de los Acuerdos de Abraham en Abu Dhabi el 19 de octubre de 2020 en presencia del exsecretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin.
(AFP)
Por esta razón, continuó, "la normalización de las relaciones entre los dos países en materia de turismo, especialmente en una situación en la que Irán no se encuentra en una buena posición económica", ayudaría mucho a la economía del país. El régimen iraní también está tratando de mejorar su posición entre los ciudadanos del país, continuó.
Los clubes de fútbol iraníes, como el Persépolis FC y el Esteghlal FC, ambos con sede en Teherán, están entre los más populares de Asia, explicó Mousavi zare. Y la ruptura de los lazos con Arabia Saudita provocó un aumento de la influencia de esta última en la Confederación Asiática de Fútbol, privando a los clubes iraníes del derecho a albergar partidos internacionales.
"Esto llevó a muchos aficionados al fútbol en Irán a oponerse al gobierno. Por lo tanto, el desarrollo de las relaciones entre los dos países que lleve a que... los clubes de fútbol iraníes reciban a los clubes de fútbol saudíes tendría algunas repercusiones positivas para el gobierno iraní", explicó.
6 צפייה בגלריה
Los peregrinos rodean la Kaaba en la Gran Mezquita de La Meca durante el primer día del Hajj, el 29 de julio de 2020.
Los peregrinos rodean la Kaaba en la Gran Mezquita de La Meca durante el primer día del Hajj, el 29 de julio de 2020.
Los peregrinos rodean la Kaaba en la Gran Mezquita de La Meca durante el primer día del Hajj, el 29 de julio de 2020.
(EPA)
Irán y Arabia Saudí compiten actualmente en varios frentes, sumó, "incluyendo Yemen, Líbano, Irak y Siria". "La normalización de las relaciones llevaría a una reducción del coste de la guerra física", agregó.
Por último, recordó que Irán quiere mejorar sus relaciones con los países del mundo islámico, especialmente con Kuwait, y aumentar la coordinación con Arabia Saudita respecto a las decisiones de la OPEP sobre exportar petróleo.
Comentarios 0