Construcción Cisjordania Elkana
Construcción Cisjordania Elkana
EPA
Bennett.

La madurez política de Israel está en retroceso

Opinión. La votación sobre el proyecto de ley que amplía la ley israelí sobre los asentamientos en Cisjordania dejó claras dos cosas. Primero, que el gobierno de Bennett es minoritario; segundo, que el intento de integrar al partido árabe en la coalición de gobierno fracasó.

Nahum Barnea - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 14.06.22, 12:22
Tras la votación en la Knesset sobre el proyecto de ley que amplía la soberanía israelí sobre los asentamientos judíos en Cisjordania, la coalición comenzó a evaluar daños, tras haber fracasado en su intento de convencer a todos los miembros del gobierno para que apoyaran la legislación.
Esa votación dejó claras dos cosas: en primer lugar, el gobierno del primer ministro Naftali Bennett, es minoritario; en segundo lugar, el intento de incorporar un partido árabe a la coalición de gobierno fracasó.
3 צפייה בגלריה
Bennett
Bennett
Bennett.
(Knesset)
Si hay elecciones en el horizonte, el único partido que puede beneficiarse de ellas es el Yesh Atid de Lapid, quien mostró madurez, liderazgo y control sobre los miembros de su partido en la Knesset
Cuando Estados Unidos eligió por primera vez a un afroamericano como presidente, esperaban que eso allanara el camino hacia la paz interracial. Lo que ocurrió fue lo contrario. La sociedad israelí no es muy diferente: el interés político se une al odio a los árabes como sector, y al racismo.
Esto no significa necesariamente que el gobierno de Bennett haya terminado. Pero sí significa que hubo un retroceso en el proceso de maduración política de Israel. Algo que veo como un triste presagio.
El gobierno perdió su capacidad de aprobar leyes, aprobar un presupuesto e iniciar reformas. Puede lanzar una operación militar, pero nada más. En la Knesset, está destinado a la parálisis. Puede que los pies de sus miembros sigan plantados en el gobierno, pero sus ojos se desviarán hacia las urnas.
Este gobierno se diferencia de otras coaliciones que tuvo Israel en la última década: Benjamín Netanyahu no está al mando y sus socios políticos y ultraortodoxos ya no saltan de alegría.
3 צפייה בגלריה
El líder de la oposición Benjamin Netanyahu.
El líder de la oposición Benjamin Netanyahu.
El líder de la oposición Benjamin Netanyahu.
(Amit Shabi)
El líder del partido Tikva Hadashá (Nueva Esperanza), Gideon Sa'ar, es un político hábil y fue él quien presionó para que se presentara el proyecto de ley, sabiendo que está en una situación en la que todos ganan. Si la legislación se hubiera aprobado, habría salido victorioso, pero ahora que el proyecto de ley está muerto, sabe que quedaría retratado como el líder derechista del gobierno.
La historia del parlamentario por Ra'am, Mazen Ghanaim, es sencilla: quiere ser reelegido como alcalde de la ciudad árabe de Sakhnin. Por eso, aprobar proyectos de ley controvertidos entre el sector árabe irritaría a sus votantes y disminuiría sus posibilidades de reelección. Es un outsider que aportó 25 mil votos, lo que hizo que su partido superara el umbral electoral. Es de suponer que su enfrentamiento con la coalición terminará con un acuerdo: su dimisión de la Knesset a cambio de apoyo en su candidatura a la alcaldía.
El caso de Rinawie Zoabi, de Meretz, es más complejo. Le cuesta decidir hacia dónde dirigirse. "Inestable, caprichosa", le dijo una de sus compañeras, palabras que nunca serían pronunciadas en voz alta entre los miembros de Meretz. El presidente del partido de izquierdas, Nitzan Horowitz, la llevó sólo para llenar la cuota del partido. No atrajo a votantes y no se integró bien en el partido. De hecho, cuando uno de sus compañeros le preguntó por qué amenazaba con dimitir, comentó que sus hijos la presionaban.
Según los últimos datos, los votantes de Meretz quieren que el gobierno sobreviva. Y si un legislador provoca la caída de la coalición, el partido será arrasado en las próximas elecciones. Incluso sin ella, se tambalea al borde del umbral electoral. Por ello, se la presionó mucho para que dimitiera antes de la votación, sólo para que no provocara que un miembro de la coalición votara en contra del proyecto de ley sobre Cisjordania.
Incluso los funcionarios árabes le exigieron que votara con el gobierno. Se la examinó en línea en árabe desde todas las direcciones.
3 צפייה בגלריה
Rinawie Zoabi
Rinawie Zoabi
Rinawie Zoabi.
(Ynet)
Si hay elecciones en el horizonte, el único partido que puede beneficiarse de ellas es el Yesh Atid de Lapid, quien mostró madurez, liderazgo y control sobre los miembros de su partido en la Knesset.
Pero, he aquí una buena razón para que siga luchando por la supervivencia del gobierno. Hace dos semanas, el partido organizó un picnic para sus miembros.
Normalmente, a un evento de este tipo acuden 300 participantes. Esta vez, vinieron mil. No gracias a Lapid, sino al impulso del bloque de Netanyahu.
Comentarios 0