Elecciones medio ambiente
Elecciones medio ambiente
Ynet
En busca de un futuro verde.

El pensamiento medioambiental judío no está preparado para la crisis actual

Opinión. El ecologismo judío debe ayudar al pueblo adaptarse a las tensiones de nuestro mundo más caliente y evitar que se trate el clima actual como algo "normal".

David Zvi Kalman - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 10.06.22, 16:57
El cambio climático, y sus efectos punitivos, están acá, y empeoran todos los días, pero el pensamiento y la defensa judía del cambio climático siguen estancados en el modo de prevención.
Las organizaciones judías que florecieron para hacer frente al momento político, por no hablar de rabinos, activistas y judíos de a pie que se dedican a esta cuestión, se centran en gran medida en un resultado final: el judaísmo exige que cuidemos el planeta antes de que sea demasiado tarde.
4 צפייה בגלריה
Los temas más preocupantes entre estos adolescentes fueron la contaminación (aire, tierra y agua), los desastres naturales y el cambio climático.
Los temas más preocupantes entre estos adolescentes fueron la contaminación (aire, tierra y agua), los desastres naturales y el cambio climático.
En busca de un futuro verde.
(Shutterstock)
Este sentimiento sigue siendo importante, pero no puede ser el único mensaje judío por el momento. Se debe a que 'nosotros' -el pueblo judío- probablemente no podamos influir en el medio ambiente a una escala que marque la diferencia. También porque, nos guste o no, es demasiado tarde.
Como académico interesado en el futuro judío y como miembro de un equipo de investigación dedicado al judaísmo y al mundo natural, creo que es hora de ampliar lo que puede ser el "pensamiento medioambiental judío".
Los problemas de enfoques judíos dominantes para abordar el tema, que los científicos, dicen, se acerca rápidamente a un punto de ruptura, son dos.
En primer lugar, a diferencia de muchos otros problemas medioambientales, el cambio climático no puede bajar de forma significativa por el comportamiento individual; para bien o para mal, está principalmente en manos de los gobiernos nacionales y de los sectores energéticos que regulan.
4 צפייה בגלריה
Elecciones medio ambiente
Elecciones medio ambiente
Medio ambiente.
(Ynet)
El pensamiento medioambiental judío, al igual que el medio ambiente, está fuera de tiempo. Llegó el momento de aceptar esta realidad y reflexionar de nuevo sobre el tema
Los rabinos pueden decir a sus feligreses que deben preocuparse por la tierra hasta que se pongan azules, pero si quieren que sus ideas sean recibidas con algo más que un asentimiento, un suspiro melancólico y hasta indiferencia, no pueden centrarse únicamente en la posibilidad de un cambio político.
En segundo lugar, el "es demasiado tarde" es más difícil de escuchar. Aunque la humanidad cambie radicalmente su forma de actuar en la próxima década, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, las catástrofes agravadas ya llegaron, y mucha gente -especialmente los jóvenes- opera bajo la premisa de que empeorarán.
A pesar de ello, los mensajes de los líderes judíos siguen centrándose en gran medida en la prevención, insinuando a menudo que la catástrofe climática está sobre nosotros si no actuamos. Estos mensajes eran apropiados en los años 80', cuando la catástrofe sólo se vislumbraba en el horizonte. Ahora, sin embargo, esta línea de pensamiento se escuchará más como un "te lo dije".
Podemos abordar ambos problemas ampliando nuestra concepción de lo que debe ser el pensamiento medioambiental judío. Aunque sigamos impulsando una política climática sensata, también debemos hacer planes realistas.
La tradición judía está bien preparada para estas tareas. A modo de ejemplo: la narrativa central del judaísmo rabínico sobre el fracaso moral que lleva a la pérdida de una tierra tiene una sorprendente similitud con la crisis climática contemporánea, y el largo proceso por el que todos los tipos de judaísmo trataron esa tragedia habla de su capacidad para reinventarse en torno a una historia de pérdida y recuperación, una historia que le sirvió en otros períodos de persecución. En cuanto a la conmemoración de la tragedia, la tradición judía sigue conmemorando acontecimientos que tuvieron lugar hace más de dos milenios, y el imperativo de no olvidar nunca sigue siendo muy motivador.
4 צפייה בגלריה
Elecciones medio ambiente
Elecciones medio ambiente
Medio ambiente.
(Ynet)
Un ecologismo judío ampliado también ofrece la oportunidad de reconsiderar una cuestión básica: ¿esta línea de pensamiento es para el beneficio del mundo, o sólo para otros judíos?
Si bien el pensamiento ambientalista de orientación política está fuertemente incentivado para difundir mensajes universales, lo hace centrándose en historias que los cristianos y los musulmanes encontrarán relacionables -Adán encargado de administrar el mundo, Noé y el diluvio- e ignorando un conjunto mucho más amplio de historias que son particulares de la tradición judía.
Los nuevos tipos de pensamiento propuestos podrían, irónicamente, ser más capaces de hablar específicamente de los intereses judíos, desarrollando ideas sobre cómo adaptarse a un planeta cambiado que se basan en las particularidades de nuestra historia.
Cambiar el pensamiento medioambiental judío en esta dirección no está exento de riesgos. Como ocurre con cualquier estrategia que considere inevitable el cambio climático, esta línea de pensamiento podría ser acusada de propagar un peligroso fatalismo y de restar energía al activismo medioambiental.
Los riesgos son serios, pero los educadores y líderes judíos deben entender que las nuevas ideas son cruciales porque el fatalismo medioambiental ya se convirtió en la sabiduría aceptada.
4 צפייה בגלריה
Elecciones medio ambiente
Elecciones medio ambiente
Medio ambiente.
(Ynet)
Muchos jóvenes ya dan por sentado que toda su vida transcurrirá en un mundo de radical decadencia climática, y esto ejerce un poderoso efecto amortiguador en sus ambiciones de cambiar incluso los aspectos no ambientales del mundo.
El pensamiento medioambiental judío, al igual que el medio ambiente, está fuera de tiempo. Llegó el momento de aceptar esta realidad y reflexionar de nuevo sobre el tema.
Comentarios 0