Alex Fishman
Alex Fishman
Ynet
Abbas repudió el plan de paz de Trump.

Abbas está trayendo de vuelta la intifada

Análisis: el plan de Trump fue la gota que rebalsó el vaso para el presidente palestino, quien afirmó que Israel deberá enfrentarse a una nueva realidad en Judea y Samaria.

Alex Fishman - Adaptado por Iñaki Landivar |
Published: 03.02.20 , 15:44
El discurso del presidente palestino, Mahmoud Abbas, ante los ministros de Relaciones Exteriores árabes en El Cairo el sábado, en el que cortó todos los lazos con Israel y Estados Unidos por el plan de paz de Trump, fue en efecto una hoja de ruta para el desmantelamiento de la Autoridad Palestina y la devolución de la responsabilidad sobre Judea y Samaria a la OLP.
En otras palabras, para Abbas, las tierras palestinas son nuevamente "territorio ocupado", una algo que legitima la reanudación del conflicto armado con Israel.
No más enfrentamientos políticos, es hora de volver a la intifada.
AbbasAbbas
Abbas repudió el plan de paz de Trump.
(AFP)

Israel está prestando poca atención al anuncio de Abbas, dado que esta no es la primera vez en los últimos años que la AP ha hecho esta amenaza. En esas ocasiones, sin embargo, fue el propio Abbas quien rechazó tal jugada.
Esta vez, fue el propio Abbas quien lanzó la bomba en El Cairo. Ahora tiene la intención de "alejarse" de Judea y Samaria durante un período prolongado durante el cual se embarcará en un viaje diplomático en los Estados árabes y Europa.
Abbas no ha dejado ninguna instrucción sobre cómo implementar esta nueva política, ni estará cerca para hacer frente a ninguna presión israelí o estadounidense.
En efecto, Abbas les está diciendo a los palestinos: "Hagan lo que quieran".
Al mismo tiempo, le está diciendo a Israel: "Ustedes han violado los acuerdos sobre los cuales se estableció la AP, por lo que no tendremos más contacto con ustedes".
"Y ustedes, como la fuerza de ocupación, son responsables de todo lo que suceda en el terreno. No tendré nada más que hacer con la administración del área. Nosotros, los palestinos, no les proporcionaremos más información, ni los defenderemos contra amenazas de seguridad o responderemos por ellas".
Tropas FDITropas FDI
Tropas de las FDI en Judea y Samaria.
(FDI)
El sábado, los residentes de Judea y Samaria, las instituciones de la Autoridad Palestina y los servicios de seguridad de Israel se encontraban en un estado de incertidumbre.
De ahora en adelante, cada vez que haya algún problema con los palestinos, Israel tendrá que tener en cuenta constantemente que la coordinación previa con las fuerzas de seguridad locales ahora es inexistente o inestable en el mejor de los casos. Esto significa una alta probabilidad de enfrentamientos entre dos bandos armados.
Esto significa que Israel debería estar alerta ante el caos en Judea y Samaria, al menos hasta después de las elecciones del 2 de marzo.
Aparentemente, Abbas espera un cisma tan profundo en las relaciones entre israelíes y palestinos que provocará una sensación de emergencia de seguridad en Israel: Judea y Samaria comenzará a desmoronarse, la crisis en la relación económica entre las dos partes se profundizará, y el tema de los palestinos se impondrá en el discurso israelí.
Sin embargo, puede enfrentar cierta competencia, dado que Israel también se está preparando para la perspectiva de nuevos enfrentamientos importantes en la Franja de Gaza.
Comentarios 0