Limor Livnat
Limor Livnat
Ynet
Netanyahu llamó a los israelíes a unirse.

Los ortodoxos son los miembros más importantes del bloque de Netanyahu

Opinión. El primer ministro da rienda suelta a los partidos ortodoxos, otorgándoles privilegios que ningún otro ciudadano de Israel obtiene, incluso si eso significa profundizar una deuda nacional monumental o poner en peligro a todo el país al admitir a 16.000 estadounidenses.

Limor Livnat - Adaptado por Alejo Sanzo |
Published: 31.07.20 , 10:41
Todo lo que queda del bloque del primer ministro Benjamín Netanyahu, el mismo bloque cuyos miembros habían llevado a cabo firmas de declaraciones de lealtad y promesas, son los ortodoxos.
Netanyahu decidió dejar de lado a Yamina y abandonar todas las promesas que le hizo al partido y a sus miembros, porque el primer ministro solo mantiene acuerdos que están a su favor o de acuerdo con su voluntad.
Netanyahu llamó a los israelíes a unirse.Netanyahu llamó a los israelíes a unirse.
Netanyahu llamó a los israelíes a unirse.
(GPO)
La última prueba de esto es su insistencia irrazonable en aprobar solo un presupuesto anual y no un presupuesto bienal, como acordó con Kajol Labán hace solo dos meses.
Esta insistencia es contraria a su posición de larga data de abogar por un presupuesto bienal y también al sentido común. Si se aprueba un presupuesto anual, solo estará en vigor hasta el final del año, al cual solo le restan cuatro meses.
Durante muchos años, los partidos ortodoxos han manejado sus bloques, especialmente en coaliciones de extrema derecha. Pero aquí, resulta curioso que incluso suceda en un gobierno en el que es miembro Kajol Labán.
Netanyahu y BennettNetanyahu y Bennett
Netanyahu y Bennett.
(Ministerio de Defensa)
Netanyahu y su ministro de finanzas, Israel Katz, siguen cediendo a los caprichos de los ortodoxos a expensas de la economía y la salud del público en general.
A decir verdad, no solo el ministro de finanzas es parte de esto. Varios otros miembros del gabinete también se han unido en feliz cooperación con los ortodoxos desde el comienzo de la pandemia de coronavirus.
¿Recuerdas los vuelos que llevaron a miles de ortodoxos a Israel, principalmente desde los Estados Unidos, sitio altamente afectado por la pandemia, sin que se vieran obligados a entrar en cuarentena a su llegada? Por supuesto, te acuerdas.
Sin embargo, parece que hay quienes lo han olvidado. Como resultado, estamos a punto de dar la bienvenida a 16.000 jóvenes estudiantes ortodoxos que no tienen ciudadanía israelí, para que puedan estar aquí en el Día de Recordación del Holocausto, el Día de los Caídos, el Día de la Independencia, el Día de Jerusalem y el Día de Aliá.
Benjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh DeriBenjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh Deri
Benjamin Netanyahu, Yaakov Litzman y Aryeh Deri.
(Alex Kolomoisky)
Debido a su ferviente deseo de conmemorar estos días al lado de sus líderes espirituales aquí en Israel, estos estudiantes pueden llegar y permanecer aquí en condiciones favorables que nadie más les ofrece.
El ministro del Interior, Aryeh Deri, y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, decidieron permitirles "aislarse en cápsulas de hasta seis personas" a su llegada a Israel.
Estas posibilidades ni siquiera se le dan a los ciudadanos del estado que regresan después de pasar un tiempo en el extranjero. No, deben permanecer en completo aislamiento. Solos. No en cápsulas, no en pares, y ciertamente no en grupos de seis personas. Solo a estos pocos privilegiados no israelíes se les otorga este beneficio. ¿Por qué?
El estado está siendo muy cuidadoso al negar la entrada a aquellos que no tienen derecho. Entonces, ¿por qué necesitamos que lleguen 16.000 extranjeros? Pero son judíos, dirían algunos. Bien, déjalos entrar entonces, pero no les des los privilegios que nadie más obtiene.
El plan del primer ministro para otorgar un estipendio único a todos los israelíes ha sido objeto de cambios desde el momento en que se anunció. Pasó de un proyecto para distribuir dinero a todos sin distinción, a un programa sensible y más justo que tuvo en cuenta las necesidades de las personas.
El primer ministro Benjamin Netanyahu con los ultra ortodoxos Yaakov Litzman y Moshe Gafni.El primer ministro Benjamin Netanyahu con los ultra ortodoxos Yaakov Litzman y Moshe Gafni.
El primer ministro Benjamin Netanyahu con los ultra ortodoxos Yaakov Litzman y Moshe Gafni.
(Ynet)
Pero luego, el presidente del Comité de Finanzas de la Knesset, Moshe Gafni, amenazó con garantizar que el plan no se aprobaría si no se brindaba un dinero extra para las familias con más de tres hijos, como se planeó originalmente.
De repente, el proyecto se encontró con el presupuesto estatal, el cual ya estaba disminuyendo, otorgando más dinero a los que tienen un cuarto, quinto y sexto hijo.
Aplaudo el éxito de Gafni al aprovechar su poder político en ese movimiento, pero ¿cómo nos afectará?
Tal vez sea hora de pedirle al nuevo "zar del coronavirus", el profesor Roni Gamzu, que prohíba la entrada de 16.000 turistas, ya que el costo podría ser mucho más alto que cualquier modificación presupuestaria.
Comentarios 0