Nadav Eyal
Nadav Eyal
Avigail Uzi
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

Biden prometió convertir a Arabia Saudita en un "paria", pero él mismo se convirtió en uno

Opinión. A pesar de sus promesas de dar prioridad a derechos humanos y evitar al príncipe heredero saudí, la inflación y el aumento del precio del gas en Estados Unidos empujaron al presidente de Estados Unidos a visitar el país rico en petróleo.

Nadav Eyal - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 16.06.22, 12:29
"La contracara del presidente es el rey Salman", manifestó la ex secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en febrero de 2021, un mes después de que Joe Biden jurara su cargo como el 46º presidente de los Estados Unidos, cuando el futuro parecía prometedor, lleno de ideas y crecimiento económico.
Este desaire fue visto como una penetrante degradación pública del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman (MBS), que gobierna el reino de facto. MBS respondió a los comentarios en una entrevista a The Atlantic, explicando que no le importa si el presidente de Estados Unidos entendió mal las cosas sobre él, pero que Biden debería centrarse en "los intereses de EE.UU".
4 צפייה בגלריה
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
(Reuters)
Encuestas demostraron que el 62% de los demócratas quieren que Estados Unidos mejore sus relaciones con Venezuela, Arabia Saudita e Irán, si eso supone la baja del precio de la gasolina
Biden, en el marco de su campaña presidencial, se comprometió a hacer de Arabia Saudita "el paria que es", prometiendo dar prioridad a los derechos humanos en su política exterior y recordando que el príncipe heredero saudí fue condenado por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018.
Pero entonces sucedió una serie de acontecimientos que desmoronaron el propicio horizonte de Biden. La crisis de las cadenas de suministro mundiales a raíz de la pandemia del coronavirus, el aumento de las tasas de inflación como consecuencia de las ampliaciones presupuestarias y el repunte de precios del petróleo y la energía.
Los estadounidenses pagan ahora una media de cinco dólares por galón. No sólo es el tema más importante de la política actual, sino el único. Y aunque la economía es ciertamente capaz de recuperarse, especialmente con el aumento de los tipos de interés por parte del Banco Federal, los demócratas están en serios problemas.
4 צפייה בגלריה
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
(AP)
El anuncio de Biden de su prevista visita a Medio Oriente, Israel, la Autoridad Palestina y Arabia Saudita, no se planteó como una solución a nada de lo anterior. El tema del petróleo fue atenuado en las declaraciones oficiales, una señal evidente de que es de máxima preocupación.
El viaje del presidente de EE.UU. a Israel es la calma antes de la tormenta que le espera en Riad. Seguramente, él y el primer ministro Naftali Bennett presentarán los planes regionales, tal y como se informó anteriormente en Ynet, señalando el progreso de las relaciones con Arabia Saudita. Sin embargo, estos asuntos no son los que los estadounidenses están sentados en el borde de sus asientos esperando escuchar. Biden, que no hace mucho calificó al reino de MBS de "Estado paria", se dirige ahora a hacerle una visita, dejando a los demócratas incrédulos.
4 צפייה בגלריה
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
(Roy Iddan)
El representante estadounidense Adam Schiff, miembro del partido demócrata y representante de California desde 2013, criticó la intención de Biden de visitar el reino, reflejando una postura común de los demócratas.
Schiff informó que no iría, y que ni siquiera "le daría la mano", refiriéndose a MBS. Pidió que el gobernante fuera rechazado por todo el mundo, y declaró que Estados Unidos debería negarse a tener algo que ver con Arabia Saudita hasta que "haga cambios radicales en términos de derechos humanos".
Las encuestas demostraron que el 62% de los demócratas quieren que Estados Unidos mejore sus relaciones con Venezuela, Arabia Saudita e Irán, si eso supone la baja del precio de la gasolina. A pesar de la expansión de las industrias de energía renovable en Estados Unidos, este país depende en gran medida de los combustibles fósiles de países que sus ciudadanos consideran enemigos. Este choque de intereses puede enseñar a Israel y al mundo una importante lección.
4 צפייה בגלריה
Joe Biden terminó de decidirse tras una charla con Bennett.
Joe Biden terminó de decidirse tras una charla con Bennett.
Joe Biden y Naftali Bennett.
(GPO)
Los descubrimientos innovadores en el campo de la energía son cruciales para el futuro y, a largo plazo, son lo único que salvará al mundo de la dependencia tóxica de combustibles fósiles y de los países que los producen. La próxima visita de Biden a Oriente Medio ejemplifica la diplomacia de la realpolitik, pero también muestra un giro del presidente, que también es una lección a aprender.
Comentarios 0