Ron Ben-Yishai
Ron Ben-Yishai
Las FDI realizaron una ofensiva en Rafah el fin de semana.

Un acuerdo a largo plazo con Hamás sigue siendo una prioridad

Opinión: en un esfuerzo por evitar una ola de enfrentamientos violentos, los israelíes lanzan sus ofensivas por la noche y las facciones de Gaza disparan cohetes contra campos vacíos.

Ron Ben-Yishai - Adaptado por Iñaki Landivar |
Published: 02.02.20 , 19:12
El aumento de la violencia en la frontera con Gaza es parte de un juego recurrente, un ciclo de eventos que se desarrollan como por diseño. Todas las partes conocen las reglas y entienden cómo deben cumplirlas: Israel, los palestinos, Egipto e incluso los qataríes.
Todos los lados sufren cada tanto por esta ecuación.
GazaGaza
Las FDI realizaron una ofensiva en Rafah el fin de semana.
(EPA)
Tras las elecciones del 2 de marzo, la política israelí para con Gaza no cambiará, aunque existe la posibilidad de un rápido deterioro que puede provocar combates en la frontera.
Nadie busca la guerra. La facción gobernante de Hamás teme perder su poder debido a la crisis económica en curso y la dificultad de controlar una población de más de dos millones de personas sitiadas en un área pequeña.
Salir de la Franja es más difícil que lo habitual, ya que israelíes y egipcios agregan más restricciones y la infraestructura está en ruinas, con suministros de agua y electricidad poco confiables.
RafahRafah
El resultado de una ofensiva israelí en Rafah.
(Reuters)
Aunque los servicios de salud de Gaza han mejorado un poco el año pasado, aún no pueden atender a la considerable población con necesidades.
Hamás está buscando un entendimiento a largo plazo con Israel. Se espera que una "hudna" ("armisticio" en árabe) que permita más inversiones en grandes proyectos de infraestructura proporcione trabajo a una gran parte de los desempleados.
Pero Israel, por sus propios motivos, está dando muy lentamente beneficios a Hamás. Sólo unos pocos miles de palestinos salen de la Franja para trabajar en el lado israelí de la frontera a pesar de las decenas de miles de permisos de trabajo prometidos.
Aunque el dinero de Qatar llega a Gaza, no con la frecuencia y la rapidez necesarias.
Paso fronterizo de Rafah. Paso fronterizo de Rafah.
Paso fronterizo de Rafah, la vía entre Gaza y Egipto.
(MCT)
El gobierno egipcio está enojado con Ismail Haniyeh, quien, pese a su compromiso, viajó a Irán para asistir al funeral del general Qasem Soleimani, eliminado en un ataque estadounidense en Irak el mes pasado.
En Teherán, Haniyeh discutió la provisión de asistencia al ala militar de Hamás. Ahora los egipcios, que controlan el paso fronterizo de Rafah, le han prohibido regresar a Gaza.
El gobierno de Israel no busca la violencia durante una campaña electoral. Tampoco lo hace el partido de oposición Kajol Labán, aunque sólo sea por la preocupación de que la votación se posponga.
Distribución de dinero catarí a residentes de Gaza. Distribución de dinero catarí a residentes de Gaza.
Distribución de dinero qatarí a residentes de Gaza.
Si hay enfrentamientos prolongados, los partidos de centroizquierda se verán obligados a mostrar patriotismo y apoyar al gobierno.
Los militares saben que no ha se persigue un aumento de la violencia en estos momentos, algo que incluso entiende el ministro de Defensa de extrema derecha, Naftali Bennett. La situación económica de Israel y su actual crisis política pueden verse agravadas por una guerra.
El riesgo de una escalada en la violencia aumentó luego de que el primer ministro Benjamín Netanyahu anunciara su intención de extender la soberanía israelí a los asentamientos del Valle del Jordán y Judea y Samaria.
Por ahora, esta idea se ha pospuesto, pero si se presenta nuevamente como un regalo preelectoral para los votantes de derecha, los gazatíes seguramente harán sentir su oposición al plan de paz de Trump. Ismail Haniyeh ya ha estado hablando con su archienemigo, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para coordinar sus posiciones frente al plan.
Gantz visitó una comunidad en la frontera con Gaza. Gantz visitó una comunidad en la frontera con Gaza.
Benny Gantz, durante una visita a una comunidad en la frontera con Gaza.
(Barel Ephraim)
Hasta ahora, el gobierno y las fuerzas armadas de Israel no han considerado peligrosos los ocasionales proyectiles o globos con explosivos. Las FDI prefieren permitir que los mediadores egipcios encuentren una forma de otorgar a Hamás sus demandas en términos de necesidades civiles para que la "hudna" pueda avanzar.
El siguiente paso incluiría la entrega de dos soldados de las FDI que presuntamente están muertos y retenidos por Hamás desde la campaña de 2014 de las FDI en Gaza, así como la de dos civiles, rehenes en la Franja.
Aunque Hamás no estuvo detrás del reciente aumento en el lanzamiento de cohetes y globos incendiarios, el grupo terrorista hizo poco para detenerlos. Está en el interés de los gobernantes de Gaza mostrar que los palestinos se oponían al plan de Trump, especialmente cuando los líderes se reunieron en El Cairo para una reunión de emergencia de la Liga Árabe.
Protestas en Gaza contra el plan de paz de Trump. Protestas en Gaza contra el plan de paz de Trump.
Protestas en Gaza contra el plan de paz de Trump.
(EPA)
Las FDI están intensificando sus respuestas al lanzamiento de cohetes y atacando instalaciones de producción de misiles y túneles de ataque subterráneos. Pero solo llevan a cabo ofensivas a altas horas de la noche, cuando las instalaciones están vacías, para evitar cualquier pérdida de vidas que pueda endurecer el conflicto.
Las facciones más extremas de Gaza parecen estar haciendo lo mismo al apuntar sus cohetes contra campos abiertos en el Néguev y al enviar globos con dispositivos desarmados a través de las líneas.
Este ciclo perpetuo de violencia, que los residentes de la zona fronteriza conocen demasiado bien, puede deteriorarse rápidamente y aumentar la lucha si hay víctimas en el lado israelí.
Tal escenario podría ocurrir antes de las elecciones del 2 de marzo, y todas las partes involucradas deben ser conscientes de los riesgos.
Comentarios 0