Monumento a Babi Yar.
Monumento a Babi Yar.
AFP
Fosa común en Babi Yar.

Víctimas del Holocausto de segunda: cómo Israel descuida a los judíos de la Unión Soviética

Opinión. Casi la mitad de los sobrevivientes del Holocausto que viven en Israel provienen de la ex URSS. Israel parece no haber dedicado suficientes esfuerzos para crear conciencia sobre su sufrimiento bajo el régimen nazi.

Simón Shechter - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 15.05.22, 13:36
La semana pasada Israel anunció los nombres de quienes iban a encender una vela durante la ceremonia anual del Día del Recuerdo del Holocausto en Yad Vashem. Si bien todos los que han sido elegidos obviamente lo merecen, surge una pregunta: ¿Cómo es que ni uno solo de los elegidos provenga de la antigua Unión Soviética?
Uno se puede preguntar, ¿por qué diferenciar entre sobrevivientes? ¿Qué importancia tiene el origen de quien enciende las velas?
5 צפייה בגלריה
Fosa común en Babi Yar.
Fosa común en Babi Yar.
Fosa común en Babi Yar.
(AP)
El director de cine documental Boris Maftsir una vez dio una respuesta anecdótica a esa pregunta. Un día visitó la Casa Museo de los Combatientes del Ghetto y miró un mapa de Europa que estaba desplegado sobre una pared. Y en ese mapa, muchos puntos estaban marcados con una luz brillante, que indicaba dónde se cometió el asesinato masivo de judíos.
Desde 1995, al menos 48 judíos de Polonia fueron elegidos para encender las velas durante las ceremonias estatales, en comparación con solo seis de Ucrania
La parte central del continente estaba cargada de esos puntos brillantes, pero en la parte oriental, donde se ubicaba la antigua Unión Soviética, solo sobresalían una docena de sitios "famosos", incluidos Babi Yar en Ucrania y Ponary en Lituania. ¿Cómo es eso posible?
Maftsir se hizo a sí mismo y a la administración del museo la misma pregunta. El museo, sin embargo, no tiene la culpa. Debido a la Cortina de Hierro de la Guerra Fría, la Unión Soviética evitó compartir información sobre masacres, alemanas o no, que hubieran tenido lugar en su territorio.
Incluso el monumento en Babi Yar solo se estableció después del colapso de la Unión Soviética en 1991, unos 50 años después de las masacres.
5 צפייה בגלריה
Monumento al Holocausto en Ponary.
Monumento al Holocausto en Ponary.
Monumento al Holocausto en Ponary.
(NOVA/Ezra Wolfinger)
Pero han pasado más de tres décadas desde entonces y, sin embargo, el tema de las atrocidades sufridas por los judíos de la Unión Soviética se está minimizando en Israel: en el plan de estudios escolar, en las ceremonias conmemorativas, en los monumentos y en la investigación.
Unos 2,7 millones de judíos fueron asesinados en la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de ellos murieron en suelo bielorruso y ucraniano, y equivalen a casi la mitad del número total de víctimas del Holocausto.
Es cierto que muchos de los elementos industriales del genocidio nazi que prevalecieron en Europa central y occidental, como trenes, campos de concentración y exterminio, cámaras de gas y crematorios, estaban ausentes en el este. Y la mayoría de los judíos de la Unión Soviética fueron asesinados de manera mundana, mediante fusilamientos. Pero, ¿por qué importa? No hay diferencia entre los métodos de matanza, todos equivalen a un genocidio sistemático.
5 צפייה בגלריה
Entierro masivo de los restos de las víctimas del Holocausto en Bielorrusia.
Entierro masivo de los restos de las víctimas del Holocausto en Bielorrusia.
Entierro masivo de los restos de las víctimas del Holocausto en Bielorrusia.
(Reuters)
Sin embargo, parece que Israel cree que hay una diferencia después de todo. Una estadística representativa muestra que desde 1995, al menos 48 judíos de Polonia fueron elegidos para encender las velas durante las ceremonias estatales, en comparación con solo seis de Ucrania, mientras que los sobrevivientes rusos ni siquiera llegaron a la lista.
Además, ¿Qué pasa con los 41 guetos que se establecieron en Rusia? ¿No pertenecen a esta historia? Zmievskaya Balka, un sitio donde fueron masacrados 27.000 judíos, ¿está fuera del mapa del Holocausto?
Mis sentimientos sobre esto fueron mejor expresados ​​por la hija de un amigo. En respuesta a la pregunta de por qué no siente una conexión con el Día de la Memoria del Holocausto, respondió: "Nadie de nuestra familia estuvo en Auschwitz. Todos nuestros familiares fueron asesinados en algún pueblo. Nuestra historia es una historia de sobrevivientes de segunda”. Es una respuesta con la cual muchos sobrevivientes de la Unión Soviética y sus descendientes se pueden sentir identificados.
5 צפייה בגלריה
Monumento a Babi Yar.
Monumento a Babi Yar.
Monumento a Babi Yar.
(AFP)
En los últimos años, las cosas han comenzado a cambiar. No solo se ha actualizado el mapa del Museo de la Casa de los Combatientes del Ghetto, sino que el museo también comenzó a investigar de forma exhaustiva sobre el tema.
Además, Maftsir ha creado una importante serie documental, llamada En busca del Holocausto desconocido (Searching For The Unknown Holocaust), mientras que Yad Vashem está prestando más atención a las experiencias de los judíos de la Unión Soviética durante la guerra.
5 צפייה בגלריה
Salón de los Nombres del Museo Yad Vashem en Jerusalem.
Salón de los Nombres del Museo Yad Vashem en Jerusalem.
Salón de los Nombres del Museo Yad Vashem en Jerusalem.
(AFP)
Aún así: ¿Se actualizó el mapa en la conciencia histórica del público israelí? Parece que eso va a llevar más tiempo.
Queda poco tiempo para brindar a los sobrevivientes del Holocausto de "segunda categoría" el respeto que se merecen. Pero, mientras estén entre nosotros, es necesario dejarles en claro que aprendimos de los errores del pasado y reconocemos a quienes durante muchos años han sido olvidados por la narrativa moderna del genocidio nazi.
*Simon Shechter es director, guionista, creador del Museo del Soldado Judío en la Segunda Guerra Mundial, fundador de Maalot y el Centro del Patrimonio para los judíos soviéticos.
Comentarios 0