Ofir Dayan
Ofir Dayan.
Ynet
Rezo de mujeres judías.

Israel se debe disculpar con los judíos de la Diáspora

Opinión. El extremismo ortodoxo decide de qué manera se debe rezar en el Muro de los Lamentos: hombres y mujeres por separado. Después muchos israelíes se preguntan por qué los judíos del mundo no emigran a Israel.

Ofir Dayan - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 14.09.21, 16:50
El Estado de Israel se fundó para que todos los judíos se sientan como en casa, en donde puedan vivir sin que nadie los persiga y limite por su identidad. Y el Muro de los Lamentos vuelve a ser noticia en los días previos a Yom Kipur, el día del perdón, debido al debate sobre la separación entre hombres y mujeres en uno de los sitios más sagrados para el judaísmo.
El “compromiso del Kotel”, un acuerdo aprobado por el gobierno en 2016 y cancelado un año después por presiones ortodoxas, no busca redefinir al judaísmo ni forzar a que los judíos ortodoxos cambien su estilo de vida. Tampoco exige a los rabinos ultraortodoxos que permitan que las mujeres lean la Torá, o que recen junto a ellas. Solamente busca asignar una parte del Muro de los Lamentos para aquellos que quieran rezar entre hombres y mujeres en conjunto, o que una niña celebre su bat mitzvá.
2 צפייה בגלריה
Mujer Reza
Mujer Reza
Rezo de mujeres judías.
(EPA)
El Muro de los Lamentos no pertenece más a un judío que a otro. La osadía de algunas corrientes y organizaciones de comportarse como si se tratara de un espacio privado es sumamente insolente, y no hace más que quitar al judaísmo del corazón de muchos judíos. En nombre de la preservación de la tradición, estos grupos llegan a normalizar la violencia perpetrada contra las Mujeres del Muro de los Lamentos. Así como un evento con segregación de género debe permitirse en círculos ortodoxos, la oración mixta también debe estar permitida para los reformistas y conservadores que quieran hacerlo de esa manera.
El “compromiso del Kotel”, un acuerdo aprobado por el gobierno en 2016 y cancelado un año después por presiones ortodoxas, no busca redefinir al judaísmo ni forzar a que los judíos ortodoxos cambien su estilo de vida.
En vísperas de Yom Kipur, el Estado de Israel debe disculparse con los judíos de la Diáspora. Lamento que desde hace años se los trate como un cajero automático, o en el mejor de los casos como instrumento político. Perdón por ser “nuestros hermanos” o extraños, según nuestra conveniencia, y por permitir que extremistas les impidan a las comunidades reformistas y conservadoras rezar de la manera en que les parezca.
En un Estado judío no hay lugar para que un judío sea discriminado por la manera en la que reza. Y en un Estado democrático no hay lugar para que un judío decida cómo vincularse con su Dios. Lamentablemente, parece que por razones políticas, las autoridades no lucharán para que nuestros hermanos y hermanas de la Diáspora vengan al país y se sientan como en casa. Luego muchos se preguntarán en voz alta por qué los judíos de la Diáspora no están interesados en emigrar a Israel.
En este Yom Kipur pido disculpas a las comunidades judías de la Diáspora. No hicimos lo suficiente para que usted pueda ser tan judío en Israel como en su país. Lamento haberlos hecho sentir como extraños. Y ojalá en el próximo Yom Kipur no tengamos que disculparnos por esto nuevamente.
2 צפייה בגלריה
Mujeres Muro de los Lamentos
Mujeres Muro de los Lamentos
Ataque a organización de mujeres en el Muro de los Lamentos.
(Ynet)

Comentarios 0