El primer ministro Naftali Bennett y la ministra del Interior Ayelet Shaked en el pleno de la Knesset.
El primer ministro Naftali Bennett y la ministra del Interior Ayelet Shaked en el pleno de la Knesset.
Yoav Dudkevitch
Idit Silman y el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu.

¿Qué es lo que sigue en el tumultuoso futuro político de Israel?

Análisis. Después de que Bennett pierda mayoría en la Knesset, Israel puede llegar a celebrar elecciones donde el ex primer ministro, Benjamín Netanyahu, volvería a intentar reunir apoyos y podría establecerse un gobierno alternativo sobre la base de la actual Knesset, con Gantz al frente.

Moran Azulay - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 06.04.22, 11:53
Tras la repentina deserción de la jefa de la coalición, Idit Silman, el gobierno de Israel se enfrenta a tres posibilidades.
La primera opción es ir a elecciones, que se estima es la preferida por el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu, y su partido Likud.
5 צפייה בגלריה
Idit Silman y el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu.
Idit Silman y el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu.
Idit Silman y el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu.
(Dani Shem Tov)
Los miembros de la Knesset, Nir Orbach, y Abir Kara, de Yamina, son considerados los más probables para cambiar de bando y están siendo cortejados por Bennett y por Netanyahu.
El ex primer ministro mantiene la esperanza de que un nuevo ciclo electoral le asegure la mayoría para formar un gobierno de coalición, después de no haberlo conseguido en el pasado.
Las elecciones serán una opción si otro miembro de la coalición -muy probablemente uno del propio partido de Bennett, Yamina- decide unirse a Silman y cambiar de bando.
Esto le permitirá a tres miembros del partido Silman, Amichai Chikli -que ya anunció que votaría con la oposición- y un tercer miembro de la Knesset, formar una facción separada, recibir financiación según la ley y evitar sanción parlamentaria.
Los miembros de la Knesset, Nir Orbach, y Abir Kara, de Yamina, son considerados los más probables para dar el paso y están siendo cortejados tanto por Bennett como por Netanyahu.
El gobierno también podría perder una moción de censura, después de haber perdido su mayoría, lo que despejaría el camino para la formación de otro gobierno sobre la base de la actual Knesset.
5 צפייה בגלריה
El miembro de la Knesset, Amichai Chikli.
El miembro de la Knesset, Amichai Chikli.
El miembro de la Knesset, Amichai Chikli.
(Yoav Dudkevitch)
"¿Horowitz quiere cancelar las restricciones dietéticas de Pesaj? No permitiremos que siga siendo ministro. Cruzó una línea roja, y eso no ocurrirá bajo mi mandato"
Idit Silman, ex jefa de la coalición del gobierno
El ministro de Defensa y líder del Partido Azul y Blanco, Benny Gantz, podría estar viendo con buenos ojos esa opción, porque una alianza que hiciera con el partido Likud y facciones religiosas, lo dejaría como primer ministro.
Al ministro se le había ofrecido el cargo de primer ministro en un acuerdo de rotación, por parte de Netanyahu, que fue incapaz de reunir apoyo político para su propio gobierno en elecciones consecutivas de tres años.
Tras servir en el gobierno anterior dirigido por Netanyahu, Gantz rechazó la oferta del líder del Likud porque ya había sido engañado por él, cuando Netanyahu se comprometió a una rotación del puesto principal a cambio de que Gantz se uniera a su gabinete, pero rápidamente dio marcha atrás.
De hecho, Netanyahu no pudo formar un gobierno de derecha tras las elecciones de 2021 porque sus antiguos aliados y socios políticos se negaron a permitirle dirigir el país mientras está siendo juzgado por corrupción y porque se le considera poco fiable en sus promesas políticas.
5 צפייה בגלריה
Idit Silman, Benny Gantz, Naftali Bennett, Yair Lapid.
Idit Silman, Benny Gantz, Naftali Bennett, Yair Lapid.
Idit Silman, Benny Gantz, Naftali Bennett, Yair Lapid.
(Amit Shabi)
La tercera opción es que el gobierno actual siga en funciones gracias a los votos de todos los partidos políticos, aunque se considera poco probable que dure más que un tiempo muy corto porque no habría ninguna razón para que los legisladores apoyaran a un gobierno cojo.
La deserción de Silman estaba relacionada con una carta enviada por el ministro de Salud, Horowitz, a administradores de los hospitales, en la que les instaba a no indagar sobre el contenido de los efectos personales de los visitantes, para garantizar el mantenimiento de las restricciones dietéticas judías en Pésaj.
Horowitz, que lidera el partido de izquierda Meretz, aseguró que estaba recordando a hospitales una sentencia del Tribunal Supremo que prohíbe al personal de seguridad de los hospitales aplicar esas leyes.
"¿Horowitz quiere cancelar las restricciones dietéticas de Pesaj? No permitiremos que siga siendo ministro. Cruzó una línea roja, y eso no ocurrirá bajo mi mandato", manifestó Silman.
Anteriormente, Netanyahu le había prometido el cargo de ministra de Salud, en caso de que formara el próximo gobierno, así como un puesto seguro en la lista del Likud para la Knesset.
5 צפייה בגלריה
Dimisión de la jefa de la coalición, Idit Silman.
Dimisión de la jefa de la coalición, Idit Silman.
Dimisión de la jefa de la coalición, Idit Silman.
(Portavoz de la Knesset)
"Algunos socios, que ocupan puestos clave en la coalición, ven las cosas de otra manera y no están dispuestos a ningún compromiso en estas cuestiones, que son el núcleo de los valores del público que nos eligió y nos llevó a la Knesset"
Idit Silman, ex jefa de la coalición del gobierno
Sin embargo, si ningún miembro adicional de la Knesset anuncia que abandonará la coalición, y mientras el gobierno de Bennett siga en el poder, Silman podría ser declarada rebelde junto con el miembro de la Knesset, Chikli, lo que impediría su participación en las próximas elecciones y les negaría la financiación.
Los observadores políticos explican que Silman no habría dado el dramático paso sin tener garantías de que eso no sería así y de que se revelaría un desertor más.
En la carta que envió a Bennett a primera hora del miércoles, Silman escribió.
"Me he unido a la actual coalición con el deseo de crear una unidad sobre la base del bien común que nos une como pueblo judío e Israel. Creía sinceramente que así podríamos cumplir los valores que nos propusimos. Ustedes saben los grandes esfuerzos que he hecho para preservar la coalición y dirigirla con mi posición de látigo y presidente de la Comisión de Salud de la Knesset. Cómo he intentado preservar la unidad, encontrar un terreno común y, al hacerlo, expresar la importancia de las tareas que tenemos por delante".
5 צפייה בגלריה
Nitzan Horowitz, ministro de Salud de Israel.
Nitzan Horowitz, ministro de Salud de Israel.
Nitzan Horowitz, ministro de Salud de Israel.
(Yair Sagi)
"Pero algunos socios, que ocupan puestos clave en la coalición, probablemente ven las cosas de otra manera y no están dispuestos a ningún compromiso en estas cuestiones, que son el núcleo de los valores del público que nos eligió y nos llevó a la Knesset", agregó.
"Los valores claves, en mi opinión, son incoherentes con la realidad actual. Estoy atenta a las voces del pueblo y a la protesta sincera del público que nos apoyó y también a las voces de los que no estaban de acuerdo con nosotros pero siguen perteneciendo al lado derecho del mapa político. No puedo tolerar más el daño a los valores que son nuestra esencia", cerró Silman.
Comentarios 0