Katy Perry, comisionada del Servicio Penitenciario.
Katy Perry, comisionada del Servicio Penitenciario.
Servicio Penitenciario de Israel
Lugar por el que salieron los terroristas fuera de la prisión de Gilboa.

Alguien debe hacerse responsable por la fuga de la prisión de Gilboa

Opinión. El escape de seis prisioneros palestinos, cuatro de los cuales han sido capturados, pone de relieve una vez más cómo los funcionarios de la esfera pública de Israel se niegan a asumir la culpa cuando algo sale mal. Esta vez le toca el turno al Servicio Penitenciario.

Raanan Shaked - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 13.09.21, 09:01
Si bien los funcionarios del Servicio Penitenciario de Israel se preguntan cómo permitieron que seis prisioneros palestinos escaparan de una de sus instalaciones más seguras, el jefe de la cárcel de Hermon dijo la semana pasada que aún no está claro si el escape se debió a una negligencia sistémica.
Seis prisioneros peligrosos se abrieron paso a través de un túnel que no estuvo sellado durante siete años mientras el guardia de la prisión cerca de sus celdas dormía, la torre de vigilancia estaba vacía, nadie contestó el teléfono y el plano de la estructura se había publicado en línea el año anterior. Por lo tanto, realmente deberíamos examinar si fue negligencia sistémica o simplemente un mal día en el trabajo.
3 צפייה בגלריה
Lugar por el que salieron los terroristas fuera de la prisión de Gilboa.
Lugar por el que salieron los terroristas fuera de la prisión de Gilboa.
Lugar por el que salieron los terroristas fuera de la prisión de Gilboa.
(AFP)
Nunca saben, nunca escuchan, nunca ven, pero lo más importante es que nunca asumen la responsabilidad; nunca. Esa es la regla número uno de los funcionarios públicos de Israel
Nunca saben, nunca escuchan, nunca ven, pero lo más importante es que nunca asumen la responsabilidad; nunca. Esa es la regla número uno de los funcionarios públicos de Israel. Por ejemplo, la comisionada del servicio penitenciario, la teniente general Katy Perry, afirmó que no tiene planes de renunciar tras el escándalo.
¿Y por qué debería hacerlo ella? ¿Alguien renunció después de la estampida mortal del Monte Meron en abril o el colapso de una tribuna en una sinagoga de Givat Ze'ev a principios de este año? ¿La pérdida de control durante los disturbios en ciudades mixtas de mayo? ¿Los incendios forestales en Jerusalem (los más fuertes de la última década)? ¿O incluso la falsificación de los resultados de las pruebas de COVID-19 por parte de los peregrinos de Uman que regresaron de Ucrania después de Rosh Hashaná?
Desde un funcionario de menor rango hasta un ministro, todos saben muy bien cómo dirigirse a los ciudadanos. Los ministros suelen ubicarse delante de la cámara con una mirada trágica -que practica con sus asesores de medios- y dice: “Acompaño a las familias en estos tiempos difíciles, investigaremos y aprenderemos las lecciones del incidente”. En otras palabras, todos somos responsables, pero ninguno tiene una responsabilidad individual sobre un hecho determinado.
3 צפייה בגלריה
Katy Perry, comisionada del Servicio Penitenciario.
Katy Perry, comisionada del Servicio Penitenciario.
Katy Perry, comisionada del Servicio Penitenciario.
(Servicio Penitenciario de Israel)
En los lugares donde la rendición de cuentas no es la norma, nadie se responsabilizará. Y donde no hay responsabilidad, algo se rompe y siempre será así
Y cuando una figura pública israelí anuncia que asume la responsabilidad, generalmente no lo dice en serio, porque no es necesario anunciarlo, sólo debe aceptar la culpa y sus consecuencias y, por lo tanto, renunciar.
Pero durante muchos años nadie en la esfera pública de Israel asumió la responsabilidad y dimitió por los desastres nacionales causados ​​por el error humano, y con el tiempo perdieron la vergüenza.
Durante años, nadie se ha parado frente a una cámara para decir lo que cualquier hombre decente diría después de un evento devastador del que es responsable: fracasé, presento mi renuncia y espero que la persona que me sustituya haga un trabajo mejor.
3 צפייה בגלריה
El comisionado de la Policía, Kobi Shabtai (centro), con altos oficiales en el Monte Meron tras la mortal estampida de abril.
El comisionado de la Policía, Kobi Shabtai (centro), con altos oficiales en el Monte Meron tras la mortal estampida de abril.
El comisionado de la Policía, Kobi Shabtai (centro), con altos oficiales en el Monte Meron tras la mortal estampida de abril.
(Policía de Israel)
En todos los lugares de trabajo del sector privado, los empleados suelen renunciar o ser despedidos después de cometer un error importante. Pero suena a ciencia ficción cuando se trata del sector público en Israel.
En los lugares donde la rendición de cuentas no es la norma, nadie se responsabilizará. Y donde no hay responsabilidad, algo se rompe y siempre será así.
Comentarios 0