Naftalí Bennett hablando desde su casa, donde encuentra aislado por coronavirus.
Naftalí Bennett hablando desde su casa, donde encuentra aislado por coronavirus.
GPO
Amichai Chikli.

El partido de Bennett echó a un legislador rebelde e impidió que se presente a reelección

Análisis. El ahora ex miembro Yamina, Amichai Chikli, fue declarado como "tránsfuga" después de estar a punto de derrocar a la coalición en varias votaciones. Se convirtió en el tercer legislador de la historia en ser etiquetado como tal y expulsado de su partido.

The Media Line - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 29.04.22, 13:44
Un legislador israelí fue declarado oficialmente "tránsfuga" por el Comité de la Cámara de la Knesset tras un polémico debate que duró más de doce horas.
Amichai Chikli, que fue elegido para la Knesset como miembro del partido de derecha Yamina, liderado por el primer ministro, Naftali Bennett, tendrá ahora prohibido presentarse a las próximas elecciones con cualquier partido político que esté actualmente en el parlamento de Israel.
La designación de Chikli como tránsfuga tardó mucho tiempo en producirse y se hizo este lunes mediante un proceso oficial establecido en la Ley Básica.
3 צפייה בגלריה
Amichai Chikli.
Amichai Chikli.
Amichai Chikli.
(Yoav Dudkevich)
Chikli, que entró en la política por primera vez en 2019, fue elegido para la Knesset en marzo de 2021. Durante las negociaciones para formar un nuevo gobierno, aseguró que no se sentaría en una coalición con ciertos partidos de izquierda, incluido Meretz, partido que finalmente se unió al gobierno formado por Bennett y el jefe del partido Yesh Atid, Yair Lapid.
Chikli se convirtió en el tercer legislador israelí en ser calificado de tránsfuga y expulsado de su partido.
Además, votó en contra de la investidura del gobierno y luego, según el recuento de Yamina, lo hizo en contra de la posición del partido más de 750 veces. Uno de esos votos fue contra el presupuesto del Estado; que de no haberse aprobado, según la ley israelí, el gobierno habría caído.
Chikli argumenta que fue leal a los votantes de Yamina, que, según él, no aprueban la coalición de Bennett, que incluye partidos de izquierda y la islamista Lista Árabe Unida.
Bennett y su gobierno soportaron las traiciones de Chikli durante casi un año. Pero no fue hasta que la legisladora de Yamina y líder del partido, Idit Silman, anunció que se uniría a la oposición, dejando a los 120 miembros de la Knesset divididos en partes iguales -60 a favor de la coalición y 60 apoyando a la oposición- que se habló por primera vez de calificar a Chikli de tránsfuga.
3 צפייה בגלריה
Bennett
Bennett
Bennett.
(Haim Horenshtein)
Esto parece deberse, en parte, a que si tres legisladores que constituyen al menos un tercio de los diputados en ejercicio de un partido se separan, pueden presentarse con otro partido con sede en la Knesset en las siguientes elecciones. De lo contrario, los tránsfugas no pueden presentarse a elecciones con un partido que ya esté en el parlamento, a menos que dimitan después de ser declarados así.
Silman, al parecer, podría ser el próximo legislador de Yamina en ser expulsado del partido.
Estas normas se instituyeron en una enmienda de 1991 a la Ley Fundamental: La Knesset, una de las leyes básicas que, en conjunto, arman la constitución del país.
Chikli se convirtió en el tercer legislador israelí en ser calificado de tránsfuga y expulsado de su partido. La ex legisladora Orly Levy-Abekasis fue expulsada en 2017 del partido Yisrael Beytenu, 10 meses después de que empezara a votar de forma independiente para protestar contra la coalición de gobierno a la que se unió; y en 2005, Michael Nudelman dimitió del partido Unión Nacional para apoyar el plan de desconexión de la Franja de Gaza.
3 צפייה בגלריה
La ex legisladora de Yamina fue agraviada de mil formas, hasta que quienes la insultaron lograron su objetivo.
La ex legisladora de Yamina fue agraviada de mil formas, hasta que quienes la insultaron lograron su objetivo.
La ex legisladora de Yamina, Idit Silman.
(Yoav Dudkevitch)
Según las normas que rigen aunque un legislador esté etiquetado como tránsfuga, sigue siendo un "miembro no adscrito de la Knesset" y tiene prohibido unirse a cualquier otro partido durante ese mandato. Además, el legislador tiene prohibido proponer una moción de censura contra el gobierno.
Los legisladores que abandonan sus partidos siguen recibiendo sus sueldos y presupuestos para comunicarse con los electores, pero no pueden optar a la financiación pública mensual que recibía su anterior partido.
Chikli puede recurrir la decisión del Comité de la Cámara ante el Tribunal de Distrito de Jerusalem.
Comentarios 0