Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán marchando por Teherán.
Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán marchando por Teherán.
AP
El coronel Hassan Sayyad Khodayar y el coche en el que le dispararon.

El asesinato de un alto cargo militar iraní fue una intervención preventiva

Opinión. El exitoso asesinato, atribuido al Mossad, del coronel Hassan Sayyad Khodayar revela una vez más lo frágil que es el régimen iraní. Pero los ayatolás aún no dicen la última palabra en este asunto.

Ron Ben-Yishai - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 24.05.22, 16:19
El coronel Hassan Sayyad Khodayar, que fue asesinado a tiros frente a su casa en Teherán el domingo, era uno de los altos mandos de la Unidad 840 del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC).
También, según informes, sería el comandante de una unidad secreta iraní encargada de planificar y llevar a cabo atentados a nivel internacional, ya sea en represalia o como medio para eliminar las amenazas sobre Teherán.
4 צפייה בגלריה
El coronel Hassan Sayyad Khodayar y el coche en el que le dispararon.
El coronel Hassan Sayyad Khodayar y el coche en el que le dispararon.
El coronel Hassan Sayyad Khodayar y el coche en el que le dispararon.
(Ynet)
En los últimos años, la Unidad 840 operó bajo las directrices de Khodayar principalmente para atentar y dañar a israelíes e instituciones en todo el mundo con el fin de vengar los asesinatos de científicos nucleares iraníes y otros funcionarios, todos ellos atribuidos a la agencia israelí Mossad.
El asesinato más reciente fue el del profesor Mohsen Fakhrizadeh en noviembre de 2020. Mohsen era un físico y científico nuclear iraní y estaba considerado como el padrino del programa nuclear.
Fue eliminado antes de completar el proyecto, y los frustrados comandantes de la Guardia Revolucionaria juraron vengar su muerte. Sin embargo, hasta ahora, a pesar de los repetidos intentos, no lo consiguieron.
El encargado de vengar su muerte era el coronel Hassan Sayyad Khodayar. Durante los dos últimos años lo había intentado una y otra vez, pero fracasó en todas las ocasiones debido a la eficaz capacidad de recopilación de información del Mossad y la cooperación de servicios extranjeros.
El método preferido por Khodayar para vengarse eran asesinatos clandestinos que no podían ser rastreados hasta el régimen iraní. Sin embargo, la inteligencia de Irán y la CGRI pusieron a menudo las cosas difíciles a Teherán en el ámbito internacional al llevar a cabo atentados ejecutados de forma chapucera en Europa, Sudamérica y Asia.
4 צפייה בגלריה
Mohsen Fakhrizadeh, el llamado "padre de la bomba" iraní fue asesinado en noviembre, en un ataque atribuido a Israel.
Mohsen Fakhrizadeh, el llamado "padre de la bomba" iraní fue asesinado en noviembre, en un ataque atribuido a Israel.
Mohsen Fakhrizadeh, el llamado "padre de la bomba" iraní fue asesinado en noviembre, en un ataque atribuido a Israel.
(AP)
Muchos de estos intentos de asesinato fracasaron y dañaron no sólo la imagen de Irán -en el país y en el extranjero- sino también los vínculos económicos internacionales del país, causando importantes pérdidas.
Probablemente por eso Khodayar desarrolló recientemente un nuevo método de operaciones. En los últimos años, los asesinos fueron casi siempre extranjeros contratados, generalmente reclutados por agentes de la Unidad 840 para llevar a cabo las misiones mortales.
Los iraníes también querían vengarse de Israel por el asesinato de oficiales iraníes en Siria, donde Teherán quiere establecer una frontera en cooperación con las milicias chiíes proiraníes.
Entre las operaciones de las que Khodayar y su gente fueron responsables en los últimos tres años se encuentran los asesinatos de israelíes en Tanzania, Ghana y Senegal, así como un ataque a una institución israelí en Bogotá, la capital de Colombia.
Además, también hubo intentos de asesinato de empresarios y personal de alta tecnología en Chipre, un intento de asesinato en Georgia y un ataque a la embajada israelí en Azerbaiyán.
4 צפייה בגלריה
Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán marchan durante el desfile militar anual que marca el aniversario del inicio de la devastadora guerra de 1980-1988 con el Irak de Saddam Hussein, en la capital, Teherán.
Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán marchan durante el desfile militar anual que marca el aniversario del inicio de la devastadora guerra de 1980-1988 con el Irak de Saddam Hussein, en la capital, Teherán.
Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán marchan durante el desfile militar anual que marca el aniversario del inicio de la devastadora guerra de 1980-1988 con el Irak de Saddam Hussein, en la capital, Teherán.
(AFP)
También hubo un intento de asesinato del cónsul israelí en Estambul (Turquía) por parte de un agente que, según fuentes extranjeras, había sido capturado recientemente por agentes del Mossad en Irán. Fue interrogado por ellos y supuestamente dijo que, además del cónsul, debía asesinar también a un general estadounidense y a un religioso francés, entre otros objetivos.
Por tanto, no es de extrañar que, tras años de actuación de Khodayar como oficial de alto rango en la Unidad 840, funcionarios de la región hayan llegado a la conclusión de que ya no es posible no desactivar preventivamente esta bomba de relojería. La preocupación era que un día pudiera ser capaz de burlar a la inteligencia israelí y ejecutar con éxito uno de sus planes.
Es probable que, para minimizar la probabilidad de que esto ocurra, se haya decidido eliminarlo antes de que pueda causar algún daño.
El presidente iraní, Ebrahim Raisi, expresó este lunes sus condolencias a la familia de Khodayar y señaló con el dedo acusador a la "arrogancia global", término utilizado para describir a Estados Unidos y sus aliados, incluido Israel.
Según Raisi, "aquellos que fueron derrotados en la batalla por las fuerzas que defienden los lugares sagrados de los musulmanes chiíes en Siria, expresan su frustración con tales asesinatos".
El presidente subrayó que los funcionarios de seguridad iraníes "seguramente vengarán a los criminales que están detrás de la muerte del mártir".
4 צפייה בגלריה
El coche donde fue asesinado el coronel iraní.
El coche donde fue asesinado el coronel iraní.
El coche donde fue asesinado el coronel iraní.
(Ynet)
Pero mientras tanto, están tratando de lidiar con la vergüenza y la humillación que sufrieron como resultado del asesinato.
Es muy probable que el informe semioficial de Irán del domingo de que los miembros de una red de servicios de inteligencia israelíes habían sido expuestos y arrestados por la IRGC, fuera un intento desesperado de cubrir esa vergüenza.
Este no fue el primer asesinato con éxito llevado a cabo por fuerzas extranjeras en suelo iraní, lo que hace pensar que el régimen se esfuerza por frustrarlas, lo que a su vez puede envalentonar a los elementos de la oposición en el país.
Comentarios 0